obama

Los planes por Madrid de Michelle y sus hijas mientras Obama atiende sus compromisos

La ex Primera Dama, Malia y Sasha han almorzado en Numa, el restaurante italiano de moda en Madrid. James Costos, exembajador de EEUU en España, y su pareja, el interiorista Michael Smith, han sido sus anfitriones durante su primera jornada

por Martin Bianchi, Alba G. Salas

Tal y como informó en exclusiva ¡HOLA!, la familia Obama ha viajado a nuestro país. Tanto el expresidente de Estados Unidos como su mujer, Michelle Obama, y sus hijas, Malia y Sasha, se encuentran en Madrid, donde tienen previsto pasar unos días de descanso y turismo. Antes de conocer la capital, el exmandatario ha asistido a la Cumbre de Innovación Tecnológica y Economía Circular 2018 que se celebra en el hotel Madrid Marriot Auditorium y, tras su intervención, ha mantenido una reunión de alrededor de 20 minutos con el presidente Pedro Sánchez. 

"Ha sido una reunión cordial, de dos personas que saben mucho de cómo puede dirigirse un país, un encuentro breve pero interesante", ha revelado Isabel Celaá, ministra de Educación y portavoz del Ejecutivo. Tras esta charla, Barack Obama ha viajado a Oporto, donde esta tarde será el principal orador de la Change Leadership Porto 2018 Summit. 

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Mientras el expresidente estadounidense realiza sus compromisos, Michelle Obama y sus hijas han disfrutado de la gastronomía de nuestro país. No lo han hecho solas, James Costos, exembajador de EEUU en España, y su pareja, el interiorista Michael Smith, han sido sus anfitriones durante su primera jornada. Todos ellos han almorzado en Numa Pompilio, el restaurante italiano de moda en Madrid. 

Ubicado en la calle Velázquez, en pleno barrio de Salamanca, este local apuesta por la cocina italiana menos conocida y, en sus fogones, está el chef Sandro Silva. "Una cocina abierta y la mesa-obrador de pasta dan la bienvenida al cliente que se adentra en los salones para llegar al comedor principal, con grandes ventanales al jardín trasero", definen sus dueños este restaurante que tiene una cuidada decoración de estilo romántico. 

VER GALERÍA

Tras ello, Michelle y su hijas han ido a tomar un café a Café Murillo, situado detrás del Museo del Prado. Un restaurante que la mujer de Barack Obama conoce muy bien, pues no es la primera vez que acude allí. Cuando vino en el verano de 2016, también visitó este local propiedad de las restauradoras venezolanas Eliza Arcaya y Johanna Müller. Distinguido por su diseño, mezcla toques modernos con elementos rescatados del antiguo Café que opera en el local desde 1927. Tras finalizar su comida en los diferentes locales de Madrid, madre e hijas visitaron el Museo del Prado y el Museo Thyssen-Bornemisza, que en estos momentos cuenta con una exposición del pintor impresionista Claude Monet y su maestro Eugène Boudin además de su colección permanente que recorre más de siete siglos de historia. 

No sabemos si entre los planes de las niñas o de la propia Michelle Obama se encuentra ir de compras, algo que ya hicieron en su anterior visita. Entonces las hijas de Barack revolucionaban la Gran Vía madrileña y visitaban algunos conocidos comercios de la zona, que en ese momento se encontraban en plenas rebajas. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie