chrissy-teigen-confesion

El sufrimiento de Chrissy Teigen tras comparar su cuerpo en las redes sociales

La impactante confesión de la esposa de John Legend que la convierte en una mujer muy real

por Gtresonline

Guapa, popular y con un marido que está profundamente enamorado de ella. Chrissy Teigen es, a ojos de la mayoría de sus fans, una mujer que lo tiene todo. Sin embargo, la modelo estadounidense ha confesado en una de sus últimas apariciones públicas que, como el resto de mortales, también se ha sentido insegura por dentro y por fuera.

La ‘top model’ acudía al festival Beauty Con, que se celebra todos los años en Los Ángeles, para hablar de su línea de productos de maquillaje para la firma Becca, sin embargo, la promoción del mismo no ha sido el mensaje más destacado de la visita de Teigen a la feria. La amiga de Kim Kardashian, en declaraciones a la revista Hello Gigges, aseguró no sentirse tan perfecta como muchos la ven y que, además de atravesar una dura crisis posparto, no siempre ha visto su cuerpo con buenos ojos. Tanto es así que la modelo ha llegado a sentir celos de los cuerpos de otras mujeres: “Estoy en una fase extraña en la que siento envidia de otros cuerpos, pero también quiero amar mi propio cuerpo”.

VER GALERÍA

Una difícil tesitura en la que Chrissy se ha sentido muy perjudicada por culpa de las redes sociales: “Hay veces que he llorado con John, porque he sentido que realmente nunca tendría esos cuerpos que veo. Definitivamente me he sentido muy triste por eso”.

Unas sinceras declaraciones que están dando la vuelta al mundo ya que es difícil imaginar a una ‘celebritie’ de la talla de la modelo pasando un mal trago por su físico, llegando incluso a sentirse avergonzada: “He estado en producciones fotográficas y me he desnudado delante de mucha gente y debo decir que todo el mundo tiene estrías. Cada vez que he visto a otra mujer con ellas he dicho ¡bien! Y me ha hecho sentir bien”.

VER GALERÍA

En el mismo encuentro, Teigen habló de la gran influencia que ejercen las redes sociales en su vida (también en su matrimonio) y la necesidad que ella y su marido han encontrado de alejarse de su teléfono móvil: “En ocasiones John y yo nos miramos el uno al otro y nos damos cuenta de que no hemos hablado en horas porque los dos hemos estado ocupados mirando nuestros ordenadores o móviles. Él me ha dicho que no quiere que seamos ese tipo de pareja y que prefiere que seamos un matrimonio que se da la mano cuando estamos en un restaurante”.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie