Malena Costa

Malena Costa desvela detalles de la boda que ha tenido que aplazar por su embarazo

‘Nos íbamos a casar el 17 de junio en Mallorca. Hemos tenido que posponerla, pero para bien’, ha declarado la modelo, que no puede estar más feliz al lado de su pareja, el futbolista Mario Suárez

por Enrique J. Suero

Su sonrisa denota el increíble momento que vive. Malena Costa no sólo tiene una vida plena y feliz al lado del futbolista del Valencia CF, Mario Suárez - con quien recientemente celebraba sus cinco años de amor- sino que también tiene una niña, Matilda, que cumplirá su primer año de vida el próximo 28 de junio y ahora espera un niño que, como desvelaron ya en sus redes sociales, recibirá el mismo nombre que su padre y su abuelo paterno. Una buena nueva que la pareja acogió con sorpresa e ilusión, aunque haya trastocado otra vez sus planes de boda, al igual que ocurriera el verano pasado con la llegada de su hija.

Disfrutando ahora de su próxima maternidad, la bella modelo, que sale de cuentas en agosto, continúa atendiendo sus compromisos profesionales espléndida y tan espectacular como siempre, el último como embajadora de la gama de dentífricos de Oral-B por lucir la sonrisa blanca perfecta que, según ella, "es el mejor maquillaje, el complemento más natural que existe y nuestra herramienta de comunicación más poderosa".

- Además ahora luces una sonrisa deslumbrante fruto de tu próxima maternidad.

- Sí, es verdad, no se me quita la sonrisa de la boca. Llevo casi dos años embarazada (risas) y la verdad es que está siendo una época maravillosa. Siempre he sido una mujer feliz, pero nunca había alcanzado la felicidad que he logrado con la maternidad.

- ¿Está siendo muy distinto este segundo embarazo?

- La verdad es que está siendo muy parecido al de Matilda, que me fue genial. Estoy, incluso, como más activa, con más energía, a pesar de que dispongo de menos tiempo porque, además de atender mis compromisos profesionales, tengo que cuidar a Matilda. 

- ¿Mario cómo lo está viviendo?

- Le hacía muchísima ilusión tener un niño, pero, como con Matilda se le cae la baba, me dice que le habría encantado también que hubiese sido otra niña.

- ¿El nombre lo ha elegido él?

- A él le gusta, porque su padre también se llama Mario y a mí es un nombre que me encanta, así que ha sido una decisión de los dos.

- ¿No sé si Matilda se está enterando de algo o es tan chiquitita que no tiene ni idea de la que se le avecina?

- Por ahora yo le enseño la barriga y lo único que le llama la atención es el ombligo Pero yo creo que los niños son más listos de lo que nosotros pensamos. De momento, le voy contando cosas y supongo que, en verano, ya empezará a darse cuenta de que v a tener un hermanito.

- ¿Nace en agosto, no?

-Si, a mediados de agosto. He cumplido 24 semanas.

VER GALERÍA

- Vemos que Matilda es muy guapa. ¿A quién se parece?

- Físicamente ha heredado los ojos azules de mi madre, que es sueca y rubia. De hecho dicen que se parece bastante a ella. Pero creo que también una mezcla de Mario y mía. En cuanto a su forma de ser, la verdad es que cuando era pequeña, decía: 'que tranquila es, no parece hija nuestra'. Porque Mario y yo somos bastante activos. Ahora ha empezado a activarse y se parece un poco a los dos. Es muy enérgica. En eso se parece un poco más a mí, está en todo. Es muy mujer, muy cotilla (risas).

- ¿Qué va a pasar con la boda?

- Por ahora no es una prioridad. Y Cuando nazca Mario, ya veremos. Pero no será algo inmediato. Necesitamos tiempo para disfrutar de los niños y de nosotros.

- Y eso que os ibais a casar este verano.

- Sí. No me había dado tiempo a decidir el vestido, pero ya teníamos la fecha: el 17 de junio de este año, en Mallorca. De hecho ya habíamos comenzado a comunicárselo a algunos de nuestros invitados por teléfono. Ahora hemos tenido que aplazarla, pero para bien.

- ¿Habríais esperado un poco más para volver a ser padres?

- Ha sido una sorpresa, porque yo me habría casado y luego habría tenido otro hijo, pero ahora estoy encantada. Me volví a quedar embarazada cuando Matilda tenía tan solo cuatro meses.

- ¿Estás siendo una madre muy protectora o permisiva y nada nerviosa?

- Soy protectora, pero hasta cierto límite porque no creo mucho en eso de sobre proteger a los hijos. Prefiero dejar libertad, evitando los riesgos.

- ¿Es más estricto Mario que tú?

- Depende con qué. En ese sentido nos compenetramos.

VER GALERÍA

- La primera vez diste a luz en Madrid. Ahora vives en Valencia. ¿Dónde darás a luz ahora?

- Casi no lo sé ni yo. Yo creo que será en Madrid casi seguro para repetir con el equipo médico del primer parto, porque salió todo bien.

- ¿Tienes ya todo preparado?

- Casi todo. Lo que pasa es que, como no sé exactamente dónde fijaremos nuestra residencia al cien por cien, no lo tengo puesto. Además tengo muchas cosas de Matilda que me van a servir para el pequeño Mario.

- ¿Qué regalo te ha hecho Mario por este embarazo?

- Me hizo uno cuando nació Matilda, un reloj muy bonito con una inscripción. Ahora no sé si me regalará algo, pero tampoco lo espero. Con que me haga feliz y me ayude con el día a día, me basta.

- ¿Está siendo como imaginabas como padre?

- Si, es muy buen padre. Tenemos nuestras diferencias, pero las hablamos y formamos un equipo en ese sentido.

- ¿Conseguís encontrar tiempo para vosotros?

- Nos gusta estar tanto con nuestra hija que tampoco necesitamos ese tiempo, pero sí que es importante para la relación. A los dos nos viene bien y procuramos disfrutar de nuestros ratos de ocio solo para dos.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie