Carlota Casiraghi, una mamá con mucho ritmo en el Baile de la Rosa

La hija de Carolina de Mónaco, que estaba radiante en su primera aparición pública tras dar a luz al pequeño Raphael, disfrutó al máximo del concierto que ofreció Mika para amenizar una de las citas más esperadas del Principado

by hola.com
Como cada año, Mónaco se ha vestido de gala para celebrar el evento que marca el inicio del calendario festivo primaveral en el Principado: el Baile de la Rosa. En esta edición, la 60ª, la temática giró en torno al movimiento del constructivismo, un tributo al pintor ruso Kazimir Malevich en una gala que se llenó de color en su edición más artística.

Desde Carlota Casiraghi, sin Gad Elmaleh ni el pequeño Raphäel, pero radiante apenas tres meses después de haber dado a luz, hasta Carolina de Mónaco, apoyada en un bastón y calzando zapatillas de deporte, la familia Grimaldi se reunió en esta cita anual para homenajear a la princesa Gracia y recaudar fondos para su fundación, actualmente presidida por la princesa Carolina. Allí estaban también Alberto de Mónaco, acompañado por una elegantísima Charlene, y Pierre Casiraghi con Beatrice Borromeo, que pusieron el toque romántico a la noche sin poder contener las miradas cómplices y enamoradas. Al igual que el año pasado, los grandes ausentes de la velada fueron Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo, que recientemente celebraron su gran boda religiosa.

Un año más, el diseñador alemán Karl Lagerfeld se ha unido al evento aportando su personal punto de vista con el diseño de algunos de los conjuntos de noche y la decoración en la sala de las estrellas del Sporting Montecarlo. Colores y formas geométricas llenaron esta sala, que se convirtió, por una noche, en una muestra de arte constructivista a la que asistieron más de 800 personas, grandes personalidades de la alta sociedad como el príncipe Emmanuel Filiberto de Saboya, el actor Guillaume Gallienne con su esposa Amandine o los príncipes Carlos y Camilla de Borbón de las Dos Sicilias.

La gala estuvo amenizada por una actuación del cantante Mika y una rifa presentada por el periodista francés Stéphane Bern. Diversión para todos los gustos en esta elegante fiesta en la que el 'glamour' brillaba en cada rincón por una causa solidaria. 

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
La familia Grimaldi ha vuelto a inaugurar el calendario social y festivo del Principado con el Baile de la Rosa, la celebración que abre las puertas a la primavera y que, año tras año, rinde homenaje a la memoria de la princesa Gracia recaudando fondos para su fundación. Los grandes ausentes fueron Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo, que el pasado enero volvieron a darse el 'sí, quiero', esta vez por la iglesia, en una ceremonia de cuento celebrada en Gstaad. Tampoco acudió Gad Elmaleh, pareja de Carlota Casiraghi y padre de su hijo Raphaël, al encontrarse en Lyon con su espectáculo 'Sans tambour'. © Getty Images
Carlota estaba espectacular en su primera aparición oficial tras ser madre. Optó por un vestido plateado de palabra de honor, un chal y un discreto colgante. © Getty Images
Un bello primer plano de Carolina de Mónaco y Carlota Casiraghi. Madre e hija lucieron recogidos muy similares. © Getty Images
Carlota demostró ser una mamá con mucho ritmo durante el concierto que ofreció Mika para amenizar el Baile de la Rosa. En primera fila, dando palmas, cantando, bailando... Carlota es la viva imagen de la felicidad desde que comenzó su relación con Gad Elmaleh y dio a luz a su primer hijo. © Getty Images
Charlene de Mónaco estaba radiante con una de las tendencias de la temporada: transparencias en las piernas. La soberana, que lució sus propios pendientes Van Cleef & Arpels Ocean de diamantes y zafiros, se mostró muy cariñosa durante la velada con su esposo, el príncipe Alberto, totalmente recuperado de la intervención benigna a la que fue sometido hace unas semanas. Carolina de Mónaco, por su parte, apareció con un bastón y unas zapatillas de deporte, que no dejaron indiferente a nadie. La princesa combinó su precioso vestido de aire oriental con unas playeras diseñadas por su gran amigo Karl Lagerfeld. © Getty Images
Los novios de Mónaco, los enamorados Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo, preciosa de Giorgio Armani Privé. Llegaron de la mano, consolidando así una relación que podría acabar en boda muy pronto. © Getty Images
Carlota no sólo ha reaparecido este fin de semana en este Baile de la Rosa, sino también en lo circuitos hípicos, ya que ha vuelto a saltar con su caballo en el GPA Jump Festival. Esta es una de sus grandes pasiones, a la que tuvo que renunciar en los primeros meses de su embarazo, pero ahora, tres meses después de dar a luz a su primer hijo, la mayor de las hijas de Carolina de Mónaco vuelve a la competición. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie