La fabulosa y romántica boda de Julia Nasi que volvió a reunir a Isabel Preysler y a Carmen Martínez-Bordiú en Portugal

La tataranieta de Giovanni Agnelli se casó con Carlo Fontana, en la iglesia de Santa María de Loures, y protagonizó un momento muy especial al cantar durante la cere­monia un fado sagrado

Julia Nasi HOLA 4065

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Repicaron las campanas, sonó la versión instrumental del aria Au fond du temple saint, de la ópera Les pêcheurs de perles, de Georges Bizet, muy especial para los novios, porque fue la primera a la que acudieron juntos, y le abrieron paso hasta la iglesia de Santa María de Loures sus pajes y damitas. Como una princesa de cuento, Julia avanzó del brazo de su padre, Carlo Nasi, hacia el altar, donde la esperaba un emocionado novio, Carlo Fontana, que había llegado al templo del brazo de su madre, Carmen, elegantísima y de amarillo.

Portada HOLA 4065 OK©Hola

La novia acudió a la cita más importante de su vida —seis de la tarde del 9 de junio— vistiendo un traje realizado en doble shantung de seda natural por João Rôlo. El diseñador que también vistió, en verde turquesa, a la madre de la novia, Ana Cristina. Quería un vestido que “pudiera volver a usar en el futuro y no dejarlo en el armario durante años”, y se cumplió su deseo. El modisto creó un diseño contemporáneo con un guiño a la época victoriana, que resaltaba su silueta y sus hombros esculturales. El corpiño, estructurado, y la falda, bajo la que asomaban los zapatos de Versace, muy amplia, con cola de tres metros y dos grandes jabots desde la cintura al suelo.

Julia llevaba un vestido en doble ‘shantung’ de seda natural, con corpiño y falda con cola de tres metros; joyas de su abuela, y un ramo de lirios del valle y hortensias
Julia Nasi HOLA 4065©Rui Valido/PRISM
Julia Nasi HOLA 4065©Rui Valido/PRISM

Joyas de su abuela

Julia Nasi coronó su puesta en escena con un aderezo de diamantes y perlas, de los años cuarenta, de su abuela materna: una tiara que usó como joya de pelo y unos maravillosos pendientes. En sus manos, un magnífico ramo repleto de lirios del valle, porque, como nos contó, “siempre ha sido una de mis flores favoritas”, y de hortensias, que “me recuerdan a mi tía Pequenina, fallecida en 2015, que las tenía en su jardín”.

Carlo Fontana, con traje de Luca Rubi­nacci, y Julia se prometieron amor eterno ante doscientos invitados, que viajaron a Portugal desde cuarenta países diferentes, protagonizando un gran desfile de príncipes, nobles, empresarios y alta sociedad, en el que destacaron cuatro invitadas de honor españolas: Nuria González, mujer de Fernando Fernán­dez-Tapias; Miryam Abascal, sobrina de Naty Abascal, que vive en Portugal con su marido, Nicholas von Bruemmer y sus dos hijos; Isabel Preysler, y Carmen Martínez-Bordiú, que estaban felices de volverse a encontrar, aunque siempre están en contacto, porque su amistad es para siempre.

Carlo Nasi, productor musical italiano, y Ana Cristina Nasi HOLA 4065©Rui Valido/PRISM
Arriba, la novia, Julia Nasi; en la imagen, a la izquierda, sus padres, Carlo Nasi, productor musical italiano, y Ana Cristina Nasi, con un vestido verde turquesa realizado por João Rôlo. Al lado, entrando en la iglesia del brazo de su padre y padrino, precedidos por su paje y sus damitas, Leonor y Simão Pedro da Cunha Casanova, seguidos de Maude e Isabella de Mello Breyner Lagos.

Se conocieron a los dieciocho años y más de cinco décadas después, las une, además del cariño, las vivencias que han compartido, aunque ahora están en etapas vitales muy diferentes. Todas ellas son muy amigas de Ana Cristina Nasi, quien, en una entrevista reciente, nos decía que Isabel “es una de las mujeres más divertidas e inteligentes que he conocido. Siempre está ahí cuando la necesitas... Ella y Mario forman una de las parejas más elegantes y hermosas. ¡Nunca la he visto tan feliz como está ahora!”.

Miryam Abascal, sobrina de Naty Abascal, que vive en Portugal con su familia; Carmen Martínez-Bordiú, e Isabel Preysler. En segunda fila, de izquierda a derecha, Antonio Viana Baptista, Fernando Espirito Santo, Nuria González, Catarina Flores, João Viegas Soares y Caetana Beirão da Veiga HOLA 4065©Rui Valido/PRISM
Julia Nasi y Carlo Fontana HOLA 4065©Tiago Caramujo
En la imagen, los novios en la iglesia de Santa María de Loures, donde celebraron su boda. Arriba, en primera fila, Miryam Abascal, sobrina de Naty Abascal, que vive en Portugal con su familia; Carmen Martínez-Bordiú, e Isabel Preysler. En segunda fila, de izquierda a derecha, Antonio Viana Baptista, Fernando Espirito Santo, Nuria González, Catarina Flores, João Viegas Soares y Caetana Beirão da Veiga.

Príncipes y nobles

Entre los invitados, también destacó la presencia de Fiona Swarovski Grasser con su marido, Karl-Heinz Grasser; el príncipe Augusto Ruffo di Calabria, primo del Rey Felipe de los belgas, con su esposa, la princesa Tana; Chantal Hochuli madre de los príncipes Christian y Ernst de Hanno­ver; los condes Brandolini d’Adda; Fernando Espírito Santo, y João Viegas Soares, expareja de Vicky Martín Berrocal.

Fue una ceremonia muy emotiva y llena de instantes perfectos, destacando el momento en el que la novia, muy devota de la Virgen María, quiso honrarla cantando un fado sagrado que era un Ave María del fraile portugués Frei Hermano da Câmara. Tras la ceremonia, todos se trasladaron al Palacio do Correio Mor, donde se serviría un cóctel, seguido de una cena en la que se homenajeó a la gastronomía de Italia y de Portugal, incluida la tarta elaborada con la receta del postre ovos moles, que tenía forma de margarita y se decoró con margaritas naturales.

Julia Nasi y su marido HOLA 4065©Rui Valido/PRISM
Julia Nasi con su abuelo el ingeniero Mario Rodrigues HOLA 4065©Rui Valido/PRISM
En la imagen, a la izquierda, Julia Nasi con su abuelo el ingeniero Mario Rodrigues, que había celebrado su noventa y nueve cumpleaños unos días antes de la boda. A la derecha, la novia; su marido, Carlo Fontana, y la madre de este, Carmen Fontana, con un vestido de seda en amarillo mostaza. Arriba, los felices recién casados.

Las celebraciones reflejaron en todos los escenarios los deseos y la ilusión de los novios, aunque en este último enclave se notó la mano de la elegante madre de la novia, quien, como nos contó Julia, tiene auténtica pasión por las decoraciones de las mesas y lo demuestra en su cuenta de Instagram, @actablemanners, aunque contó con la ayuda de Vasco Aragão y Rosario Garcez: “Cada espacio tiene sus azulejos y sus colores y pensamos que sería genial decorar los cuatro salones de forma diferente y única”.

Durante la cena, João Viegas Soares, exnovio de Vicky Martín Berrocal, Carmen Martínez-Bordiú; Fernando Espirito Santo, y Nuria González HOLA 4065©Rui Valido/PRISM
Fiona Swarovski HOLA 4065©Rui Valido/PRISM
Chantal Hochuli, madre de los príncipes Christian y Ernst de Hannover, y Noemi Marone Cinzano HOLA 4065©Rui Valido/PRISM
Arriba, durante la cena, João Viegas Soares, exnovio de Vicky Martín Berrocal —rompieron a principios de este año—; Carmen Martínez-Bordiú; Fernando Espirito Santo, y Nuria González. Debajo, Fiona Swarovski, y al lado, Nuria González, con falda verde y blusa estampada a juego; Isabel Preysler, con un vestido largo en tonos naranjas y azules, y su gran amiga Ana Cristina Nasi, madre de la novia. En la imagen, a la izquierda, Chantal Hochuli, madre de los príncipes Christian y Ernst de Hannover, y Noemi Marone Cinzano. Al lado, Isabel con el príncipe Augusto Ruffo di Calabria.

La fiesta

Las celebraciones nupciales finalizaron con una fiesta que estuvo amenizada por Sud Medina, una banda de Nápoles, y DJ Betto, y duró hasta las seis de la mañana. Julia Nasi y Carlo Fontana —nacido en Sudáfrica, pero medio italiano por parte de padre— se conocieron, en Suiza, en 2015. Carlo trabaja como ejecutivo en la industria del juego, en Londres, la ciudad donde viven. Y Julia, tataranieta por parte de padre de Giovanni Agnelli, senador vitalicio de Italia y fundador del imperio Fiat, después de su paso por Muryx Swimwear y de trabajar en la FIFA cinco años, sigue centrada en el mundo del fútbol.

Para la cena y el primer baile, la novia se cambió de falda, y para su fiesta, eligió un mono corto de pedrería, poniéndose la tiara que llevó en la ceremonia como gargantilla
Julia Nasi HOLA 4065©Rui Valido/PRISM
Isabel Preysler y Nuria González HOLA 4065©Rui Valido/PRISM
Julia disfrutó a lo grande de su primera noche de casada. Arriba, con el festivo mono, también diseño de João Rôlo. En la imagen, Isabel Preysler y Nuria González en un momento de confidencias.

En la actualidad, trabaja en Momento Market, una empresa de deporte y tecnología con grandes proyectos en asociación con destacados atletas y clubes de fútbol europeos, que va a lanzar este verano. Es mitad italiana y mitad portuguesa —”Portugal es muy importante para mí porque me siento como en casa, aunque nunca he vivido aquí”—, habla siete idiomas y ha vivido en diferentes ciudades del mundo, pero ahora todo pasa por Londres, donde empieza su vida de casada.

Julia Nasi y Carlo Fontana HOLA 4065©Rui Valido/PRISM
A la izquierda, los recién casados en su primer baile, con “Firestone”, de Kygo, una canción especial para los dos. Para la cena y la primera parte de la fiesta, Julia, cambió la falda de la ceremonia por otra fluida de gasa y seda. Al lado, Fiona Swarovski bailando con Nuria González.

FOTOS: RUI VALIDO/PRISM

MAQUILLAJE: TOM PERDIGÃO