Kiss

Los rockeros Kiss preparan el que será el concierto más exclusivo y arriesgado de toda su carrera

Será en medio del Océano Pacífico, entre tiburones blancos y con solo ocho espectadores

por Noemí Fernández

¿Un concierto de rock bajo el mar? Por extraño que pueda parecer, es algo que ocurrirá dentro de muy poco, exactamente el 18 de noviembre. Los encargados de esta hazaña serán los miembros de la mítica banda de rock Kiss y, aunque son populares por realizar espectáculos en lugares de lo más curiosos, esta vez se han superado. Los espectadores protagonistas de su primer gran show marítimo serán, nada más y nada menos, que los grandes tiburones blancos. Usando altavoces acuáticos, los músicos se adentrarán en las aguas australianas para conseguir atraer a su nuevo público marino. Los seguidores del grupo neoyorkino también podrán ser testigos del espectáculo desde un barco preparado para la ocasión con un fondo de cristal, eso sí, se trata de un evento exclusivo del que tan solo podrán disfrutar ocho fans

El propio guitarrista de Kiss, Paul Stanley, ha afirmado que se sintieron muy sorprendidos cuando les hicieron esta propuesta, pero que les acabó convenciendo. Un espectáculo que forma parte de una nueva campaña de la compañía de alquileres Airbnb como parte de la promoción de una nueva iniciativa llamada Animal Experiences, mediante la cual, según asegura la propia compañía, el objetivo es que las personas visiten lugares para entretener a los animales y no al revés.

De esta forma,los tiburones blancos serán testigos de la música de un grupo tan mítico como Kiss. Pero no todos serán escualos, ya que, quienes quieran ser parte de los ocho humanos testigos de este insólito concierto, deberán ser muy rápidos comprando sus entradas, que saldrán a la venta el próximo 14 de octubre en la web de Airbnb. El precio será de tan solo 50 dólares, menos de lo que cuesta una entrada para cualquiera de sus shows, y las ganancias irán destinadas a fines benéficos. 

VER GALERÍA

La idea de utilizar música en el estreno de las experiencias con animales reside en que, al parecer, los tiburones son atraídos por las frecuencias bajas de sonido, por lo que el rock and roll, debería llevarles directamente hacia el cuarteto. Es por este motivo que el clímax del concierto, que al menos contará con cuatro canciones, tendrá lugar en las profundidades del Océano Pacífico.

Los conciertos celebrados en los lugares más originales

Además, de Kiss, otras muchas bandas han llevado su música hacia los sitios más insospechados. Uno de los ejemplos más destacados fue el caso de Metallica. La banda de rock viajó en 2013 hasta la Antártida para caldear el ambiente del lugar más frío de La Tierra. Esta misma banda, también hizo un concierto en una prisión, donde también rodaron uno de sus videoclips, siguiendo así los pasos de Johnny Cash.

  VER GALERÍA

Las cuevas también son lugares muy aptos para la música, gracias a su acústica tan especial. Eso debieron pensar los miembros de la banda Crystal Fighters cuando hizo un show dentro de las cuevas de Zugarramurdi. Más allá de los espacios naturales, The Beatles realizó su último concierto en la conocida azotea londinense, convertida ahora en un lugar de culto de sus fans. Otro espacio muy solicitado son los aviones. James Blunt ofreció un espectáculo en uno de ellos y, otros que decidieron amenizar un trayecto entre España y México fueron los miembros de Taburete.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie