Anne Hathaway, premio a la más atrevida de la Berlinale gracias a dos looks de supertendencia

La actriz sorprendió cambiando dos veces de estilismo durante la primera jornada del festival de cine, ¿con cuál te quedas?

Por Cristina González

Si la semana pasada vivíamos nuestra cita más importante con el séptimo arte gracias a los Premios Goya, esta vez le toca el turno a los alemanes, quienes celebran el Festival Internacional de Cine de Berlín. Una 73ª edición que además de contar con Kristen Stewart como presidenta del jurado, lo hace también con invitadas tan especiales como Anne Hathaway. La actriz llegó ayer al certamen para presentar su último trabajo, She came to me, comedia romántica que daba el pistoletazo de salida a estas diez próximas jornadas consecutivas de cine. Para la ocasión eligió dos conjuntos totalmente diferentes entre sí, uno de día y otro de noche, con los que volvió a dejar claro por qué en la alfombra roja su presencia es siempre una de las más esperadas.

Anne Hathaway y el minivestido de pedrería con el que ha robado el protagonismo en París

La intérprete posaba frente a las cámaras con una de las tendencias clave en looks de invitadas que los diseñadores se han propuesto rescatar. Hablamos de los vestidos con capucha, aquella silueta que triunfó en los 90 y que ahora firmas como Saint Laurent o Alaïa han vuelto a incluir en sus colecciones de Primavera/verano 2023. Y es precisamente a esta última a la que pertenece el look que llevaba Anne Hathaway durante su llegada al festival. Se trata de un vestido midi en color negro con falda entallada y cuerpo oversize, que cuenta con un pronunciado escote en pico y detalle de fajín encorsetado en cuero.

 

¿No sabes cómo combinar unas botas metalizadas? El look con 'jeans' de Anne Hathaway es la solución

Una elección elegante y sofisticada, fiel al estilo de la protagonista de El diablo viste de Prada, en la que encontramos también el toque divertido que caracteriza a sus conjuntos. Hablamos de las sandalias que lleva, las mismas que Irina Shayk se encargó de popularizar hace unos meses cuando posó con ellas en un evento londinense. Es el modelo Alaïa Cabaret, con un original tacón escultural dorado que imita la forma de unas piernas. Y sí, puede que el vestido pertenezca a la línea de Primavera/verano, pero teniendo en cuenta el frío que hace en la capital alemana, la actriz no dudó en acompañar su elección con unas tupidas medias negras.

¿Un abrigo de 3.500 euros para dar un poco de color a un 'look total black'? ¡Anne Hathaway dice que sí!

Para el segundo cambio de look se decantó por un vestido mucho más atrevido, regresando a los brazos de una de sus firmas de cabecera. A la premier de su película optó por llevar un diseño semitransparente, la microtendencia que popularizó Kate Moss hace tres décadas y ante la que las celebrities se rinden ahora. Un modelo perteneciente a la última colección de Valentino Alta Costura, compuesto por una pieza de gasa estampada con pequeños lunares y adornada con lazos de cuero, que ha llevado sobre un body. El toque glamuroso lo aportaban unos guantes largos a juego y unos zapatos de tacón destalonados, obra también de la casa italiana. Para idear ambos estilismos, Anne Hathaway volvió a trabajar mano a mano con su estilista y hada madrina, Erin Walsh, pues es ella quien le ha ayudado a impulsar el exquisito cambio que ha aplicado recientemente en su armario.

Más noticias sobre:
Últimas Noticias