Casas de leyenda

El refugio de Tita Thyssen en La Moraleja, donde se ha gestado el millonario acuerdo por su colección de arte

En julio de 1989 los barones Thyssen abrían las puertas de su hogar a ¡HOLA!

Los barones Thyssen enseñan su casa de la Moraleja

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

En julio de 1989 los barones Thyssen recibían a ¡HOLA! en su nueva casa de La Moraleja de Madrid, la misma en la que ahora se ha gestado el histórico acuerdo que asegura la permanencia de la colección de Carmen Cervera en España. El pasado 29 de enero, a punto de expirar la enésima prórroga, se pacto un contrato de 15 años, a razón de 6,5 millones de euros al año para las 427 obras que conforman en fondo, incluido el Mata Mua de Paul Gauguin que, en aquel 1989, recién llegado a la capital española, tras haberlo comprado en subasta el barón (el 10 de mayo en Sotheby’s de Nueva York) por 2.831 millones de pesetas de los de entonces, colgaba en la pared del salón principal de la residencia. Varios coches de policía y un helicóptero vigilaron el traslado de la valiosa obra de arte, que días después quedaría expuesta en el Museo Reina Sofía durante un mes.

Los barones Thyssen enseñan su casa de la Moraleja©Archivo ¡HOLA!

La imponente mansión había sido adquirida por los barones el otoño anterior y nos recibieron esa misma Navidad con Borja al lado del árbol de Navidad, que posteriormente pasarían en Villa Favorita, su espectacular propiedad de Lugano. Pero ese verano de 1989 fue cuando realmente pudimos visitar las estancias de la residencia, de dos mil metros cuadrados, rodeados de otros treinta y cinco mil de terreno. En aquel momento Heini Thyssen-Bornemisza y Tita trasladaban a ¡HOLA! su decisión de trasladar su residencia a España. Tan solo unos meses antes se había producido el gran e histórico acuerdo con el Gobierno español para que su colección viniera a nuestro país, y que supuso que una de las colecciones privadas más importantes del mundo, con setecientas obras, estuvieran en España.

Los barones Thyssen enseñan su casa de la Moraleja©Archivo ¡HOLA!
Los barones Thyssen enseñan su casa de la Moraleja©Archivo ¡HOLA!
Los barones Thyssen enseñan su casa de la Moraleja©Archivo ¡HOLA!
Los barones Thyssen enseñan su casa de la Moraleja©Archivo ¡HOLA!

“Al comprar la casa, mi marido me dijo que él no ‘veía’ en ella sus cuadros y los muebles de época que íbamos a traer del castillo inglés de Daylesford. Yo le respondí: “Te haré una casa intemporal estilo tailandés”. Y la he hecho. Me he rodeado de artistas, decoradores, especialistas…pero todo se ha hecho a mi manera, que es como me gusta hacer las cosas, aunque quizá me equivoque”. “Nuestra idea -nos contaba Tita- es pasar aquí la mayor parte del año. Tenemos muchas casas en todo el mundo, peor este es ya nuestro verdadero hogar. A mi marido le encanta Madrid, en Madrid estará la colección y el clima también nos encanta”. El matrimonio Thyssen inauguró su nuevo hogar con una gran fiesta organizada en honor al conde de Barcelona, al que asistió el rey Juan Carlos, además de otras setenta persona de las aristocracia, las artes y las letras.

Los barones Thyssen enseñan su casa de la Moraleja©Archivo ¡HOLA!
Los barones Thyssen enseñan su casa de la Moraleja©Archivo ¡HOLA!
Los barones Thyssen enseñan su casa de la Moraleja©Archivo ¡HOLA!
Los barones Thyssen enseñan su casa de la Moraleja©Archivo ¡HOLA!
Los barones Thyssen enseñan su casa de la Moraleja©Archivo ¡HOLA!
Los barones Thyssen enseñan su casa de la Moraleja©Archivo ¡HOLA!
Los barones Thyssen enseñan su casa de la Moraleja©Archivo ¡HOLA!
Los barones Thyssen enseñan su casa de la Moraleja©Archivo ¡HOLA!
Los barones Thyssen enseñan su casa de la Moraleja©Archivo ¡HOLA!
Los barones Thyssen enseñan su casa de la Moraleja©Archivo ¡HOLA!
Los barones Thyssen enseñan su casa de la Moraleja©Archivo ¡HOLA!
Los barones Thyssen enseñan su casa de la Moraleja©Archivo ¡HOLA!
Los barones Thyssen enseñan su casa de la Moraleja©Archivo ¡HOLA!