hope-hicks-tokio-japon

¿Quién es Hope Hicks? La mujer que ha conseguido eclipsar a Melania Trump en Asia

Así es la Directora de Comunicaciones de la Casa Blanca, una de las mejores amigas de Ivanka Trump y figura clave en el Gobierno de Estados Unidos

por Gtresonline

Melania Trump ha vuelto a hacer gala de la elegancia y poderío de su armario en su viaje de Estado al Lejano Oriente. DelPozo, Valentino, Dior, Pierre Herve, Dolce & Gabbana... la Primera Dama de Estados Unidos ha vuelto a confiar en las grandes firmas a la hora de escoger su vestuario, sin embargo, y a pesar de haber estado sublime en todas sus apariciones, otra mujer ha conseguido hacer sombra a la mujer del presidente Donald Trump.

Se trata de Hope Hicks, Directora de Comunicaciones del Presidente, que ha acompañado a los Trump en su viaje a Asia. Aunque lleva tiempo al lado de la familia presidencial, lo cierto es que Hicks prefiere tener un perfil mediático bajo y mantener su figura en un segundo plano. Tanto que, a pesar de ser la responsable de comunicación del Gobierno de Estados Unidos, su voz ha sido escuchada por apenas unos pocos, pues siempre que puede trata de evitar el discurso oral y recurrir a comunicados escritos.

VER GALERÍA

Y precisamente, sin necesidad de mediar palabra, la joven encargada de dirigirse a la prensa en la Casa Blanca ha conseguido convertirse en el centro de todas las miradas en el último viaje oficial de Donald y Melania Trump. ¿Cómo? Por su asombroso e impecable gusto por la moda.

Durante la cena de gala ofrecida por el primer ministro japonés, Shinzo Abe al presidente Trump y a su esposa, Melania apostó por un espectacular vestido rojo sin mangas firmado por la maison italiana Valentino. Un fantástico diseño que combinó con unos stilettos del mismo tono de Manolo Blahnik y su anillo de pedida, un enorme solitario de diamante que reserva para las grandes ocasiones. No obstante, Hicks, que también estaba invitada a la cena celebrada en la residencia oficial del Primer Ministro nipón, eclipsó a la Primera Dama con su atuendo, un esmoquin masculino.

VER GALERÍA

El ‘dress code’ marcado en la invitación para la cena en Palacio Akasaka de Japón, exigía ‘black tie’, o lo que es lo mismo, traje de gala. Una regla que Hope Hicks cumplió a rajatabla al escoger el traje de chaqueta y pantalón, camisa blanca con jaretas en la parte del pecho y una enorme pajarita de terciopelo de color negro. A pesar de que la etiqueta protocolaria hace referencia al esmoquin masculino en el caso de los hombres y, en el de las mujeres, al vestido de cóctel, la apuesta de Hope Hicks fue entendida como guiño al feminismo y causó un gran impacto en las redes sociales, que aún siguen alabando su atuendo. Con el pelo suelto, los ojos ahumados y los labios pintados de un intenso color rosa fucsia, que pasase desapercibida era algo prácticamente imposible.

Desde entonces, el foco mediático se ha centrado en su figura. Con Melania de vuelta en Estados Unidos, la relevancia de la Directora de Comunicación de la Casa Blanca se ha intensificado todavía más. El pasado domingo, con motivo de la reunión de Donald Trump con el presidente vietnamita, Tran Dai Quang, Hicks volvió a deslumbrar al aparecer con un minivestido floral de inspiración ochentera, con escote de pico y manga corta abullonada. Con el pelo recogido en un moño bajo con raya lateral, unas enormes gafas de sol y los labios pintados de un suave rosa, Hope llegó al Palacio Presidencial pisando sobre unos altísimos salones de color negro y un maxibolso de piel en la mano.

VER GALERÍA

Hope Hicks lleva al lado de los Trump desde el año 2012; de hecho, es gran amiga de la hija del Presidente, Ivanka Trump, a quien conoció cuando esta entró como cliente en la agencia de relaciones públicas en la que trabajaba. Además, en más de una ocasión ha ejercido como modelo para la firma de moda de Ivanka y también fue durante un tiempo directora de comunicación de The Trump Organization.

El pasado mes de julio, Donald Trump creó el cargo ex profeso de Directora de Comunicaciones estratégicas exclusivamente para ella, para más tarde, en septiembre, nombrarla Directora de Comunicaciones en la Casa Blanca; un cargo que ocupó sin tener ningún tipo de experiencia en el Capitolio y por lo que ha sido bastante criticada. Desde entonces, Hicks, la mujer más joven en ocupar este puesto, tiene un pequeño despacho con acceso directo al del Presidente y se ha convertido en una pieza clave en el Gobierno de los Estados Unidos.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie