Zurich, una ciudad de agua con mucho arte

by hola.com

A orillas del agua y con vistas a los Alpes, la ciudad más grande de Suiza es también una metrópolis fascinante donde cabe de todo. Tiene más de 50 museos y un centenar de galerías de arte, barrios con una animada vida nocturna, un ambiente multicultural, una famosa y elegantísima calle comercial, zonas de baño en el lago, oasis verdes… Uno de esas ciudades que siempre está en las lista de las de mejor calidad de vida del mundo. Hemos resumido en esta galería de imágenes algunas de sus mejores perspectivas. Más información: Suiza Turismo.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

PANORÁMICA
A orillas del agua y con vistas a los Alpes, a Zurich siempre se la ha considerado la ciudad con la mejor calidad de vida del mundo. Además es una ciudad de museos. En esta panorámica se descubre el Schweizerisches Landesmuseum, un fantástico edificio tipo palacio construido hace más de cien años que presenta la colección de historia cultural más grande del país.

 

GROSSMÜNTER
Los campanarios gemelos de Grossmünter, del siglo XV, son posiblemente el monumento más famoso de Zurich, un templo románico con elementos góticos donde se celebra culto protestante. En el claustro alberga un museo de la Reforma y el que fuera el antiguo monasterio se ha transformado en la Facultad de Teología de la Universidad de Zúrich.

 

VERANO
El río Limmat tiene un recorrido de 140 kilómetros y sus aguas son tributarias del río Aar, el más importante de Suiza por su longitud y caudal, que a la vez es afluente del río Rin. Como curiosidad, en sus aguas se puede practicar el baño en verano, algo casi imposible en cualquier ciudad que tenga un área metropolitana de más de un millón de habitantes.

 

KUNSTHAUS ZÜRICH
De los 50 museos que posee la ciudad, 14 de ellos están dedicados al arte. En el Kunsthaus Zürich, el museo de artes plásticas, se encuentra una colección importante de cuadros, esculturas, fotos y videos. Además ofrece una gran colección de obras de Alberto Giacometti.

 

GANÍMEDES Y EL LAGO ZURICH
En la Burkliplatz se encuentra esta estatua de Ganímedes realizada por el escultor Hermann Hubacher en 1952 que simboliza el anhelo del ser humano por llegar al Olimpo de los Dioses. Un lugar excepcional para contemplar el lago Zurich, y cerca tomar en alguno de los embarcaderos próximos un barco para recorrer sus aguas.

 

TAMBIÉN EN BICI
Además de a bordo en un barco, hay otra forma más económica de disfrutar de las orillas del río Limmat e igual de sugerente, y es la de alquilar una bici de forma gratuita para recorrer sus orillas.

 

CASAS DE BAÑO
Zurich es conocida por sus badis, son zonas de baño a lo largo del lago de Zurich y el río Limmat, que, divididas para hombres y mujeres, ofrecen además de unas vistas magníficas de la ciudad todo tipo de instalaciones recreativas. Por la noche la de Oberer Letten se transforma en un cine, un elegante bar y un restaurante asiático.

 

NIEDERDORF
En Zurich llaman con cariño “Dörfli” al legendario barrio del casco antiguo de Niederdorf. Sus estrechas calles peatonales y el emblemático Grossmünster fascinan con sus pequeñas boutiques, anticuarios y talleres de artesanía.

 

FRAU GEROLDS GARTEN
El punto de encuentro con más ambiente del barrio de Jardbrücke es este espacio urbano que fue creado en el verano de 2012 como un proyecto temporal, entre la torre Prime y la torre Freitag, y ha ido crecido hasta convertirse en toda una institución, con tiendas, arte, un jardín comunitario y un animado programa de actividades. En verano, el local abre todos los días hasta la medianoche.

 

EN BARCO
Recorriendo en barco las aguas del río Limmat van saliendo al paso algunos de sus principales momumentos, como sus tres templos principales: el románico de Grossmünster, la Fraumünster y la Peterskirche.

 

LAGO DE ZURICH
Antaño, el lago era sobre todo una vía de tránsito y de transportes. Hoy, sus orillas son en verano un lugar de esparcimiento en su extremo más occidental, la ciudad de Zurich, y un destino popular de excursiones a lo largo de toda la región que baña.

 

BAUSCHÄNZLI
Uno de los últimos restos de las fortificaciones barrocas de Zurich es Bauschänzli, una isla artificial en el río convertida en restaurante, aunque en realidad es una plaza de la ciudad y un parque público.

 

LAS RECOMENDACIONES DE UN ZURIQUÉS
Y si quieres seguir las recomendaciones de uno de los mejores embajadores de Zurich, el paisajista urbano y cocinero Maurice Maggi, oriundo de esta ciudad suiza, no dejes de pasear por ese oasis urbano que es el parque de Irchel, 32 hectáreas de naturaleza salvaje donde crecen plantas y árboles frutales exclusivamente autóctonos y que cuenta además con un romántico estanque. Cuando aprieta el hambre, nada como la trattoria Ziegelhtte, inmersa en plena naturaleza, donde el domingo se sirve un abundante brunch con muchos productos caseros. Y acabar el día en el Helsinkiklub, en el barrio de Zurich-West, un club pequeño que ofrece un escenario a músicos menos conocidos con gran talento y pasión. Y si quieres conocer otras ciudades suizas de la mano de algunos de sus mejores embajadores, pincha aquí.

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie