Pastel de bodas de Kate Middleton y el príncipe William, hecho por Fiona Cairns©@fionacairnsltd

Los detalles del pastel de bodas del príncipe William y Kate Middleton

Este mes, los Príncipes de Gales celebran su 13° aniversario de casados

En medio de la complicada situación que se vive en el hogar de la princesa de Gales, Kate Middleton, y el príncipe William; hay otros detalles que les llevan alegría y que los hacen sonreír por los gratos recuerdos y las fechas llenas de significado que tienen en puerta. Además del sexto cumpleaños de su hijo menor, el príncipe Louis, Kate y William están por celebrar su aniversario de casados número 13, un año más de aquella increíble boda que paralizó al mundo entero el 29 de abril de 2011.

Pastel de bodas de Kate Middleton y el príncipe William, hecho por Fiona Cairns©@fionacairnsltd

Con este festejo en puerta, Fiona Cairns, la pastelera encargada de hacer el gran pastel que sirvieron a sus invitados en el Reino Unido, reveló un detalle que los entonces novios deseaban para uno de los momentos más esperados de la fiesta.

Lejos de la ostentosidad que muchos imaginan que hubo en las elecciones para la entonces boda del año, Kate y William optaron por una decoración sencilla pero al mismo tiempo elegante y llena de significado. “El encargo no debía ser ostentoso ni grandioso, sino romántico e informal en su estructura”, escribió Fiona junto a una foto del pastel que, para ella, es todo un triunfo en su carrera.

El postre fue hecho con 12 pasteles rellenos de fruta cubiertos en crema color marfil y colocados en niveles para crear la imagen de la perfecta tora de bodas. La decoración tenía mucho significado, pues en él se podían ver 17 flores que Kate solicitó muy atenta. Además de flores que simbolizan Inglaterra, Irlanda, Gales y Escocia, dijo que el pastel presentaba decoraciones de lirio de los valles que “simboliza la dulzura y la humildad”.

Royal Wedding - Wedding Guests And Party Make Their Way To Westminster Abbey©GettyImages

Ese detalle Kate lo replicó en su velo, en el que también estuvieron bordadas las flores. El bouquet de su ajuar nupcial también incluía esta selección llena de significado para ella, para la Familia Real Inglesa y el pueblo que tenía puesta su atención en ella.

Un pastel entregado con mucho cuidado

Quizá uno de los temores más grandes de los pasteleros es que, a la hora de entregar el pedido, algo salga mal con el transporte y se arruine la creación o no sea llevada en condiciones climáticas adecuadas y pueda echarse a perder. Fiona tuvo puso especial cuidado en este punto, y significó un reto para ella, además de que fue custodiado.

“Fue conducido con cuidado por la M1 hasta el Palacio de Buckingham, el pastel era un verdadero proyecto arquitectónico de más de tres pies (un metro) de altura y 220 libras (100 kg) de peso”, recordó la experta.

Pastel de bodas de Kate Middleton y el príncipe William, hecho por Fiona Cairns©@fionacairnsltd

Sobre el tiempo que tardó en quedar listo el pastel, Cairns agregó: “El montaje requirió seis personas y tres días. Los tres niveles inferiores proporcionaron la base estable para el pastel al crear cuatro ”esquinas“ y estaban hechos de 12 pasteles en total.

El pastel creado por Kate Middleton

Como muchas niñas, Kate Middleton tenía en mente algunos detalles de su boda perfecta. Uno de ellos era el pastel, pues a decir de Fiona en una charla previa con Town & Country, fue muy específica con lo que quería y lo que no; además de que siempre tuvo una actitud adorable.

“Las ideas surgieron de ella, tuvimos reuniones con ella y el encargo fue de Kate”, dijo Fiona. “Nos tranquilizó muchísimo, es tan natural y encantadora como la vemos en los medios. Fue un proceso maravilloso”, dijo feliz por haber sido parte de esa histórica celebración.

Pastel de bodas de Kate Middleton y el príncipe William, hecho por Fiona Cairns©@fionacairnsltd

El pastel del príncipe William

Si bien el pastel principal fue el que Kate diseñó, la fiesta tuvo otro pastel que el príncipe William ordenó. Para recordar su infancia y las tardes junto a su abuela, la reina Isabel II, el heredero al trono eligió un pastel de chocolate de Barry Colenso. El resultado fue un pastel tiffin -para la hora del té- cuadrado, de tres niveles y terminado con hojas de chocolate, creado en asociación con The McVitie’s Cake Company.