Will Smith

Apariciones inesperadas y actuaciones sobresalientes, Coachella no defrauda en el cierre del festival

por Noemí Fernández

Coachella 2019 no ha decepcionado y ha dejado en un lugar muy alto al género latino. En la vigésima edición del festival, la música urbana en castellano ha sido más relevante que nunca con estrellas como J. Balvin o Rosalía deslumbrando sobre el escenario del desierto californiano. A ello se suma una larga lista de nombres de la industria discográfica internacional, como Ariana Grande, y por supuesto, muchísimas tendencias en moda. Sin embargo, la gran sorpresa del segundo fin de semana del festival tuvo nombre propio: Will Smith. El cierre de esta edición ha tenido los mismos artistas sobre el escenario, salvo excepciones, ¡pero no las mismas actuaciones! 

VER GALERÍA

Si el primer fin de semana del Coachella se caracteriza por estar cargado de la energía del inicio, la presencia de los medios de todo el mundo y los asistentes pendientes de qué sorpresas van a esperar, el segundo es el preferido de aquellos que adoran la esencia del festival.

Si algo ha caracterizado esta edición del Coachella, que cumple dos décadas, son las sorpresas y el segundo fin de semana de 2019 no ha sido menos. El encargado de dejar a todo el público con la boca abierta ha sido Will Smith. Actor, cantante y polifacético en general, nadie se esperaba verle sobre el escenario y mucho menos en su faceta de padre. Quien si estaba en el cartel del festival es su hijo Jayden Smith, quien repetía tras el viernes pasado y, ¡cuál fue la sorpresa cuando El Príncipe de Bel-Air apareció en los últimos cinco minutos de actuación del ya no tan pequeño artista! Interpretaron juntos Icon, la última canción del pequeño del clan Smith. 

La segunda semana del considerado el festival más cool del planeta ha vuelto a contar con las actuaciones destacadas de Rosalía, J. Balvin, Blackpink, Ariana Grande, Billie Eilish, Mon Laferte, Tame Impala, Wiz Kahlifa o Kid Kudi, entre otros.

Música en castellano en Coachella 2019

El género latino y urbano vuelve a merecerse los aplausos y ganarse las buenas críticas. Rosalía repitió el escenario de la noche del viernes anterior y volvió a hacer vibrar a todo el público con las canciones de su disco El Mal Querer mientras vestía un conjunto más discreto que el outfit elegido para su primera aparición en el festival. Esta vez fue J. Balvin quien se personó en el concierto de la catalana para interpretar juntos Con Altura.  

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🎆🎇🎆🎇🎆🎇🎆

Una publicación compartida de ROSALÍA (@rosalia.vt) el

 

Al mismo tiempo, en el escenario Sáhara, estaba teniendo lugar la performance del grupo de K-Pop BlackPink. La girlband surcoreana se ha consagrado en el panorama musical internacional tras dos fines de semana consecutivos de éxitos en Coachella. Aunque no han podido coincidir con Ariana Grande que, a pesar de haber mostrado un gran interés por conocer a las cuatro artistas, dijo haber sufrido un ataque de ansiedad que le impidió llegar a tiempo.  

VER GALERÍA

Como fin de fiesta y despidiendo Indio hasta el próximo año, el domingo pusieron el broche final Bad Bunny, el DJ Zedd que interpretó 365 junto a Katy Perry y la esperadísima Ariana Grande, cuya actuación tenía lugar a las 22:35 en hora estadounidense.¡Coachella ha sido puro espectáculo, moda y arte un año más! 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Follow you into the 🔥 @zedd 📷: @calder

Una publicación compartida de Coachella (@coachella) el

 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie