Jennifer Lopez y su hija Emme©GrosbyGroup

Jennifer Lopez y Emme, de compras en una tarde de madre e hija en Hollywood

A su paso entre las tiendas, ambas llamaron la atención de la gente

Las tardes familiares son prioridad en la vida de Jennifer Lopez, por ello es que cada vez que tiene oportunidad, aprovecha para salir con sus mellizos, Max y Emme, a quienes suele dedicarles el mayor tiempo de calidad posible. Dejando atrás los rumores sobre su vida matrimonial con Ben Affleck, la cantante se dedicó por completo a pasar una tarde de compras con Emme.

Jennifer Lopez y su hija Emme©GrosbyGroup

Madre e hija caminaron juntas por las calles de West Hollywood, robándose las miradas de todos a cada paso que daban. Con el clima del verano en puerta, JLo optó por un look de pantalones anchos en color beige y playera básica blanca de tirantes que dejaba al descubierto parte de su abdomen, además de sus brazos torneados. La cantante usó gafas de sol con micas claras, un recogido completo y arracadas doradas.

Emme, apegada a su estilo, optó por pantalón azul y playera blanca oversized, además de una camisa de franela gris que llevó por encima. La joven de 15 años llevaba su teléfono en mano con audífonos de cable puestos, un detalle con el que ella y su hermano suelen ser fotografiados en público.

Jennifer Lopez y su hija Emme©GrosbyGroup

Protectora, ‘La Diva del Bronx’ abrazó a su hija mientras caminaban, al mismo tiempo que la gente no paraba de verlas. JLo y su hija continuaron con su rumbo sin revelar si es que buscaban un artículo especial en las tiendas de The Grove, una plaza con tiendas de lujo a la que las celebridades suelen acudir.

Una joya que calla rumores

Durante esta salida con su hija, otro detalle que llamó la atención fue el anillo de matrimonio que la cantante luce en su mano izquierda. Con él, calma los rumores de crisis en su matrimonio con Ben Affleck, mismos que han estado sonando con fuerza desde hace semanas. Lopez recién canceló su gira This is Me... Live asegurado por medio de un comunicado que se trataba de algo que necesitaba, además de que desea pasar más tiempo con sus hijos.

Los Angeles Special Screening Of "Marry Me"©GettyImages

Aunado a ello, la pareja estaría vendiendo la mansión en Beverly Hills que compraron el año pasado. Ben y Jen pagaron 60 millones de dólares por la propiedad de 5.2 en Benedict Canyon, que cuenta con 12 habitaciones y 24 baños.

Suscríbete a nuestra newsletter. Se el primero en conocer las noticias sobre tus celebridades y miembros de la realeza favoritos y descubre las últimas tendencias en moda y belleza.
Más sobre