julianne1

Conoce a ‘Freckleface Strawberry’, el personaje de cuento que se esconde tras Julianne Moore

La oscarizada actriz tiene una faceta desconocida como escritora de cuentos para niños

por Gtresonline

Gran parte de su atractivo se lo debe a su melena pelirroja y sus pecas. Julianne Moore posee una belleza única y natural que le ha hecho ser musa de varias firmas de moda y cosméticos. Pero hubo un tiempo en el que la actriz no se mostraba muy satisfecha con ellas, pues le valieron ser objeto de burlas por parte de sus compañeros del colegio, que la apodaron ‘Freckleface Strawberry’ (Fresa Pecosa). Lo que la intérprete no sabía es que ese nombre le iba a dar muchas satisfacciones en el futuro.

Julianne es una de las actrices más reputadas del panorama cinematográfico, pero lo que tal vez no conocías de ella es su faceta como escritora de cuentos infantiles. La ganadora de un Oscar y de otros prestigiosos galardones tiene un gran talento artístico que ha decidido poner al servicio de los más pequeños, para ayudarles a superar sus complejos y que crezcan sin prejuicios. De este modo, decidió rendir homenaje a la niña acomplejada que fue durante su infancia convirtiendo a Freckleface Strawberry en la protagonista  de su colección de libros.

VER GALERÍA

Se trata de una niña de siete años de corta estatura, pelirroja y llena de pecas “que está aprendiendo a amar la piel en la que está, porque después de todo, las cosas que te hacen diferente también te hacen ser tú”, escribe la autora en la página web dedicada al personaje.

La actriz de 56 años está muy comprometida con la infancia. Es embajadora de la ONG Save The Children y se muestra muy preocupada por la educación de los más pequeños. Ella misma promueve y se involucra en multitud de actividades para ayudar a los niños a crecer felices a través de la enseñanza. Una de ellas tuvo lugar hace muy pocos días, cuando Julianne visitó una escuela americana para ejercer de cuentacuentos con sus propios libros. Su cuenta de Instagram dio muestra de ello a través de dos imágenes en las que la estrella aparece rodeada de niños deseosos de escuchar sus historias. Sin duda, un público de lo más ‘exigente’.

VER GALERÍA

Ahora, la artista es un icono de estilo y está más orgullosa que nunca de sus pecas e intenta enseñar sus hijos a aceptarse a si mismos. Caleb, de 20 años, y Liv Helen de 15, fruto de su matrimonio con Bart Freundlich, han heredado los rasgos físicos de su madre, con rostro pecoso incluido, por lo que le sirvieron de inspiración a la hora de ponerse manos a la obra con sus cuentos. "Cuando mi hijo tenía siete años, me acordé del apodo que me pusieron cuando crecí. Ese es el momento en el que los niños empiezan a ser conscientes de las partes de su cuerpo que no soportan" confesó al periódico New York Daily News hace algún tiempo.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie