Lee Radziwill, princesa en Nueva York

Icono de estilo de vida, hermana de Jackie Kennedy y princesa por matrimonio, Lee Radziwill tuvo una vida de película. Fue el cisne favorito de Truman Capote y sus casas en Nueva York y París, famosas por su decoración, se convirtieron en centro de reunión de la alta sociedad y la élite cultural de la época

Lee Radziwill LIVING 31

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Lee Radziwill no era Lee Radziwill. Su verdadero nombre era Caroline Lee Bouvier y fue la menor de dos hermanas nacidas en una de las familias más ricas de EE. UU. en un momento de decadencia de la fortuna familiar. Casi no hace falta mencionar cómo se llamaba su hermana mayor, Jackie Kennedy Onnasis, primera dama de EE. UU. y reina de lo que ella misma llamó Camelot. Lee vivió una vida intensa, extraordinaria por sí misma, por mucho que la sombra de Jackie la acompañara hasta su muerte en Nueva York a los 85 años y con la elegancia intacta. Se casó tres veces, la segunda de ellas con Stanislaw Radziwill, un príncipe polaco del que heredó el apellido y el título de princesa y fue padre de sus dos hijos, Anthony y Ann Christine. Lee fue estilista, coleccionista de arte, interiorista, actriz, escritora, fotógrafa…, pero por encima de todo, era el cisne favorito de Truman Capote, del que fue íntima amiga durante muchos años. Así es como Capote llamaba a las damas de la alta sociedad neoyorquina, un grupo en el que también estaba Marella Agnelli y a las que retrató en su libro Plegarias atendidas.

Increíblemente curiosa, fue íntima amiga del artista Andy Warhol y el fotógrafo Peter Beard y acompañó a los Rolling Stones en una de sus giras por Estados Unidos a finales de los 60, donde durmió en el autobús como una más
Jacqueline Kennedy, Lee Radziwill y Caroline LIVING 31©GettyImages
Lee Radziwill LIVING 31©GettyImages
Arriba, Lee, en primer término, con su hija y su hermana Jackie. Abajo, a la derecha las dos paseando en Amalfi y a la izquierda, con su hermana, hijos y sobrinos paseando por Nueva York.

Lee fue una de las invitadas al épico baile Blanco y Negro que organizó el escritor en 1968 y lo acompañó a la gira de Los Rolling Stones por EE. UU. a principios de los 60, donde durmió en el autobús de Mick Jagger como una más. Increíblemente curiosa, también fue íntima de Andy Warhol, del fotógrafo Peter Beard y del gran bailarín Rudolf Nuréyev. Sus dos casas, la de Avenue Montaigne, enfrente de la maison Dior en París, y la de Manhattan, en la calle 72, fueron ejemplo de buen gusto y fotografiadas para varias revistas. Su apartamento de París, con cuatro dormitorios, tres baños y con una chimenea original del siglo XIX, se vendió en 2018 por casi tres millones y medio de euros. La relación entre Lee y su hermana Jackie fue siempre complicada. Pero cuando asesinaron a John Fitzgeral Kennedy, Lee estuvo ahí para apoyarla.

Su apartamento de París, justo enfrente de la tienda de Dior, tenía cuatro dormitorios, tres baños y una chimenea original del siglo XIX
Lee Radziwill LIVING 31©GettyImages
Lee Radziwill y Truman Capote LIVING 31©GettyImages
Arriba, Lee en su casa de Nueva York en 1976. En la imagen, en el baile Blanco y Negro organizado por Truman Capote.

Pasó los siguientes años a su lado, viajando junto a ella y sus sobrinos John John y Caroline, a los que siempre estuvo muy unida. La tragedia volvió a golpear a las dos hermanas cuando Anthony, el hijo de Lee, murió de cáncer en 1999 con 40 años, solo unas semanas después de que su primo John falleciera en un accidente de avioneta junto a su mujer Carolyn Bessette y la hermana de esta. Los tres volaban en un aparato pilotado por John John para asistir a la boda de una de sus primas. A pesar de la pérdida de su hijo, que la sumió en la mayor de las tristezas, en una de sus últimas entrevistas, dijo. “Sin memoria, no hay vida”. Y ella lo recordaba todo.

Lee Radziwill LIVING 31©GettyImages
Lee Radziwill con su sobrina Caroline, hija de Jackie y John Fitzgerald Kennedy LIVING 31©GettyImages
Arriba, a la izquierda, con el bailarín Rudolf Nuréyev, gran amigo de Lee y de Jackie, a la salida del estreno de La bella durmiente. A la derecha, en un concierto en Nueva York. En esta imagen, con su sobrina Caroline, hija de Jackie y John Fitzgerald Kennedy.

Más sobre