Malu, la hija de Michel Salgado y nieta de Lorenzo Sanz, comienza su carrera como cantante

‘Mis padres siempre supieron que iba a dedicarme al mundo artístico por cómo era y cómo soy’, asegura la primogénita del exjugador del Real Madrid

HOLA 4002 MALU SALGADO

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Siempre ha sentido pasión por la música. De hecho, siendo muy pequeña, ya acudía a musicales con su madre y su abuela Mari Luz, veía una y otra vez las películas de Marisol junto a su tía Pili (la hermana mayor de su padre) y ahora, a sus dieciocho años, que cumplió el pasado 4 de enero, acaba de firmar con RedOne, productor de artistas como Lady Gaga y Jennifer López y del himno ‘Hala Madrid… y nada más’, que sonó cuando el Real Madrid ganó su décima Copa de Europa.

Malu está cumpliendo sus metas y se abre paso en la música. Así, sin apellidos, porque la primogénita del exfutbolista Michel Salgado y Malula Sanz, hija del recordadoLorenzo Sanz, expresidente del club blanco, quiere ser ella misma e ir paso a paso en su carrera como cantante. Un ascenso, peldaño a peldaño, que está consiguiendo con mucho tesón y esfuerzo.

HOLA 4002 MALU SALGADO©RRSS
Malu, la primogénita del exjugador del Real Madrid Michel Salgado y Malula Sanz, cumplió la mayoría de edad el pasado 4 de enero. Desde los nueve años, vive en Dubái, donde compagina la música con sus estudios de Sociología y Política.

—¿Cómo surgió tu pasión por la música? ¿Eras de esas niñas que cantaba en las fiestas?

—Sí, siempre lo he hecho. Y lo sigo haciendo. Mis padres siempre me piden que cante en las comidas o cenas familiares y, por mucho que pasen los años, a todos se les sigue cayendo la baba como si fuese la primera vez que me escuchan (risas).

—¿Alguien de tu familia había tenido vena artística?

—Nadie. Todos se han dedicado al deporte, pero mis padres sienten casi la misma pasión que yo por la música y mi madre canta increíblemente bien.

—¿Cómo reaccionaron cuando les dijiste que querías ser cantante?

—Yo creo que siempre supieron que iba a dedicarme al mundo artístico por cómo era y cómo soy. De hecho, mi abuela siempre ha dicho que ‘nací para ser artista’.

“Todos se han dedicado al deporte, pero mis padres sienten casi la misma pasión que yo por la música, y mi madre canta increíblemente bien”

—¿Cuándo decidiste iniciarte en esta aventura?

Sinceramente, no hubo un momento concreto, porque, como ya he dicho, desde siempre he tenido esta pasión. Eso sí, mi decisión por trabajar duro y por lograr mis sueños ha ido aumentando a lo largo de los años. En el colegio, cuando preguntaban “¿qué queréis ser de mayor?”, yo siempre contestaba que quería ser cantante mientras que mis amigos decían que querían ser abogados, doctores, arquitectos o que aún no lo sabían. La gente se reía un poco de mí y me decía que eso sería imposible, pero me daba igual. Siempre he sido muy determinada y nunca me rendí. Después, cuando vieron que mi deseo no se esfumó con el paso de los años, empezaron a tomarse más en serio.

—A veces, ser hija de alguien tan famoso, como es tu padre, pesa o es una gran ayuda, ¿cómo es tu caso?

Ser hija de mi padre es todo un orgullo y ver todo lo que ha logrado y que me cuente historias del Madrid en su época es lo mejor. Pero, al fin y al cabo, es mi padre y solo eso. Está claro que tiene sus ventajas, pero mis hermanos y yo, al ser quienes somos, siempre tenemos que dar el 1000% en vez del 100% para demostrarle a la gente que valemos por nosotros mismos y no por ser hijos de alguien famoso. Tener los apellidos Salgado Sanz es un privilegio, pero tampoco podemos dejar que nos definan.

HOLA 4002 MALU SALGADO©@therealsalgado
Malu con sus padres y sus dos hermanos, Miguel, de dieciséis años, y Alan, de once.

—¿El fútbol te ha atraído alguna vez?

Nunca. Para eso están mis hermanos pequeños jajaja. De hecho, Miguel lleva desde los trece años viviendo solo en Vigo, donde juega con el Celta. Ya tiene dieciséis y lo admiro muchísimo. Está trabajando muy duro y le han subido al Juvenil B este año.

—¿Llegaste a cantar para tu abuelo Lorenzo, fallecido hace un año?

—Sí, siempre me pedía que cantara para él. La primera vez fue en la fiesta de su setenta cumpleaños. Yo tenía once años y le canté Don’t Stop Me Now, de Queen. Me acuerdo que se emocionó muchísimo. Cuando le mandaba cualquier vídeo cantando, lo veía por lo menos mil veces y luego se lo enseñaba a todos sus amigos, muy orgulloso. De hecho, cuando participé en La Voz Kids y me eliminaron, se negó a seguir viendo el programa, a pesar de que a mi abuela le encantaba.

—¿Cómo fue esa experiencia?

—La experiencia fue única, aunque nunca pensé en participar en un concurso así. No quería. Me convenció mi familia diciéndome que no tenía nada que perder. La verdad es que aprendí mucho y conocí a gente espectacular. Creo que lo más irreal fue cantar con Bisbal. Fue increíble.

“Mi abuelo siempre me pedía que cantase para él”

—¿Son positivos para el artista estos concursos?

Sinceramente, creo que estos concursos pueden ser muy buenos para dar a conocer a los concursantes pero, por otro lado, la gente se olvida de ellos muy rápidamente, incluso cuando ganan a no ser que tengan cosas como Bisbal o Aitana. Yo, por ejemplo, no volvería a participar en un concurso así, pero entiendo perfectamente que la gente lo haga.

—¿Qué tipo de canción te gusta inter­pretar?

—Me encantan las canciones de pop, R&B, hip-hop, jazz, soul e incluso rock. También el flamenco, aunque no tengo voz para ello. Ahora estoy grabando música con Red­One y mi agente, Mark Walton, está buscando discográficas.

HOLA 4002 MALU SALGADO©RRSS
Una imagen de la joven en su faceta de cantante.

—¿También compones, escribes?

Escribo un poco, sobre todo lo que siento, veo y experimento. Pero componer no se me da bien. Estoy aprendiendo a hacerlo.

—¿Qué influencias musicales tienes?

Mis influencias musicales vienen principalmente por la música que me enseñaban y enseñan mis padres: Queen, Michael Jackson, Tina Turner, Prince, James Brown... De mi generación también tengo muchas, pero principalmente The Weeknd, Rosalía, Beyoncé, y The Killers.

—Compaginas la música con la carrera de Sociología y Política, ¿cómo van tus estudios?

—Ahora mismo estoy tomándome un año de descanso por la COVID-19 y me he centrado en lo que más me gusta, la música.

“Ahora estoy grabando música con Red­One y mi agente, Mark Walton, está buscando discográficas”

—También has estudiado interpretación.

—Es que es un mundo que también me fascina. De hecho, mi familia me dice que siempre he sido un poquito dramática. Pero, primero, quiero ser cantante y, después, probaré suerte como actriz.

—Vives en Dubái desde los nueve años, ¿dónde te ves en un futuro próximo?

—Por ahora estoy muy cómoda en Dubái, pero sí me encantaría mudarme a Nueva York, que me parece una ciudad única, o volver a Madrid dentro de un par de añitos. Pero eso ya se irá viendo a medida que vaya pasando el tiempo.