Disfrutó de una agradable jornada en el centro de Londres, donde pasó completamente desapercibida

La princesa Beatriz de York: primeras imágenes con su hija, Sienna, en un mercadillo navideño

La nieta de la Reina Isabel II estuvo muy pendiente de Wolfie, el hijo de cinco años de su marido

Beatriz de York

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Como una familia más disfrutando de los primeros días de la temporada con la que arranca la Navidad. Así fueron vistos la princesa Beatriz de York y su marido hace unos días en Winter Wonderland, el mercadillo que se ha instalado en Hyde Park, en el centro de Londres. El matrimonio pasó una tarde de diversión junto a su hija, Sienna, de dos meses, que protagonizó su primer paseo navideño, y Christopher Woolf, conocido como Wolfie, el hijo de cinco años que Edoardo Mapelli Mozzi tuvo con su anterior pareja, Dara Huang.

Portada Hola 4036©Hola

La hija del príncipe Andrés y Sarah Ferguson estuvo especialmente atenta con el hijo de su marido: visitaron algunas de las atracciones de esta feria navideña, la más grande de la capital británica, tomaron salchichas alemanas en un puesto de gastronomía bávara y compraron una gran piruleta para el pequeño.

Beatriz de York HOLA 4036©GTres
Beatriz de York HOLA 4036©GTres
Sobre estas líneas, la princesa Beatriz de York disfruta de Winter Wonderland, el mercadillo que se ha instalado en Hyde Park, en el centro de Londres. Arriba, con su marido, Edoardo Mapelli Mozzi, y Wolfie, el hijo de cinco años del empresario. Abajo, derecha, con su hija, Sienna

Lo más llamativo de las imágenes es que la nieta de Isabel II, una de los miembros más populares de la Familia Real británica, pasó completamente desapercibida y pudo disfrutar de un día tranquilo. Con un abrigo de invierno con una capucha forrada de piel combinada con una bufanda verde azulado y un gorro negro, Beatriz logró pasar una agradable jornada en familia lejos del escrutinio.


Más sobre