Robbie Williams

El gran susto de Robbie Williams que casi le lleva a la muerte

Ha revelado que la causa estuvo en una dieta muy estricta

por Gtresonline

Robbie Williams, uno de los cantantes más conocidos a nivel internacional, ha confesado en una entrevista en Radio X que estuvo a punto de morir a causa de una intoxicación por mercurio y arsénico mientras realizaba una dieta estricta rica en pescado. El artista, que ahora tiene 46 años, desvelaba además que solo había ido al médico a hacerse pruebas por la insistencia de su mujer, la actriz Ayda Field. Fue en 2017 cuando inició una dieta vegana y, aunque esde entonces no había cambiado su rutina alimenticia, en los últimos meses decidió introducir nuevos alimentos como carne y pescado, convirtiéndose este último en el elemento principal de su dieta. "Comía pescado dos veces al día y cuando finalmente acudí a que me examinara el doctor y tuvimos los resultados de las pruebas, me dijo que tenía la intoxicación por mercurio más alta que había visto", explicaba el exintegrante de Take that. 

VER GALERÍA

¿Preparando su oído musical? Robbie Williams canta a su bebé Beau mientras le arrulla

"¿Sabes lo que pensé cuando escuché eso? ¡Gané! Así es como funciona mi ego. Tengo el índice más alto, ¡literalmente gané el premio Mercury!", comentaba Robbie en un tono distendido pero no alejado de lo que sintió en aquel momento cuando se enteraba de su estado de salud. Además, el artista no dudaba a agradecer a su mujer que le hubiera insistido para ir a consulta: "Realmente me hicieron la prueba de mercurio porque mi esposa es muy neurótica y se hace todo tipo de pruebas todo el tiempo. Solo puedo dar gracias a Dios porque podría haber muerto por envenenamiento por mercurio y arsénico", continuaba. Pero no solo eso, el intérprete de Love my life debe estar continuamente pendiente de su estado de salud y hacerse pruebas para ver cómo se encuentra. En 2017 el cantante dejaba muy preocupados a sus fans tras cancelar varios conciertos y confesar la dura batalla que estaba librando contra su enfermedad.

VER GALERÍA

El tierno momento en el que Robbie Williams se reencuentra con sus hijos tras la cuarentena

"Mi brazo se entumeció, no dejaba de salivar por un lado de la boca, tenía dolor de cabeza y problemas para respirar", aseguraba el cantante británico en aquel momento. Tras varios estudios, los médicos encontraron en su cerebro "algo que parecía una hemorragia", lo que hacía que se sintiera "confundido y asustado". Le recomendaron reposo y que no hiciera nada estresante durante un tiempo, por lo que estuvo alejado de los focos varios meses. "Tengo una enfermedad que quiere matarme y está en mi cabeza, así que tengo que protegerme de ella", revelaba en una entrevista al periódico The Sun. Parece que por ahora la afección está controlada y que el cantante solo deberá preocuparse por su alimentación si no quiere llevarse otro susto como el de estos días. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie