Casa de Toño Sanchís

Los planes de Belén Esteban para la casa que ganó a Toño Sanchís

La tertuliana no tiene intención de quedarse la propiedad, que consiguió en una subasta tras su litigio con su exrepresentante

por Gtresonline

El pasado 5 de marzo, Toño Sanchís abandonaba el que había sido su hogar en Villanueva del Pardillo definitivamente, lo que ponía punto y final al largo conflicto vivido por Belén Esteban y su exrepresentante. Sin embargo, la casa se encontraba en una situación lamentable. Tal y como explicó la propia tertuliana, se habían arrancado los enfuches, cortado cables, no había grifos, el estanque del jardín estaba completamente destrozado... Además de los múltiples desperfectos, el interior de la casa estaba salpicado de restos de comida, excrementos de perro o juguetes tirados. Belén se encontró con esta sucia y desconcertante estampa y ya aseguró en su momento que no se quedaría la casa como residencia.

VER GALERÍA

No ha sido hasta ahora que El Programa del Verano ha desvelado los verdaderos planes de la colaboradora con respecto a la propiedad. Tendría intención de hacer una inversión para acometer una profunda limpieza y reforma, con el fin de revalorizar el inmueble y volverlo a colocar en el mercado para sacar más dinero del invertido. "Quiere reformarlo y deshacerse del domicilio; lo va a vender y no lo quiere alquilar", ha asegurado una reportera del programa. Esta reforma ya estaría en marcha, se prolongaría a lo largo de todo el verano y, tal y como sostiene el espacio televisivo, el coste sería de 50.000 euros.

El programa se ha puesto en contacto con un experto inmobiliario para tantear a cuánto podría ascender el precio de la vivienda una vez reformada y se estima que estaría entre los 650.000 y 700.000 euros. Esta cantidad está por encima del precio que se pagó por ella por lo que, finalmente, podría ser una buena operación. A finales de 2018 Belén Esteban se hizo con el inmueble a través del Portal de Subastas de la Agencia Estatal del Boletín del Estado por 375.000 euros. A esta cantidad había que sumar la hipoteca pendiente de 260.000 y un año de gastos de comunidad que dejó en deuda.

VER GALERÍA

La guerra judicial entre Belén Esteban y Toño Sanchís se dilató cinco años después de que ella descubriera que el que era su manager se estaba apropiando de un porcentaje mayor del acordado. Una estafa que le acabó sentando en el banquillo y que se resolvió con la victoria de la colaboradora de Sálvame. Él perdió su casa y fue protagonista de una tormenta mediática de la que está intentando reponerse a nivel profesional, con nuevos rostros que nada tienen que ver con los que trabajaba hasta ese momento. Mientras, continúa rechazando suculentas ofertas televisivas.

Loading the player...

El momento en el que Toño Sanchís abandonaba el domicilio, el día 5 de marzo de 2020

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie