Su delicioso e intenso aroma evoca el comienzo del buen tiempo. Y es que, aunque gracias a los cultivos intensivos el consumo de la fresa es hoy día posible durante todo el año, es precisamente a partir de ahora (desde mediados de abril hasta bien entrado el verano), cuando esta fruta alcanza su estado más óptimo.

Una pequeña gran delicia con diversas propiedades beneficiosas para la salud: es una buena fuente de vitamina C y de fibra; contribuye a reducir el riesgo cardiovascular; ayuda a neutralizar los efectos del tabaco; resulta muy diurética; y su bajo contenido en grasa hace de ella un alimento ideal en las dietas hipocalóricas si se consume ‘al natural’.

Además, son ingrediente protagonista de recetas más que apetecibles. Estos cinco postres son buena muestra de ello:

PULSA SOBRE LAS IMÁGENES PARA ACCEDER A LAS RECETAS