Moustafá, refugiado Sirio, en Got Talent

Un refugiado Sirio, que perdió a su familia en la guerra, deja sin palabras al jurado de 'Got Talent'

Tras arrastrar un Jeep Hummer con su melena, Moustafa dio una lección de humanidad al jurado y a la audiencia

por Gtresonline

El programa de televisión Got Talent se ha convertido, durante sus tres años de emisión en España, en un espacio de referencia donde sus aspirantes derrochan talento en diferentes disciplinas: música, interpretación, deportes… Sin embargo, otro de los aspectos más destacados del programa en todo este tiempo ha sido el factor humano con el que muchos de sus concursantes han sabido tocar el corazón de la audiencia, pero, sobre todo, el de los jueces. Uno de los últimos en lograr dejar sin palabras al jurado ha sido Moustafá, un refugiado sirio que, durante el arranque de la última edición y simulando un rescate a las puertas del Teatro Alcalá, movía ni más ni menos que un Jeep Hummer sirviéndose únicamente de su cabello. Una habilidad que posteriormente fue valorada en el transcurso del espacio.

VER GALERÍA

Ya sobre el escenario, y a punto de ser juzgado por Risto Mejide, Paz Padilla, Dani Martínez y Edurne, el aspirante contaba al público su estremecedora historia hasta poder llegar a las audiciones del concurso. Sirviéndose de un traductor relató cómo, por culpa de la cruenta guerra que azotaba su país, había perdido a toda su familia (su mujer, sus cuatro hijos y su padre) en un mismo día. Un desenlace que le hizo buscar una vida mejor en nuestro país: "He esperado tres años para vivir este momento y doy gracias a Dios y a mis amigos desde Córdoba a Bilbao que me han ayudado a poder estar aquí esta noche". Seguidamente, relataba cómo era su vida antes de vivir su particular drama: "Yo tenía una buena profesión en Siria, me dedicaba al marketing farmacéutico. Tenía mi casa, mi coche y mi dinero en el banco, pero de un día para otro tuve que renunciar a todos mis sueños y lo peor, perdí a toda mi familia y amigos".

VER GALERÍA

Entre aplausos y vítores, Mosutafá hacía una clara petición a todos los presentes: "Desde aquí pido por favor que traten de comprender nuestras vidas y nuestros problemas. El porqué de que estemos aquí. Yo no estoy aquí para tener comida gratis, estoy aquí para salvar mi vida. Estoy tratando de huir de la muerte para empezar una nueva vida con esperanza".

VER GALERÍA

Mientras escuchaba al aspirante, Paz Padilla no podía evitar derramar lágrimas de emoción antes de hacer hincapié en la necesidad de apreciar todo lo bueno que nos rodea solo por vivir alejados de los duros conflictos bélicos que castigan el mundo: "Nosotros vivimos en España y no somos conscientes de la suerte que tenemos porque vivimos en paz. Aquí no hay guerra y me gusta que hayas venido a Got Talent a contarnos tu historia para ponernos en la piel del que sufre porque es una realidad, es la vida". Junto con la presentadora de Sálvame, Edurne y Dani dieron su 'sí' al concursante antes de escuchar la opinión de Risto. Visíblemente tocado por la historia de Moustafá el publicista se veía obligado a pedir perdón por un suceso que se había producido durante la consecución de su espectáculo: "Yo tengo que pedirte perdón. Probablemente tú no lo has visto pero sí lo han visto los espectadores desde su casa. Mientras tú tirabas del vehículo, yo he sacado el pie y he hecho freno. Pensé que era poco peso para ti y por eso hice freno con mi pie". Incomprensiblemente, Mejide le daba un 'no' a su actuación con una sorprendente petición: "Te voy a dar un no. Más que darte mi sí quiero ser tu amigo. El talento es una excusa y gente como tú está para darnos lecciones de vida a todos".

 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie