Sacha Baron Cohen

Globos de Oro 2021

Sacha Baron Cohen consigue un récord 'de cine' con el humor como arma de reivindicación

El actor ha igualado históricamente con Helen Mirren y Jamie Foxx en cuanto al número de nominaciones en una sola convocatoria

por Marina Ortiz Cortés

Si a un cinéfilo le preguntaran por un actor cómico e irreverente, muchos podrían pensar rápidamente en Sacha Baron Cohen, protagonista de la saga Borat. Quizás algunos se sorprenderían al saber que este artista de 49 años ha igualado el récord de los Globo de Oro al ser nominado en tres categorías diferentes este año. Su nombre ha salido como mejor actor secundario por la película de Netflix El juicio de los 7 de Chicagomejor película musical o de comedia y mejor actor del mismo género por Borat, siguiente película documental, disponible en Prime Video.

VER GALERÍA

Con estas tres nominaciones se ha puesto al nivel de Helen Mirren y Jamie Foxx, que ya en el pasado habían conseguido igualar esta cifra en un mismo año. Cada uno tiene registros totalmente diferentes, pero lo cierto es que forman parte de un podio especial como parte de los Globos de Oro. Por supuesto la dama británica, que se hizo con esta hazaña en 2007 por The Queen, la serie Elizabeth I y la miniserie Principal sospechoso: último caso, lleva ventaja con una carrera de más de 50 años de carrera y habiendo sido nombrada hasta en quince ocasiones por parte de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood. 

Este actor británico, que está casado con la también intérprete Isla Fisher desde 2010 y con quien tiene tres hijos, comenzó su carrera en los noventa y ha conseguido hacerse un nombre no solo ante las cámaras, sino también como guionista y productor ejecutivo. Ali G anda suelto fue su primera película dando vida a Borat, el irreverente personaje que cumplirá dos décadas el próximo año y que sigue tan juvenil como el primer día. Al más puro estilo de Mr Bean, su interpretación sobrepasa universos cinematográficos y no necesita estar en un mismo escenario para aportar su chispa.

En 2006, Sacha ganó su primer Globo de Oro por su interpretación en Borat y, aunque había dudado seriamente sobre si hacer o no una nueva versión del conocido personaje para el infame año de la pandemia, finalmente se animó al considerar que la actualidad le daba "relevancia renovada". "Sentí que la democracia estaba en peligro, igual que la vida de la gente, así que me sentí inspirado para acabar el filme", aseguró en una entrevista con Variety el pasado mes de enero.

VER GALERÍA

Usar el humor como forma de protesta pacífica

Sobre su interpretación de Abbie Hoffman, un personaje real en El juicio de los 7 de Chicago, el artista asegura que lo hizo porque se sentía identificado con el uso del humor como una influencia positiva en la gente: "Él sabía que haciendo un monólogo podría tener más impacto en la gente y su intención era conseguir que la gente se sometiera a riesgos terribles al luchar en la guerra de Vietnam", aseguró en la misma entrevista. "Usaba el humor para inspirar a sus seguidores y se dio cuenta de que la absurdez era una manera de minimizar las situaciones que le parecían corruptas". En conversación con Anthony Mason en CBS This Morning explicó que su personaje le pareció "increíblemente divertido y carismático", además de valiente por estar listo para "dar su vida" con la intención de luchar contra las injusticias. 

Precisamente, Sacha Baron Cohen considera a Abbie Hoffman una inspiración, puesto que él también utiliza el sentido del humor como una "forma de protesta pacífica" en un mundo que, según él, está lleno de odio. Con Borat quiso hacerlo, llegando a poner su vida en riesgo con algunos rodajes durante manifestaciones, teniendo que utilizar chaleco antibalas en algunas escenas. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie