Antonio Banderas revela el contratiempo de última hora que ha sufrido antes de presentar los Goya

El actor malagueño y la periodista María Casado han presentado 'una gala de homenaje, familiar y cercana' desde el Teatro Soho CaixaBank de Málaga

Por Paloma Anaya

Antonio Banderas, un año después de alzarse con el Goya por Dolor y gloria, regresa a su tierra, con su gente y en su teatro para presentar la gala más difícil de los Goya debido a la pandemia. El actor y cineasta soñaba con este momento, tras haber ganado un 'cabezón' como mejor actor y otro de Honor en 2015 a toda su carrera, y ha cumplido su deseo de la mano de la presentadora María Casado, en la que confió tras su inesperada salida de Televisión Española.  Con la ilusión y los nervios propios de esas primeras veces, se han estrenado como presentadores, directores y guionistas de la gala de los Goya y han puesto todo de su parte para que la noche sea perfecta tanto en el teatro Soho Caixa Bank de Málaga, como en el resto de hogares de todos los nominados y participantes de esta velada inolvidable que ha sido la del Covid. "Queremos que sea una noche de homenaje, algo familiar, cercano, ese es nuestro principal objetivo", confesaron María y Antonio mientras templaban los nervios sobre la alfombra roja. "Aquí estamos! Listos para celebrar nuestro cine!".

-Las estrellas desfilan por la alfombra roja más atípica de la historia de los Goya

Los maestros de ceremonias han destacado la infinidad de mensajes de aliento que han recibido desde lugares de todo el mundo. "Hay que pensar en lo que nos ha acompañado el arte en general en esta pandemia", confiesa Casado. "No queremos volverle la espalda a la vida, pero sí apuntar un rayo de esperanza", apunta Banderas, asegurando que no hay que olvidar la realidad actual, aunque sí hay que intentar disfrutar. "Hay gente en el cine que está sufriendo muchísimo...Queremos poner de relieve a nuestra gente. Los protagonistas de esta noche son los nominados", ha añadido el protagonista de El Zorro.

Un cambio de look a última hora
Para su gran noche, María Casado ha confiado en Pronovias para deslumbrar con un diseño realizado en exclusiva para ella. Una creación única y de tendencia, cuyos detalles ha desvelado ¡HOLA!, mientras que Antonio Banderas ha lucido un esmoquin en color berenjena, que ha acompañado de una camiseta en pico, cuya elección no estaba prevista, tal y como él mismo ha confesado. "Me he peleado con la camisa que iba a llevar y he tenido que salir con una camiseta. Así que aquí estoy en camiseta y tan bien", ha explicado a los micrófonos de Televisión Española. Finalmente, el presentador ha logrado solucionar ese contratiempo y ha cambiado de look, apareciendo sobre el escenario con el esmoquin, pero con una camisa negra de cuello mao en lugar de su primera opción más desenfadada.

-¿Qué podemos esperar de una gala tan atípica y diferente a las anteriores?

Han sido semanas de intenso trabajo y mucha reflexión en cuanto al formato híbrido de la gala, presencial y virtual al mismo tiempo.  Los nominados han participado telemáticamente desde sus casas, como ha ocurrido en otras entregas de premios como los Globos de Oro.  "Queremos ser muy conscientes de que hay que cumplir todos los protocolos, no solamente para la protección de la gente que va a asistir a la gala, sino también para lanzar un mensaje a todos esos colectivos que se están enfrentando en esta lucha contra el virus", adelantó Banderas.

Mario Casas, uno de los nominados de la noche, ha querido agradecerle a Antonio Banderas todo lo que ha hecho por el cine español y ha lamentado no estar junto a él en su gran noche. "Es una pena no poder estar ahí. Mi primera película fue con Banderas, El camino de los ingleses, y nos queremos mucho. Me ha visto crecer, es alguien a quién admiro y lo da todo por el cine español. Solo podemos darle las gracias", declaró el actor coruñés, nominado al Goya por No matarás, y que finalmente se ha alzado esta noche con su primer galardón.

Del mismo modo se ha querido rendir un homenaje a las víctimas del coronavirus, a todos los que hacen posible el cine y al público. "El cine lo hacemos todas y todos", y se ha puesto en valor que las películas son un trabajo en equipo y la labor imprescindible de los técnicos. Y como gran alicente de la velada, treinta estrellas de Hollywood como Robert de Niro, Al Pacino, Dustin Hoffman, Salma Hayek y Charlize Theron han enviado saludos y mensajes de apoyo al cine español desde diversas partes del mundo, pero el que más nos ha emocionado ha sido el de Melanie Griffith.