Lo que no sabías sobre Clare Waight Keller, la diseñadora del vestido de Meghan Markle

Esta británica es la primera mujer que ocupa el cargo de directora creativa al frente de Givenchy; y tras la gran Boda Real, también la diseñadora del momento

by Inés de la Fuente

Aunque durante los últimos meses los rumores apuntaban a Ralph & Russo, Roland Mouret, Victoria Beckham o Erdem como las posibles firmas por las que podría decantarse Meghan Markle para su vestido de novia en su boda con el príncipe Harry, finalmente no ha sido así. La ya Duquesa de Sussex llegaba a la capilla de San Jorge ubicada en el Castillo de Windsor pasada la una de la tarde desvelando por fin las incógnitas que rodeaban a su estilismo nupcial. La diseñadora elegida, Clare Waight Keller, de origen británico y actualmente al frente de la dirección creativa de Givenchy, fue la encargada de cumplir el sueño de muchos diseñadores: crear un vestido para una novia que ha hecho historia. Hoy, ya convertido en uno de los diseños nupciales más icónicos, esta creación de Alta Costura con escote barco y manga francesa, supondrá con total seguridad una tendencia para las nuevas novias. 

VER GALERÍA

Según ha revelado la Casa Real Británica, la diseñadora inglesa y Meghan Markle se conocieron a principios de 2018 y han trabajado mano a mano en este diseño minimalista que contrasta con todos los vestidos de sus predecesoras. Cabe destacar que su amistad es casi tan reciente como la andadura de Waight en la casa Givenchy. Firma en la que ella (también) hizo historia, ya que se convirtió en 2017 en la primera mujer al frente de la prestigiosa firma francesa.

VER GALERÍA

Nacida en Birmingham hace 47 años, la británica estudió diseño de moda en el Ravensbourne College of Art (Londres) y más tarde se especializó en prendas de punto a su paso por el Royal College of Art en la misma ciudad. Comenzó su andadura en la industria de la mano de firmas como Ralph Lauren o Calvin Klein.También ha trabajado con Tom Ford y Pringle of Scotland, a la que se incorporó en 2005. Dos años más tarde recibió el premio a Diseñadora del año por su buen hacer con el cachemir en los Scottish Fashion Awards. No fue hasta 2011 cuando Chloé decidió nombrarla su responsable creativa y se encargó de las colecciones prêt-à-porter, See by Chloé, las fragancias y también la línea de accesorios, dónde mostró su maestría a la hora de diseñar bolsos que más tarde se convertirían en icónicos como el Drew o el Hudson. 

Un puesto que abandonó en marzo de 2017 para incorporarse a Givenchy tras la salida de Riccardo Tisci. Actualmente, Clare es la responsable de las colecciones de mujer y hombre de Alta Costura y prêt-à-porter de la marca; colecciones en las que la feminidad de sus diseños, la sofisticación e innovación son sus señas de identidad. Todas ellas consagradas en la alfombra roja y en Hollywood, gracias a sus clientas y amigas de la firma como Millie Bobby Brown, Nicole Kidman o Margot Robbie entre otras celebridades. Ahora suma un nuevo logro a su larga lista de éxitos por el hecho de haber vestido a la novia de la boda del año con más repercusión mundial.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie