Ana María Aldón

El hambre pasa factura: Ana María Aldón se desespera y se enfrenta a Antonio Pavón

La diseñadora se desmoraliza después de numerosas e intensas jornadas de pesca fallidas

por Gtresonline

Los concursantes de Supervivientes 2020 no han tenido muy buena suerte pescando. El número de peces capturados en esta edición prácticamente pueden contarse con los dedos de las manos. Una situación que ha generado el desánimo y provocado que hayan tenido que buscar medios alternativos para conseguir alimento. En este sentido, el Pirata Morgan -una figura simbólica dentro del concurso que les premia o castiga según sus actuaciones- ha querido tener un acto de generosidad con los robinsones, que acaban de cumplir su primer mes en Honduras, al regalarles un kit de pesca Premium a cada grupo. Aunque en Playa Desvalida, el lugar al que los concursantes expulsados son enviados en calidad de desterrados, abundan los crustáceos, los peces tampoco pican. Algo que, unido al nuevo set de pesca, con anzuelos, hilo más resistente y gafas de bucear, ha provocado que los concursantes se echen a la mar en busca de alimento.

VER GALERÍA

Ana María Aldón ha sido una de las que más empeño ha puesto en su intento por pescar peces, sin embargo, la falta de resultados inmediatos acabó desgastando la paciencia de la diseñadora, que llegó incluso a reprimir duramente a su mejor amigo dentro de la isla, Antonio Pavón. La mujer de Ortega Cano decidió salir a pescar junto a Yiya y ambas encontraron un enorme banco de peces de considerable tamaño.

El diestro quiso unirse a ellas y, con sus gafas de bucear puestas, trató de ayudar a sus compañeras a avistar los peces. Sin embargo, la euforia del torero provocó el enfado de Ana María, que no dudó en cuestionar su ayuda. "Antonio, Antonio… aparta, que me los espantas", pedía mientras este se acercaba haciendo snorkel y ahuyentaba a los peces. "No quiero las gafas. Te estás poniendo muy cerca y los espantas. ¡Que no quiero las gafas! Quiero pescar a ese que está ahí merodeándome", decía ante el gesto de su compañero, que finalmente terminó marchándose.

VER GALERÍA

Pero tanto Yiya como Ana María tuvieron que salir pronto del agua, pues se quedaron sin cebo. "Esto es desmoralizante", se quejaban las concursantes ante su falta de éxito. "A mí esto me desmotiva mucho, me quita las ganas de todo", replicaba Ana María después de que Pavón tratase de animarlas diciendo que al día siguiente lo intentarían de nuevo. "Hoy la pesca en grupo… En principio iba todo fenomenal, hasta que nos hemos quedado sin carnada. Así que nada, otro día sin nada de pesca", manifestaba poco después mostrando su malestar ante las cámaras.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie