Los emotivos 'gestos' que se han vivido en el Salón de las Columnas

by hola.com

La emoción se palpaba en el ambiente. Ha sido un acontecimiento histórico, lleno de significativos instantes y momentos para el recuerdo que quedarán grabados en nuestra memoria para siempre. El abrazo de don Juan Carlos al príncipe Felipe, las confidencias entre padre e hijo, el momento en el que el Rey ha cedido su sitio a su heredero simbolizando el traspaso de la Corona, la formalidad de las infantas Leonor y Sofía, la caricia de la princesa Letizia a su primogénita... Poco más de 20 minutos, pero llenos de intensidad, y es que todas las despedidas son difíciles, aunque sean sólo un hasta luego...

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
CARIÑO Y ADMIRACIÓN: Todos los invitados sentados en la Sala de Columnas del Palacio Real se pusieron en pie para aplaudir a Don Juan Carlos, que se mostró en todo momento muy agradecido y emocionado. Eso sí, como cabía esperar, fue con su heredero con el que protagonizó instantes llenos de simbolismo, instantes de esos que tan sólo duran unos segundos, pero que para ellos significan un mundo. © Gtresonline
EL LEGADO DE DON JUAN CARLOS: No habrá discursos pero sí algún gesto de don Juan Carlos a su hijo. Eso es lo que se preveía... pero no hubo uno, hubo muchos instantes llenos de significado durante la ceremonia de sanción de la ley de abdicación en el Palacio Real. Uno de ellos fue éste que protagonizaron el Rey y su heredero, símbolo del importante paso que acababa de dar el monarca al firmar la Ley orgánica que hacía efectiva su abdicación. © Cordon Press
LE TOCA EL TURNO A FELIPE: Tras la firma, el Rey ha protagonizado uno de los momentos más significativos de la ceremonia al darle un efusivo abrazo lleno a su hijo, quien miraba con admiración y cariño a su padre. Después, don Juan Carlos ha cedido su sitio al que será el nuevo soberano como símbolo del traspaso en la Corona de España. © Gtresonline
LA ADMIRACIÓN DE UNA MADRE ORGULLOSA: En su papel y tal y como lo ha hecho de manera impecable durante estos casi 39 años de reinado, doña Sofía ha vivido hoy su último día como soberana arropando a su marido, don Juan Carlos, y felicitando a don Felipe, que a partir de las 00:00 horas de este jueves, 19 de junio, será ya el nuevo Rey de España. Asi, besó y abrazó a su hijo como lo hacen todas las madres, con ese cariño incondicional y admiración sin límites, pero con el añadido de saber que está más que preparado para asumir el nuevo papel que le depara su condición de heredero. © Gtresonline
EL GESTO DE LETIZIA A SU PRIMOGÉNITA: Después del cariñoso abrazo que le dieron a su abuelo, doña Letizia hizo una tierna caricia a su hija, la infanta Leonor, y le dijo: "Muy bien", en señal de lo bien que se han portado durante toda la ceremonia y lo formales que han sido. © Cordon Press
COMPLICIDAD Y CONFIANZA, PILARES DE SU RELACIÓN: Padre e hijo protagonizaron instantes de confidencias y palabras al oído. Los dos sabían la importancia del momento que estaban viviendo y así lo reflejó la complicidad que mostraron en todo momento. Don Juan Carlos siempre ha confiado ciegamente en su hijo y ahora, más que nunca, al cederle la Corona al renunciar al Trono. © Cordon Press
MUY PENDIENTE DE SUS NIÑAS: Si hay algo que nos ha llamado la atención durante la ceremonia han sido los gestos que ha protagonizado la princesa Letizia con sus hijas. Ha estado pendiente de ellas en todo momento, acompañándoles a sus asientos, dedicándoles un guiño de ojo o mirándoles con ternura y complicidad, como cuando ha sido nombrada en la intervención de Jaime Pérez Renovales, actual subsecretario de la Presidencia, que ha procedido a la lectura de la Ley de Abdicación. © Gtresonline

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie