Gonzalo Miró

Gonzalo Miró recibe emocionado un premio en honor a su madre, Pilar Miró

El filme 'El perro del hortelano' de 1996 se ha llevado la Biznaga a la Película de Oro del Festival de Málaga

por Paloma Anaya

Gonzalo Miró también está en el Festival de Málaga. El próximo 29 de octubre se cumplirán 23 años de la muerte de Pilar Miró, y su hijo, que apenas tenía 16 años cuando falleció, ha sido el gran protagonista de un emotivo homenaje que se le ha rendido en el certamen. El festival ha exhibido la película El perro del hortelano, la penúltima película que dirigió Pilar Miró en 1996, un año antes de su fallecimiento a causa de un infarto de miocardio a los 57 años. La cinta, basada en la comedia homónima escrita por Lope de Vega, ha recibido en esta edición del certamen la Biznaga de la Película de Oro.

VER GALERÍA

Un detalle que no ha pasado desapercibido a su llegada a la ciudad andaluza ha sido la mascarilla que ha lucido Gonzalo Miró. A nadie le gusta la 'nueva normalidad', pero salvar vidas y protegernos los unos a los otros es fundamental y es lo que ha venido a decir Gonzalo Miró con su mensaje. 

Emotivo discurso

A la entrega del premio y posterior proyección de la película asistieron, además dos de los actores del filme Carmelo Gómez y Fernando Conde, Gonzalo Miró, que recogió emocionado esta distinción que otorga el festival y se mostró orgulloso por el gran legado que le dejó su madre. Recuerda todavía recuerda la ilusión que tenía la cineasta antes de sacar su proyecto adelante porque era "una auténtica apasionada del verso, de la literatura clásica española". "No entendía por qué los ingleses explotaban mucho sus clásicos en el cine, pero los españoles no lo hacíamos". Y quiso romper con ese molde a través de esta película.

VER GALERÍA

La película tuvo muchas complicaciones en su rodaje, aunque según Gonzalo, su madre insistió mucho en llevarla adelante y no se esperaba la buena acogida que tuvo. Pilar Miró triunfo con el filme en la XI edición de los Goya y la cinta se llevó siete Goyas de los doce a los que optaba.

Gonzalo Miró guarda dos recuerdos imborrables. Uno fue en el Festival de San Sebastián cuando pudo ver la película por primera vez, donde también recibió la sorpresa de leer la dedicatoria al final de la película –“A mi hijo Gonzalo”. Y el otro fueron las caras de alegría de todo el reparto y el resto del equipo cuando vivieron el estreno y fueron conscientes de tan buena acogida.

El perro del hortelano se estrenó en 1996 con un reparto de excepción. Desde Emma Suárez a Carmelo Gómez, Fernando Conde, Ana Duato, Juan Gea, Miguel Rellán, Ángel de Andrés López y Maite Blasco. La trama gira en torno a Diana (Emma Suárez), condesa de Belflor, es una joven perspicaz, impulsiva e inteligente. Está enamorada de Teodoro (Carmelo Gómez), su secretario, pero comprueba que éste ya está comprometido con la dama Marcela (Ana Duato). Movida por los celos y la envidia, todo su afán se centra en separar a los dos enamorados. Cuando consigue separarlos, su interés por Teodoro decae, sumiendo a éste en un gran estado de confusión, al no entender qué espera de él la condesa.

VER GALERÍA

Carmelo Gómez, visiblemente emocionado, manifestó la gran admiración que siempre profesó por Pilar Miró y aseguró que siempre que se sube a un escenario se acuerda de ella y la invoca, además de asegurar que es un "referente total y absoluto" que significó "mucho" en la vida y en la carrera del actor.

Tras este coloquio y la entrega de la biznaga por parte del director del festival, Juan Antonio Vigar, se presentó el libro La ternura y la máscara, dedicado a la trayectoria de la cineasta, que además del Goya a la mejor dirección por El perro del hortelano, ganó el Oso de Oro en la Berlinale por Beltenebros.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie