'75 Hard Challenge', analizamos el reto viral de las redes para ponerse en forma: ¿funciona?

Se ha convertido en uno de los 'trends' más populares de las plataformas, donde los usuarios comparten sorprendentes resultados tras someterse a este plan de ejercicio y nutrición

Por Cristina González

Los retos fitness son, desde la cuarentena, una forma de mantener la motivación y la constancia a la hora de ponerse en forma. Son muchos los que han nacido en redes sociales y seguramente te suenen, como por ejemplo el programa de Chloe Ting para un abdomen de hierro o las sesiones de Pilates de instructoras como Lily Sabri. Desde hace un par de años también han ido ganando adeptos desafíos algo más extremos, como es el caso del 75 Hard Challenge, un método creado en 2019 por Andy Frisella -empresario, autor y consultor de marketing-, que precisamente en estas semanas previas al verano ha vuelto a repuntar en redes sociales como Tiktok, con cientos de vídeos que se suman al millón de etiquetas de Instagram y otras tantas búsquedas en Google, que este programa que combina entrenamiento y nutrición tiene. 

Ropa de deporte con truco que te motivará a entrenar más: efecto vientre plano, más pecho...

¿En qué consiste el reto '75 Hard Challenge'?

Su creador lo define como un programa de "fortaleza y transformación mental", debido en parte a su dura exigencia. "Puede cambiar tu vida de forma permanente", aseguran desde su web. Y es que el 75 Hard Challenge propone una serie de normas que se deben cumplir durante los 75 días que dura el reto, de ahí su nombre:

  • Seguir una dieta: "Puede ser la que tú elijas, pero debe ser un plan estructurado diseñado con una mejora física en mente", explican.
  • Completar dos entrenamientos de 45 minutos cada día. Uno de ellos debe ser al aire libre.
  • No puedes beber alcohol ni hacer cheat meals
  • Hacerse una foto cada día para ver el progreso
  • Beber un galón de agua al día (3,8 litros)
  • Leer 10 páginas de un libro cada día (no cuentan los audiolibros)

El 'método del cojín' con el que la entrenadora Kim Kardashian tonifica todo su abdomen

¿Qué opinan los expertos?

Hablamos con la nutricionista Salena Sainz, de Naturae Nutrición y con Javier Carbajo, CEO de TrainningBoutique para analizar paso a paso esta manera de ponerse en forma que no termina de convencerles del todo. Comenzando por otra de las normas del reto que aparece al final de la lista anterior: si un día no logras cumplir todas las reglas, debes empezar de nuevo. "Demasiado ejercicio o no poder descansar un día en el que lo necesitemos puede provocar un síndromme de sobre entrenamiento que podría derivar incluso en una fatiga crónica", apunta Salena. Creo que la flexibilidad es la clave para generar adherencia". Javier Carbajo se muestra de acuerdo: "Es una norma un tanto absurda, puesto que probablemente desmotive mucho más de lo que puede llegar a motivar. 75 días entrenando sin parar es una afirmación un tanto 'bestia', ya que no se indica ni la calidad ni la intensidad de estos entrenamientos".

Consigue unas piernas de infarto con esta rutina de ejercicios en tan solo 15 minutos al día

¿Cuánto debe durar el entrenamiento para ser efectivo?

Carbajo apunta que no debería ser contraproducente entrenar la hora y media total al día que propone este reto. "Aunque la carga debe ser controlada y el ejercicio adaptado a las necesidades de cada persona", recuerda. "Lo de realizar un entrenamiento en interior y otro en exterior, en mi opinión, es puro marketing. La realidad es que da igual donde se realice el ejercicio mientras que la persona cumpla con la dosis que le corresponde, ya sean 40 minutos o 120". El tiempo de entrenamiento recomendado, por tanto, depende de las posibilidades físicas y los objetivos de cada uno.

El desayuno dulce y saciante que le copiarás a las australianas

No demonizar a los alimentos

Es el consejo que nos da la experta en nutrición, que se muestra en contra de las 'comidas trampas' -las cuales tampoco defiende el reto-, pero también ante la falta de flexibilidad del 75 Hard Challenge a la hora seguir una dieta. "Tomar un pedazo de tarta casera en un cumpleaños o un plato típico local cuando viajamos, no puede suponer un fracaso en el trabajo general del día a día", asegura. "Creo que las personas que realizan cheat meals incluyen alimentos de menos calidad nutricional y en cantidades no recomendadas. Es mejor tomarte un pincho de tortilla y unos calamares fritos puntualmente, que comerse una pizza industrial y seis dónuts un día a la semana".

¿Qué cantidad de agua hay que beber al día?

El desafío nos anima a beber cerca de cuatro litros diarios, pero Salena nos recuerda que no tiene por qué ser literal: "La hidratación es importante, pero no solo se realiza a través de agua bebida. Los alimentos también aportan su parte acuosa, sobre todo frutas y verduras, así como las sopas o las cremas. También las infusiones contribuyen, de las que además nos podemos beneficiar con sus principios: el hinojo es digestivo, la tila relajante...", explica. Y aunque las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de Estadoss Unidos, determinaron que la ingesta de líquidos adecuada al día para una mujer es de 2,7 litros, la experta apunta que depende rambién de factores como la edad, el peso corporal e incluso el clima o la altitud del lugar en el que vivimos.

Punto a favor: una foto para analizar el progreso

Es otra de las reglas que aparecen en la lista del reto y, en este caso, los expertos sí la aprueban. "Es una opción positiva, ya que permite observar cambios y motivarse", nos dice el fundador de TrainningBoutique. "Pero sería mejor hacerse fotos semanales o cada 15 días para poder observar cambios reales y no caer en la desmotivación, puesto que en 24 horas no vamos a apreciarlo bien".

Entonces, ¿qué habría que cambiar para que el reto sí funcionase?

"Lo principal es ponerse en manos de un profesional y no hacer caso a estos retos o planes 'mágicos' que vemos en redes", insiste Javier. "Caer en planes generalistas puede inducir a la desmotivación: lo importante es que el entrenamiento semanal esté adaptado y se vaya reprogramando según los progresos que hagamos". En cuanto a la dieta, Salena lo tiene claro: "Promover una alimentación funcional basada en la combinación de alimentos que aporten una alta concentración de nutrientes", asegura. "Es la clave para obtener una composición corporal deseada (cómo nos vemos por fuera) y una buena relación con la comida. Así no solo perderemos peso, sino que mejoraremos las musculatura, la piel, el pelo y activaremos nuestro metabolismo".

Más noticias sobre:
Últimas Noticias