Laura M. Flores

Laura M. Flores se emociona al hablar de la complicada situación que está pasando su familia

La colaboradora y su familia están viviendo unos meses difíciles tras el divorcio de su padre y el distanciamiento con su hermano Diego

por Gtresonline

Ha sido un verano muy intenso para Laura M. Flores. La temporada estival, que arrancó con el día más feliz de la vida de su hermano Diego, una boda en la que Laura ejerció de madrina y en la que, para sorpresa de todos, Kiko Matamoros quiso formar parte, ha dejado paso a una 'vuelta al cole' de lo más amarga. En apenas dos meses el patriarca se ha separado de Makoke y la relación entre los dos hermanos ha quedado en 'stand by', según las propias palabras de la exsuperviviente. 

VER GALERÍA

Durante su última intervención en MHyV, programa en el que ejerce de 'asesora del amor', la sobrina de Mar Flores fue preguntada por el divorcio de su padre, algo que ella no dudó en abordar a pesar de ser un tema duro para ella: "Me preocupa la estabilidad de mi padre, tanto la profesional como la emocional". Laura confesó, además, que para ella había sido una sorpresa absoluta: "Yo pensaba que iban a volver, me ha sorprendido porque es en serio y todavía no me lo creo".  La relación de la hija de Kiko con Makoke nunca ha sido buena y, aunque la propia tertuliana no duda en confesar que, aunque la ex de su padre "nunca ha sido Santo de su devoción", con ella le veía feliz. 

Con respecto a su hermano Diego, Laura M. Flores ha decidido contar cómo es la situación actual: "No tengo relación desde principios de mes con él. Me ha demostrado que no confía en mí y yo no puedo confiar en una persona que ha hecho públicamente lo que ha hecho. Le he escrito, no me ha contestado, la relación con mi hermano hasta aquí ha llegado. Hay puertas que tengo que cerrar. Públicamente a mí me ha dejado de una manera, ha dicho y se ha creído cosas que no son verdad, sin llamarme para contrastar. Él no tiene nada más que hablar conmigo. Ya lo ha hecho públicamente. Estoy muy defraudada en ese sentido, muy dolida, y es algo que llevaré siempre encima".

 

La familia de Kiko Matamoros lleva años protagonizando idas y venidas. Cuando los desencuentros de sus hijos con Makoke se hicieron públicos fueron muchos los vaivenes protagonizados por el colaborador de Sálvame y Diego y Laura. El paso del tiempo ha terminado por confirmar a Laura como la persona que más ha luchado por mantener la unidad familiar y prueba de ello es el dolor y la preocupación que se refleja en las palabras de la colaboradora televisiva. 
 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie