Los amores de película de Jane Fonda: así habló con ¡HOLA! de sus tres divorcios

La actriz de 83 años, premiada con el Globo de Oro honorífico, ha llevado una vida fascinante marcada por grandes historias de amor y desamor

Portada Hola . Jane Fonda.

Jane Fonda es una leyenda viva de Hollywood, una de las divas que han hecho historia en la gran pantalla y ahora, a sus fabulosos 83 años, regresa con fuerza a las citas más importantes y glamurosas la meca del cine: los Globo de Oro.Ella es la protagonista de la 78º edición de los premios que otorga la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood - que este año es muy diferentes a causa de la pandemia-, donde recoge el galardón honorífico por su larga carrera, el llamado Cecil B. DeMille. Con motivo de su regreso a las grandes noches del cine, repasamos los grandes amores y dramas que marcaron su vida, dignos de un guion de película de Oscar y que ella contó a ¡HOLA! en primera persona. Relatos únicos de una mujer de portada que ha hablado con en sus momentos felices y también en los complicados y ha compartido secretos que hoy recuperamos sobre los cuatro hombres que dejaron una profunda huella en su corazón.

En 1967, una impresionante Jane Fonda se asomaba a nuestra portada con la noticia de que había tenido que interrumpir el rodaje de Barbarella “agotada de las torturas a las que la somete el director”, que era su segundo marido, Roger Vadim –se casaron en La Vegas en 1965-, quien la convirtió en un sex symbol. Ella comenzaba su carrera y era conocida por ser hija del laureado actor Henry Fonda y él era un director de éxito, que había estado casado con Brigitte Bardot y tenía un hijo con Catherine Deneuve. Un año después, en 1968, nacía su primera hija y juntas posaban en las páginas de nuestra revista. A finales de los sesenta, se separaba del cineasta galo, de quien se terminaría divorciando años más tarde, en 1973.

Jane Fonda es una leyenda viva de Hollywood, una de las divas que han hecho historia en la gran pantalla y ahora, a sus fabulosos 83 años, regresa con fuerza a las citas más importantes y glamurosas la meca del cine: los Globo de Oro.Ella es la protagonista de la 78º edición de los premios que otorga la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood - que este año es muy diferentes a causa de la pandemia-, donde recoge el galardón honorífico por su larga carrera, el llamado Cecil B. DeMille. Con motivo de su regreso a las grandes noches del cine, repasamos los grandes amores y dramas que marcaron su vida, dignos de un guion de película de Oscar y que ella contó a ¡HOLA! en primera persona. Relatos únicos de una mujer de portada que ha hablado con en sus momentos felices y también en los complicados y ha compartido secretos que hoy recuperamos sobre los cuatro hombres que dejaron una profunda huella en su corazón.

Portada Hola . Jane Fonda.©Archivo ¡HOLA!
Portada de ¡HOLA! de 1967

En 1967, una impresionante Jane Fonda se asomaba a nuestra portada con la noticia de que había tenido que interrumpir el rodaje de Barbarella “agotada de las torturas a las que la somete el director”, que era su segundo marido, Roger Vadim –se casaron en La Vegas en 1965-, quien la convirtió en un sex symbol. Ella comenzaba su carrera y era conocida por ser hija del laureado actor Henry Fonda y él era un director de éxito, que había estado casado con Brigitte Bardot y tenía un hijo con Catherine Deneuve. Un año después, en 1968, nacía su primera hija y juntas posaban en las páginas de nuestra revista. A finales de los sesenta, se separaba del cineasta galo, de quien se terminaría divorciando años más tarde, en 1973.

Portada Hola . Jane Fonda.©Archivo ¡HOLA!

En enero de ese mismo año, se volvió a casar con el abogado y líder pacifista, Tom Hayden. Seis meses después de su boda, nació su hijo Troy. Con su segundo marido y sus dos hijos, protagonizó un excepcional reportaje en 1978, poco después de resultar nominada para el Oscar. En esa ocasión no se lo llevó, pero sí al año siguiente, por Coming Home -la segunda estatuilla, tras la de 1972 por Klute-. Su historia de amor con Hayden llegó a su punto final diecisiete años más tarde, pero que siempre mantuvo un buen recuerdo de él y una buena relación. “Sigo llevando el anillo de mi segundo marido”, nos revelaba en el año 2001.

“A veces, para crecer no puedes seguir viviendo en la misma casa con la misma persona. Yo he cambiado, y no todos los hombres que he conocido han sido capaces de hacer ese viaje conmigo”
Jane Fonda entrevista hola©Archivo ¡HOLA!
Jane Fonda nos recibió en su apartamento de Georgia (EE.UU.), tras su separación de Ted Turner.

El 21 de diciembre de 1991, el día de su 54 cumpleaños, se casó con su tercer marido, el magnate de la televisión Ted Turner, de quien se divorciaría diez años después. Era la tercera vez que ambos contraían matrimonio y vivieron una bonita historia juntos. Al terminar, ella estuvo un año viviendo en un pequeño apartamento que formaba parte de una vieja fábrica de algodón en Atlanta (Georgia. Estados Unidos). Allí nos recibió y nos concedió la primera entrevista tras su separación. “El amor de verdad no se acaba nunca. Un romance se acaba, un enamoramiento se acaba... Yo siento verdadero amor por Ted. Pienso que el amor es acumulativo. Cuanto más amor puede contener tu corazón, más capaz eres de amar”, decía emocionada.

Pdf. Hola 2960. Mayo 2001. Jane Fonda con su hijo Troy Garity y su novia, la diseñadora Laura Mikeal Bridge, en su casa de Atlanta.©Archivo ¡HOLA!
Pdf. Hola 2960. Mayo 2001. Jane Fonda con su hijo Troy Garity y su novia, la diseñadora Laura Mikeal Bridge, en su casa de Atlanta.©Archivo ¡HOLA!
Pdf. Hola 2960. Mayo 2001. Jane Fonda con su hijo Troy Garity y su novia, la diseñadora Laura Mikeal Bridge, en su casa de Atlanta.©Archivo ¡HOLA!
Pdf. Hola 2960. Mayo 2001. Jane Fonda con su hijo Troy Garity y su novia, la diseñadora Laura Mikeal Bridge, en su casa de Atlanta.©Archivo ¡HOLA!
Pdf. Hola 2960. Mayo 2001. Jane Fonda con su hijo Troy Garity y su novia, la diseñadora Laura Mikeal Bridge, en su casa de Atlanta.©Archivo ¡HOLA!
Pdf. Hola 2960. Mayo 2001. Jane Fonda con su hijo Troy Garity y su novia, la diseñadora Laura Mikeal Bridge, en su casa de Atlanta.©Archivo ¡HOLA!
Pdf. Hola 2960. Mayo 2001. Jane Fonda con su hijo Troy Garity y su novia, la diseñadora Laura Mikeal Bridge, en su casa de Atlanta.©Archivo ¡HOLA!
Pdf. Hola 2960. Mayo 2001. Jane Fonda con su hijo Troy Garity y su novia, la diseñadora Laura Mikeal Bridge, en su casa de Atlanta.©Archivo ¡HOLA!
Pdf. Hola 2960. Mayo 2001. Jane Fonda con su hijo Troy Garity y su novia, la diseñadora Laura Mikeal Bridge, en su casa de Atlanta.©Archivo ¡HOLA!
Pdf. Hola 2960. Mayo 2001. Jane Fonda con su hijo Troy Garity y su novia, la diseñadora Laura Mikeal Bridge, en su casa de Atlanta.©Archivo ¡HOLA!
Pdf. Hola 2960. Mayo 2001. Jane Fonda con su hijo Troy Garity y su novia, la diseñadora Laura Mikeal Bridge, en su casa de Atlanta.©Archivo ¡HOLA!

La actriz reveló a ¡HOLA! los motivos que les llevaron a tomar caminos separados: “A veces, para crecer no puedes seguir viviendo en la misma casa con la misma persona. Yo he cambiado, y no todos los hombres que he conocido han sido capaces de hacer ese viaje conmigo”. Y añadía: “La convivencia es como una planta. La tienes en una maceta, y de pronto esa maceta ya no le va y tienes que ponerla en otra. Ahora mismo, yo me he vuelto a plantar en mi propia maceta”.

Sobre los hombres que marcaron su vida, Jane destacaba: “Soy una mujer con inteligencia, con mucha energía y con una gran curiosidad intelectual, así que necesito a mi lado un hombre queme estimule, que me interese y junto al que poder aprender nuevas cosas. Mis tres maridos, que eran muy diferentes, eran lo que se dice ‘hombre alfa’, hombres muy poderosos internamente”.

“El amor de verdad no se acaba nunca. Un romance se acaba, un enamoramiento se acaba... Yo siento verdadero amor por Ted”

Y confesaba una de las razones por las que se enamoró de Ted: “Quería tanto a Ted, mi marido porque usa su riqueza y su fama para intentar abordar el problema de la pobreza en el mundo. Y yo procuro hacer lo mismo. Es cierto que siempre he sido una privilegiada. Me he criado en la clase media alta y tengo muchas cosas materiales. Pero también entiendo los problemas personales que todos podemos tener”. Y concluía: “Una separación o un divorcio no implican necesariamente un fracaso: representan un cambio”.

22/01/2015. Premios Oscar. Richard Perry y Jane Fonda.©GTres
Jane Fonda y Richard Perry en una de las fiesta de los Oscar, en 2015.

En 2009, Jane Fonda se enamoraba de nuevo, de un hombre que no era nuevo para ella y nos lo presentó en estas mismas páginas, el productor musical Richard Perry. Iniciaba ilusionada una relación, que llegó a su fin en 2017, que comenzó de una forma muy especial. “Le vi por primera vez hace treinta y cinco años. Pensé que era mono, pero nada más. ¡Yo estaba casada!», relataba.

“Mis tres maridos, que eran muy diferentes, eran lo que se dice ‘hombre alfa’, hombres muy poderosos internamente”

Pero el destino quiso que se volvieran a encontrar, aunque todavía no era su momento: “Diez años después de conocernos, nos encontramos en una fiesta en Aspen. Bailamos sin parar toda la noche, pero no volví a verle hasta... veinticinco años después”. Entonces fue la actriz Carrie Fisher quien hizo de celestina y consiguió que tuvieran una cita, donde surgió la magia y un nuevo capítulo en la vida de esta gran estrella.