boris-becker-gtres1

¿A qué se dedican Noah y Elias, los hijos mayores de Boris Becker?

Ambos han heredado el gusto por el arte y la moda de su madre, la modelo y diseñadora Barbara Feltus

por Paloma Anaya

El mundo del deporte se reunió en Berlín para celebrar los premios LaureusEl extenista alemán Boris Becker acudió a esta entrega de premios muy bien acompañado de dos de sus hijos. Noah, de 26 años, y Elias, de 19, asistieron junto a su padre a la gala de estos prestigiosos galardones en el Verti Music Hall. Juntos posaron muy sonrientes para las fotos y llamó  la atención lo distintos y mayores que son ya los hijos de Boris Becker de su primer matrimonio con Barbara Feltus, la belleza germano-estadounidense con quien el deportista estuvo casado ocho años y mantiene una excelente relación.

VER GALERÍA

Poco o nada se parecen a su padre, que presumió con orgullo de ambos durante la gala del deporte. La leyenda del tenis siempre ha presumido de tez blanca, pelo rubio y ojos azules, mientras que sus hijos mayores parecen haber heredado el físico de su madre, de padre africano y madre alemana, así como su gusto por el arte y la moda. Tal vez Elias Balthasar es el que guarda algo más de similitues con su progenitor por la piel blanca y sus expresivos ojos azules. 

En lo que se refiere a su carrera profesional, ninguno de los dos ha decidido seguir los pasos de su padre en el tenis. Noah Gabriel es artista, diseñador y llegó a crear su propia marca de ropa. Desde niño supo que había heredado el talento artístico y musical de su madre. Trabaja como DJ y es habitual verle ofrecer sus sesiones en diferentes eventos en Alemania. Además, es pintor de murales a gran escala de intensos colores y motivos muy diversos. Entre sus clientes está Lenny Kravitz. El músico le pidió al hijo de Becker que decorara alguna de las paredes de su hogar en Brasil y Noah llegó a dirigir uno de los vídeos musicales del cantante 5 More Days 'Til Summer, en el que también sale su hermano Elias.

Hace tiempo el hijo mayor del triple campeón de Wimbledon salió en las noticias no por sus logros artísticos, sino por ser víctima de un tuit racista. Noah Becker presentó una demanda contra un  diputado del partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) que le llamó "pequeño seminegrata" en la red social . Esta fue su respuesta a unas declaraciones del hijo mulato de Boris quien lamentaba que Berlín era una "ciudad para blancos", donde alguien como él podía sufrir discriminación por el color de su piel, en comparación con capitales como Londres o París. Su padre pidió que no se pasara por alto este tipo de insultos y llamó a luchar contra el racismo. Noah finalmente ganó el juicio y tuvo que se indemnizado.

VER GALERÍA

Por su parte, Elias, de 19 años, desarrolla su carrera como modelo en la agencia Elite Model Management NYC y Select Model Management en Londres. A su corta edad ya ha trabajado para firmas como Faith Connection y ha desfilado para diseñadores como Michael Michalsky o Dolce Gabbana. Sin embargo, su verdadera pasión es el cine. Se mudó a Londres para estudiar dirección de cine e interpretación. "Realmente me siento cómodo cuando escribo guiones y dirijo mis propias películas. Todavía no estoy seguro de lo que quiero hacer como profesión, pero tiene que ser en la industria del cine. Ya sea en el camino del arte, dirigir la fotografía, ser director/productor, o tal vez incluso actuar sería genial". Actualmente está rodando su primer cortometraje y trabaja en el lanzamiento de una plataforma digital que reúne a jóvenes artistas de cine en Nueva York y Londres.

Además de Elias y Noah, Boris Becker es padre de otros dos niños. Amadeus Becker, de 10 años, fruto de su matrimonio con la ex modelo de origen holandés Sharlely (Lilly) Kerssenberg -de él sí dicen desde su nacimiento que es un "mini-Boris"- y de Anna Ermakova, de 19 años, nacida de un encuentro fugaz con la modelo rusa Angela Ermakova. El nacimiento de esta niña en el año 2000 desató la polémica y terminó con el primer matrimonio del alemán con Barbara Feltus, que además estaba embarazada de su segundo hijo, de ahí que ambos tengan la misma edad. No fue hasta el año 2007 cuando Boris reconoció  a Anna como su hija y ahora la joven se está labrando su carrera en el mundo de la moda. "Con el tiempo he crecido y soy feliz. Mi hija Anna es una de las mejores cosas que han pasado en mi vida. Estoy muy orgulloso de ella", reconoció su padre que aplaude cada uno de los logros de la joven que pronto cumplirá 20 años y se abre paso en el mundo de la moda.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie