Caravaca de la Cruz, la cuna de las alpargatas que desean 'royals' y firmas de lujo

De Max Mara a Jimmy Choo pasando por los que lleva la reina Letizia: en esta región de Murcia, entre terreno agrario y naves industriales, se fabrican algunos de los diseños más exclusivos

Por Cristina González

Cuando hablamos de calzado español, especialmente si nos referimos a las alpargatas, solemos situar la chincheta del mapa rápidamente en Elche (Alicante). Pero lo que tal vez algunos no sepan, es que a poco más de 130 kilómetros se sitúa otra de las principales productoras de nuestro país. Y es que Caravaca de la Cruz (Murcia) no solo es reconocida entre el turismo por ser una de las cinco ciudades santas del cristianismo, también lo es dentro del mundo de la moda, pues este municipio de apenas 26.000 habitantes cuenta con algunos de los mejores artesanos del mundo expertos en yute. La región lleva haciendo de este material natural su sello insignia desde hace más de medio siglo, cuando se prohibió el cáñamo en la fabricación y el esparto quedó poco a poco relegado a un segundo plano. Con el yute, las empresas que tienen en esta localización murciana sus fábricas asentadas, producen durante todo el año calzado que no solo llega a los escaparates locales, sino que ha despertado el interés de algunas de las firmas de lujo más importantes, quienes les encargan los exclusivos diseños que después vemos en sus tiendas.

La historia de las zapatillas españolas y artesanales que nacieron de una declaración de amor

Para conocer la curiosa relación que guarda esta ciudad con el sector de la moda de lujo internacional, nos trasladamos en mayo hasta la Feria del Calzado de Caravaca 'Youte Festival', que el 2 de junio clausuraba su octava edición. Un evento que a través de exposiciones y actividades tiene como objetivo dar visibilidad al calzado con denominación de origen, y en concreto a las alpargatas que llevan produciendo desde hace más de 500 años, como nos cuenta Salvador Gómez, director de la Asociación de Industrias del Calzado y la Alpargata del Noroeste de Murcia (Calzia). ¿Por qué los modelos caravaqueños cuentan con tanto éxito? ¿Qué tienen estas alpargatas para que firmas como Max Mara, Jimmy Choo o incluso la reina Letizia las quieran? 

Las alpargatas que llevarás con looks de invitada y reciclarás en la oficina hasta el otoño

Un trabajo 100% artesanal

El proceso para dar vida a este tipo de zapatos comienza en la fábrica, en la que enormes rollos de yute traídos desde Bangladesh se tratan, se trenzan y, de forma manual, los artesanos lo convierten en suelas usando las manos. ¿La medida? A ojo. "Una máquina no podría hacer este trabajo, se trata de un material muy grueso y hay que controlar la tensión de la cuerda y sus vueltas", nos explican desde AZ Trenzados en Yute, una empresa familiar que ha llegado a recibir encargos de marcas como Gucci. Eso sí, después una a una cada suela se comprueba en unos moldes para que coincida con la talla de pie que se está fabricando. "La ventaja del yute es que se trata de un material resistente y además sostenible. Se aprovecha todo en el proceso de fabricación de suelas, cuñas, etc. Es 100% biodegradable y también reciclable", apuntan.

El 'made in Spain' conquista la moda de lujo

La fabricación artesanal de alpargatas se asocia a esta región murciana desde el siglo XVI, una tradición que ha convertido a sus artesanos en expertos, por eso las marcas contactan directamente con ellos. De hecho es muy probable que si has comprado unas alpargatas o sandalias de yute en tiendas como Zara o Massimo Dutti, hayan sido fabricadas en Caravaca de la Cruz. "Recibimos encargos del grupo Inditex, también hemos trabajado con Mango o Polo Ralph Lauren", nos explican en Conchisa, una marca de calzado murciano que destaca por sus coloridos y originales diseños. 

Las alpargatas 'made in Spain' más bonitas que llevarás con todo tu armario

Si hablamos de lujo, debemos mencionar a Casteller. Con un secretismo en la confección de su calzado que comprobamos durante la visita a su fábrica en Caravaca de la Cruz, esta empresa fundada en 1993 ha hecho que sus alpargatas conquisten al público de Europa -su principal mercado-, y cada vez más, también al de Asia. Y entre su cartera de clientes, se encuentran sellos como Etro, Max Mara, Emporio Armani, Jimmy Choo, Zimmermann...

"Trabajar con firmas de lujo es muy bonito, pero también complicado pues requiere mucho compromiso y no hay margen de error. Si un zapato se rompe o se daña el material con el que se está trabajando... no te lo puedes permitir. Estamos hablando de alpargatas que se venderán después por 400 o 700 euros en las tiendas. El fabricante responde por ese precio", nos cuenta Ginés Bernal, hijo del fundador de Casteller y director creativo y general. 

El truco viral para limpiar tus alpargatas favoritas y que queden como nuevas: ¡ahorrarás dinero!

Recuerda una anécdota: Armani encargó a Casteller la confección de una tirada de calzado de piel de cocodrilo -en estos casos, la firma proporciona el material y el diseño-. "En fábrica el par valía 1.000 euros, en tienda 6.000. Imagina el cuidado que hay que tener al manejar un material tan delicado como ese. Me quedaba todo el día custodiando la fábrica. No puedes permitirte fallar y descartar un zapato así".

Alpargatas que conquistan también a las 'royals'

En 1978 nació en esta misma región murciana Calzados Picón, una firma dedicada a la fabricación de alpargatas que en 2020 experimentó un auténtico boom cuando la reina Letizia apareció con uno de sus diseños en Cantabria. Una alpargata de tiras cruzadas en azul, que fue creada especialmente para combinar con el vestido que lucía aquel día. Desde entonces la monarca se ha convertido en clienta fiel de esta empresa, cuyo fundador Sánchez Picón, nos cuenta que inlcuso tienen la horma de su pie para personalizar el calzado. Aquellas alpargatas se convirtieron en uno de sus modelos más demandados, incluso la princesa Leonor quiso que le hicieran una réplica que llevó durante la confirmación de la infanta Sofía. También la infanta Elena o Victoria de Marichalar se han dejado seducir por este zapato de Caravaca de la Cruz, que en verano especialmente, se convierte en un básico de armario todoterreno.

Más noticias sobre:
Últimas Noticias