michelle

Entramos en el superyate en el que ha navegado Michelle Obama por Mallorca

por Martín Bianchi

El segundo día de vacaciones de Michelle Obama en Mallorca estuvo lleno de sorpresas. James Costos y Michael Smith, anfitriones de la ex primera dama de Estados Unidos en España, organizaron este miércoles una jornada de senderismo por el Camí des Correu, uno de los senderos más famosos de la isla. Michelle y sus amigos recorrieron durante más de dos horas este antiguo camino real de raíces medievales datado de 1401 que conecta el municipio de Esporlas con el de Bañalbufar​​​.

-Michelle Obama vuelve a Mallorca para disfrutar de unos días de vacaciones

Tras recorrer los 8,2 kilómetros del Camí, que se hacen en poco más de dos horas y 15 minutos, la comitiva de la ex primera dama regresó a Ses Planes, la finca de la gran dama mallorquina Marieta Salas que Costos y Smith han alquilado para su veraneo español, y, una hora después, volvió a salir rumbo a Puerto Portals. El ex embajador de Estados Unidos en España y su pareja, uno de los interioristas más prestigiosos de América, tenían preparada otra sorpresa para Michelle: una tarde en alta mar a bordo de uno de los yates más fabulosos del mundo.

VER GALERÍA

Michelle y sus amigos zarparon en el “Gladiator”, el superyate del magnate estadounidense Eric Schmidt, rumbo a las aguas de Santa Ponsa, en el municipio de Calviá. Schmidt, ex director ejecutivo de Google, uno de los hombres más ricos de Estados Unidos y amigo personal de los Obama, cedió su embarcación a la comitiva para que la mujer del ex presidente de EE.UU. pudiera apreciar la belleza natural de la Bahía de Palma.

El “Gladiator” es considerado uno de los yates más bonitos que surcan actualmente las aguas españolas. Construido en los astilleros Royal Van Lent Feadship, en Holanda, tiene más de 44 metros de eslora, un amplio salón de líneas modernistas, un comedor y cinco camarotes con capacidad para diez huéspedes. La embarcación tiene uno particulares ventanales que permiten aprovechar al máximo la luz natural y que proporcionan unas vistas únicas de los paisajes. 

VER GALERÍA

Eric Schmidt y su mujer, Wendy, son dos enamorados de Mallorca. Y se llevaron una parte de España a Estados Unidos. En 2007 compraron una casa en Montecito, California, de clara inspiración española. La amistad de los Schmidt con los Obama se remonta a 2008, cuando el entonces ejecutivo de Google apoyó la campaña presidencial de Barack y se convirtió en uno de sus principales donantes en la carrera a la Casa Blanca.

VER GALERÍA

En la noche del miércoles, tras la larga tarde en alta mar a bordo del “Gladiator”, Michelle Obama y sus anfitriones cenaron en el restaurante del hotel Bendinat, en Portal Nous, considerado uno de los diez mejores establecimientos de la costa española. Las terrazas y jardines del Bendinat, al lado del mar, son el gran atractivo de este restaurante. Allí, rodeados de pinos y tamarindos, pudieron degustar la cocina típica mallorquina –sus platos estrella son la paella y los pescados clásicos como la lubina y la dorada- y disfrutar de las vistas únicas de la bahía.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie