¿Kate Moss? ¡No! Es su hija Lila en Nueva York con el look fácil de fiesta que queremos copiar

La joven modelo no solo sorprende con su estilo, sino también por el gran parecido a su madre

Por HolaFashion ES

Como otras hijas de iconos de la moda (Kaia Gerber, Leni Klum...), Lila Moss también decidió a muy temprana edad seguir los pasos de su madre. Con solo 13 años protagonizó su primera portada editorial junto a Kate Moss, y desde entonces, ha continuado en diversos proyectos relacionados con su gran pasión. En 2020 debutó por primera vez sobre la pasarela de la mano de Miu Miu y ahora que tiene 21 años su futuro en este sector parece imparable. Se ha convertido en imagen de firmas como Massimo Dutti, Marc Jacobs, Pepe Jeans... Y también las marcas cosméticas quieren contar con ella para sus campañas, como observábamos anoche en la Gran Manzana, donde Yves Saint Laurent Beauty celebraba una fiesta con ella como embajadora.

Lila Moss triunfa con un minivestido de lunares asimétrico y medias efecto 'piernas infinitas'

Además de heredar su talento como modelo, parece que ella también apuesta por un armario de básicos como el de Kate Moss. La supermodelo convirtió casi en una tradición lo de acudir a exclusivas fiestas llevando prendas como unos vaqueros, camisetas lisas o vestidos lenceros de satén, demostrando que no es necesario complicarse a la hora de acertar con el look. Tampoco lo hacía Lila al decantarse ayer por su elección todoterreno, un estilismo de fiesta increíblemente fácil de recrear.

Lila Moss en Wimbledon con su nuevo novio siguiendo el código FASHION de Brooklyn y Nicola Peltz

La hija del empresario Jefferson Hack se enfundaba en unos cómodos jeans rectos de cintura alta en color negro, un modelo ligeramente skinny que acompañaba con una camiseta de tirantes semitransparente con pronunciado escote redondo. En el mismo color escogía sus complementos, unos salones de tacón en punta y un cinturón cuya hebilla metalizada aportaba el toque de luz a su conjunto.

Lila Moss recrea el icónico estilo de su madre en Glastonbury casi 20 años después

Pero no solo su gusto por la sencillez es lo que nos ha sorprendido, sino también el increíble parecido que Lila y Kate guardan. Sus ojos, su cabello, hasta la manera en la que la joven posa nos recuerda inevitablemente a la de su madre cuando tan solo era una veinteañera, como apreciamos echando la vista atrás, en este desfile de Calvin Klein de 1997.

Más noticias sobre: