¡Vuelve Kate! La duquesa de Cambridge recupera su 'trono' gracias a Alexander McQueen

La Duquesa deslumbra en el primer gran evento tras su baja de maternidad al reinterpretar uno de sus looks más espectaculares del año pasado

by Paula Callejo

El 12 de octubre de 2018 era una cita señalada en el calendario de la Casa Real Británica desde hacía meses. Después de la boda de Meghan Markle y el Príncipe Harry, el Castillo de Windsor ha vuelto a abrir hoy sus puertas para acoger el otro gran enlace del año, que une en matrimonio a la princesa Eugenia con Jack Brooksbank. Pese a que, evidentemente, el vestido más esperado y el secreto mejor guardado venía de parte de la novia, otros dos nombres han cobrado de nuevo especial protagonismo, y es que los estilismos de la duquesa de Cambridge y su cuñada, la duquesa de Sussex, generan siempre gran expectación.

VER GALERÍA

Poco antes de las 12 de la mañana han llegado ambas junto a sus maridos haciendo gala una vez más de sus impecables estilos. Ambas han seguido la protocolaria fórmula de apostar por conjuntos monocolor con vestido, tocado, bolso de mano y stilettos a tono, y, curiosamente, cada una ha apostado por la firma encargada de confeccionar su look nupcial. De esta manera, mientras que Meghan Markle ha lucido un conjunto azul noche de Givenchy, la esposa del príncipe Guillermo ha brillado de la mano de la casa Alexander McQueen.

VER GALERÍA

Pero en esta ocasión ha prescindido de su paleta predilecta, la de los tonos empolvados; esos que suele escoger en este tipo de acontecimientos, recordemos el look de la boda de Harry y Meghan o el del gran día de su hermana Pippa. Esta vez se ha decantado por un conjunto de un intenso tono buganvilla. Curiosamente, el vestido de cuello caja, hombros ligeramente abullonados, cintura entallada y falda midi tableada que lo protagoniza es el mismo que escogió para acudir a uno de los eventos más importantes para la Familia Real británica, el Trooping the Colour, el año pasado. Aunque en aquella ocasión lo llevó en rosa chicle, un color más apropiado para la época veraniega en la que se celebra la festividad, esta vez ha cambiado la tonalidad logrando configurar el look de invitada de otoño perfecta.

VER GALERÍA

Para completar el estilismo, ha sumado un tocado a tono de Philip Treacy, zapatos de terciopelo de Prada, un pequeño clutch rectangular y pendientes de brillantes en forma de lágrima. Su presencia en la boda de Eugenia y Jack Brooksbank ha sido una demostración más de cómo la duquesa de Cambridge consigue ser la mejor versión de si misma siempre que busca inspiración.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie