Entre volcanes y viñedos por La Palma

Las lavas de los volcanes Teneguía y San Antonio evidencian que la geografía de la isla más joven del archipiélago canario es fruto del vulcanismo. En su extremo meridional, es sorprendente contemplar, además del espectáculo volcánico, cómo las negras laderas son perfectas para el cultivo del viñedo.

1/7
Al final del barranco de las Angustias, en el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, se encuentra la espectacular cascada de Colores.
2/7
Barranco de Tenisque, desde la carretera de la Cumbrecita, en el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente.
3/7
Playa de arena negra de La Palma.
4/7
Viñedos de uva malvasía en la ladera del volcán San Antonio, en el caserío de los Quemados, en Fuencaliente.
5/7
Museo de la Seda, en El Paso.
6/7
Salinas de Fuencaliente.
7/7
El manantial de aguas termales conocido como Fuente Santa, que da nombre a Fuencaliente.
Más sobre: