Ariadne Artiles, modelo española

Bebés

Estos son los beneficios del método canguro que Ariadne Artiles utiliza con sus hijos

Se trata de una técnica recomendada para los recién nacidos prematuros que favorece el contacto piel con piel y convierte a los progenitores en incubadoras naturales

por hola.com

Ariadne Artiles daba la bienvenida a sus dos gemelas, María y Julieta, a principios de este mes de abril. Un parto difícil por cesárea en el que la modelo “perdía tres litros de sangre” y para el que necesitó recuperarse en el hospital. Tres semanas después ya en casa con sus dos pequeñas, aseguraba estar atravesando muchos momentos de felicidad e ilusión con sus dos bebés neonatos que están “muy bien, fuertes y cada día más gorditas”. Y es que, si traer al mundo un bebé ya es todo un reto, un parto gemelar entraña aún más riesgo. En el caso de Ariadne Artiles, además, sus hijas han nacido con 34 semanas, es decir, son bebés prematuros.

La modelo, como hemos dicho, ya perfectamente recuperada, daba las gracias en su perfil de Instagram a todo el equipo médico que le ha acompañado en estos días y, en concreto, a la Dra. Pilar Bas, neonatóloga del servicio de pediatría del Hospital Vithas Las Palmas, donde daba a luz. Con ella hemos hablado de una de las técnicas que ellos aconsejan en el caso de los recién nacidos prematuros: el Método Madre Canguro (MMC). Pero, ¿qué es y qué beneficios nos aporta su práctica?

¿Qué es el Método Madre Canguro (MMC)?

El Método Madre Canguro (MMC) es una técnica que se remonta a los años 70 en Colombia, pero que, como asegura la Dra. Pilar Bas, “se ha ido consolidando con los años y ha demostrado su éxito en muchos aspectos”. Es más, en el caso de los bebés prematuros, por ejemplo, se ha convertido en un método de cuidado esencial, siendo una de las pocas intervenciones que la Organización Mundial de La Salud (OMS) recomienda de forma universal.

No te lo pierdas: Cuándo y cómo dar el pecho a un bebé prematuro

Consiste en un contacto piel con piel (para lo que el bebé debe estar desnudo o semidesnudo) las 24 horas del día y en una posición vertical permanente del bebé. Para ello, se puede utilizar algo elástico que nos ayude a sostenerlo y que disminuya el esfuerzo de la madre o padre (puede ser realizado también por éste), convertidos ahora en canguros. Debe tener el mínimo de interrupciones posibles, siendo lo ideal las 24 horas y nunca menos de 2 horas consecutivas, y prolongarse todo el tiempo que el pequeño lo necesite.

Además, el progenitor también debe estar desnudo, para que el bebé, al ser colocado con su cabeza de lado sobre el pecho, pueda aproximar su oído cerca del corazón de sus progenitores. Los brazos y piernas deben estar flexionados. Se comienza a practicar en las unidades de neonatología de los hospitales, pero una vez dada el alta hospitalaria, se puede continuar en casa.

No te lo pierdas: Semana 22 de gestación: el límite temporal para la supervivencia postnatal

Beneficios del Método Madre Canguro (MMC)

El MMC favorece el contacto piel con piel entre el recién nacido prematuro y su progenitor, lo que convierte a los padres en una especie de incubadora humana con el objetivo de regular la temperatura del neonato y simular, así, el útero materno. Además de las consecuencias positivas que tiene este método para los padres “pues incrementa el grado de competencia de los progenitores, empoderándolos y haciéndoles sentir cuidadores esenciales de sus hijos”, asegura la doctora, sus grandes beneficios son:

  1. Según los últimos estudios publicadosreduce la mortalidad en bebés prematuros hasta en un 30%.
  2. A nivel neurológico, los niños que han practicado MMC presentan una mayor duración e integridad del sueño, favoreciendo la maduración cerebral. Así, como nos explica la Dra. Pilar Blas, “existe una amplia evidencia científica que demuestra que su desarrollo neuropsicomotor es mayor, regulando mejor el estrés y la sensación de dolor”.
  3. Mayor capacidad de regulación de la temperatura y fisiología. Estabilizan mejor su frecuencia cardiaca y respiratoria. Es más, la doctora nos confirma que “durante el MMC los bebés prematuros disminuyen el número de apneas y es el lugar ideal para retirar el soporte respiratorio”.
  4. Favorece la lactancia materna. La doctora asegura que “tras poner en práctica una sesión de MMC, muchas madres confirman que han experimentado un aumento en la producción de leche”.
  5. Acorta la estancia hospitalaria en una media de 2-3 días.
  6. Promueve el vínculo emocional con sus progenitores: “el neonato va a encontrar un lugar seguro en el pecho materno que le ofrezca alimento y tranquilidad. De esta forma, disminuye la ansiedad materna, así como la depresión y los sentimientos de culpabilidad que aparecen en los padres con hijos prematuros”, apunta la doctora.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie