/ 
clock 30min | mediumMedia | 4 COMENSALES

Pastel de salmón y clementinas

Preparamos aquí una receta diferente para tus menús de Navidad: el salmón de Noruega será el ingrediente protagonista, que combinaremos con el sabor dulce de las clementinas (fruta similar a la mandarina), todo ello como relleno de un pastel salado que haremos con hojaldre (lo compraremos ya hecho para mayor comodidad). Serviremos en recipientes individuales. Vistoso y riquísimo.

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Preparamos aquí una receta diferente para tus menús de Navidad: el salmón de Noruega será el ingrediente protagonista, que combinaremos con el sabor dulce de las clementinas (fruta similar a la mandarina), todo ello como relleno de un pastel salado que haremos con hojaldre (lo compraremos ya hecho para mayor comodidad). Serviremos en recipientes individuales. Vistoso y riquísimo.

  • 400 g de Salmón sin piel
  • 500 g de Masa de hojaldre
  • 6 Clementinas
  • 60 g de Anacardos
  • Cilantro (unas hojas)
  • 2 Chalotas
  • 1 pizca de Pimentón de Espelette
  • 1 Huevo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 Lima
  1. 1.

    Precalienta el horno a 210°C.

  2. 2.

    Comienza cortando el salmón en dados grandes de 2 cm. En una sartén muy caliente, con un chorrito de aceite de oliva, saltear los trozos de salmón por todos lados durante un máximo de un minuto. Ponerlos en un bol.

  3. 3.

    Pela 5 clementinas, sepáralas los gajos y córtalos por la mitad. Agrégalos al bol. Exprime las sexta clementina por encima del bol, así como la lima.

  4. 4.

    Tritura los anacardos. Lava, seca y pica las hojas de cilantro. Pica finamente las chalotas.

  5. 5.

    Échalo todo al bol donde está el salmón. Salpimenta, añade la piza de pimentón y chorro de aceite de oliva. Mezcla todo bien.

  6. 6.

    Divide la mezcla en unos moldes tipo ramequín para horno, llenándolos hasta arriba con la mezcla para que la masa de hojaldre no se perfore después.


  7. 7.

    Extiende la masa de hojaldre y corta 4 discos un poco más grandes que el diámetro de los moldes. Corta estrellas u otras formas de los restos de hojaldre para decorar la parte superior de tus tartas (como se las que vemos en imagen).

  8. 8.

    Coloca los discos de hojaldre encima de cada molde, doblando hacia abajo los lados. Ten cuidado de no hacer agujeros presionando en los bordes.

  9. 9.

    Por otro lado, haz un agujero de unos milímetros con la punta de un cuchillo en el centro para dejar escapar el aire.

  10. 10.

    Pinta con la yema de huevo la superficie del hojaldre. Pon encima las estrellas y pinta de nuevo con el huevo.

  11. 11.

    Coloque los pasteles en el horno durante 20 minutos, supervisando para que el hojaldre no se queme.

  12. 12.

    Una vez que estén bien dorados, sácalos del horno y a disfrutar. Puedes acompañarlos con una ensalada.