Diseño de vanguardia en los hoteles en Madrid y Barcelona

El Only You de Madrid, el Hotel Ohla de Barcelona y el nuevo Lounge del W Barcelona suponen tres modos muy diferentes —y acertados— de entender la decoración de un espacio público

by hola.com
Hoteles, restaurantes, tiendas o locales de ocio se han convertido en lugares imprescindibles dónde tomar el pulso a las tendencias de decoración. Se han convertido también en los proyectos en los que los mejores decoradores echan el resto y demuestran que saben lo que hacen. El último ejemplo ‘inaugurado’ en Madrid se llama Only You. Situado en un histórico edificio del siglo XIX en pleno corazón de la Capital, ha sido decorado por la certera mano de Lázaro Rosa-Violán.
Barcelona, evidentemente, no se escapa a esta tendencia. Lo vas a ver en el Hotel Ohla, cuyo proyecto ha llevado a cabo Alonso Balaguer i Arquitectes Associats. El resultado es sorprendente, espectacular. Como lo es el nuevo W Lounge, un proyecto de diseño vanguardista, ideado por el estudio londinense United Design Partnership, e inaugurado cuatro años después de que el hotel del mismo nombre abriera sus puertas. Puedes comprobarlo desde esta página. Pasa y disfruta.

Más información:
www.ayrehoteles.com
www.lazarorosaviolan.com/es ‎
www.ohlahotel.com
www.alonsobalaguer.com
www.w-barcelona.com
www.united-partnership.com
* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
En el Only You de Madrid Lázaro Rosa-Violán ha creado un hotel boutique combinando tintes coloniales con la idea de acercar el Mediterráneo a la capital. Su objetivo ha sido reinterpretarlos con un estilo contemporáneo, elegante y acogedor. 
Para Rosa-Voilán este trabajo le ha dado la oportunidad de “diseñar todos los aspectos del proyecto, lo que nos ha permitido traspasar las fronteras del hotel tradicional, con el objetivo de crear una nueva y variada ambientación”. En la imagen, el cocktail bar
Dice el decorador: “Lo más relevante son los diferentes salones de la planta de calle en donde hemos creado un ambiente diferente para cada uno. La fantasía del cliente debe empezar desde la entrada”. Un ejemplo de lo que dice Rosa-Violán es el lounge, en la imagen. 
Ubicado en un edificio histórico que data de 1907, el hotel Only You cuenta con 70 habitaciones, cada una de ellas con personalidad propia, pero decoradas para resultar acogedoras para poder “desconectar después de un día en la ciudad, ya sea por placer o trabajo”, comenta el interiorista. 
La rehabilitación del edificio que alberga el Hotel Ohla, de Barcelona, supuso, para Alonso Balaguer “una oportunidad excepcional de acabar la construcción de la casa de Heribert Salas, que comenzó en 1926 y que dejó heridas que han tardado más de 80 años en cicatrizarse”. 
Este proyecto ha sido un reto importante para sus responsables porque “el uso hotelero en el siglo XXI tiene poco que ver con un edificio de viviendas del siglo XX”. Además, existía “la necesidad de conseguir un mínimo de plazas de aparcamiento”. Todo esto “demandaba el derribo del existente, conservando lo necesario: la fachada”. 
El espacio se articula alrededor de la escalera principal, que conserva el trazo del original, y da cabida a un restaurante y a un bar en la planta baja; la recepción y un restaurante en la planta altillo; y 72 habitaciones, cuatro de las cuales son junior suites, de la primera a la sexta planta. 
En las habitaciones destaca el contraste que existe en diversos planos. Por un lado, lo suave y cálido del área de los dormitorios contrasta con el oscuro y duro de los baños. La diferencia tanto de materiales como de luz permite que la separación entre estos dos elementos no necesite ser física. 
Todo el interior del edificio se trata “con la máxima simplicidad posible, apoyándose únicamente en la calidad de los materiales empleados en los acabados, con una iluminación muy discreta y utilizando siempre los mínimos elementos posibles”, afirma Alonso Balaguer. 
También en Barcelona se acaba de inaugurar el Lounge del Hotel W. “La pasión por el diseño, la música y la moda se respira en este espacio, que destaca por su atmósfera creativa, divertida y glamourosa”, afirma Richard Brekelmans, director general de W Barcelona. 
“Nuestra inspiración surge del tema: ‘el cielo y el mar a lo largo del día y la noche’. El W Lounge se beneficia de una panorámica icónica sobre estos dos elementos, que se funden en una de las ciudades más apasionantes del mundo”, afirma Samuel Marsden, diseñador del estudio londinense United Design Partnership. 
El interiorismo del W Lounge mezcla todo tipo de materiales, los más tradicionales con los poco convencionales, añadiendo siempre una inyección de color. Con el fin de asegurar la longevidad y un buen mantenimiento de todos los elementos, se han empleado tejidos resistentes y de alta calidad. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie