Después de que Olivia Newton-John la subastara, la dueña de la cazadora de Sandy es...

'No debería estar en el armario de la casa de campo de un millonario que solo la use para presumir', ha dicho el comprador anónimo

Por Mara Mariño

El cine ha dado no solo películas icónicas sino prendas que han pasado a la historia. El vestido de Marilyn Monroe en 'La tentación vive arriba', los zapatos rojos de Dorothy en 'El mago de Oz' o incluso el chándal amarillo de Uma Thurman en 'Kill Bill', son algunos ejemplos. A la lista podríamos añadir también el vestuario de 'Grease', que consiguió retroceder en pleno 1978, cuando se estrenó el filme, hasta los años 50, en los que está ambientado. Faldas de cintura alta con vuelo o colores pastel vienen a la cabeza cuando recuerdas la producción, pero si hay un look que los más fanáticos (y los menos) no olvidan es el conjunto negro con el que Olivia Newton-John se convertía en una Sandy muy cañera. Su combinación ha sido recreada hasta la saciedad y celebridades de todo tipo, desde modelos a actrices, se han disfrazado de la estudiante del Instituto Rydell. Hace algo más de un mes, la cazadora perfecto de cuero de Sandy, que pertenecía a la colección de la actriz, salió a subasta con fines benéficos. El comprador no solo superó los 200.000 euros que se esperaba alcanzaría la puja, sino que ha decidido un final inesperado para la chaqueta.

Fueron casi 220.000 euros la cantidad que alcanzó la prenda en la puja que un fan anonimó ganó. Aunque lo más sorprendente fue el destino que le esperaba a su nueva adquisición. Ni una colección privada ni una donación a un museo de moda del cine. La cazadora completaría la aventura llegando a su nueva dueña, una persona muy conocida, ¡la propia Olivia! Y es que el comprador participó en la subasta con la idea de devolver el diseño a su auténtica propietaria, quien la hizo famosa en la escena de 'You are the one that I want'. 

"Esta chaqueta te pertenece a ti y al alma colectiva de aquellos que te quieren, los mismos de los que eres la banda sonora de sus vidas. No debería estar en el armario de la casa de campo de un millonario que solo la use para presumir", dice el mensaje dedicado del que se describe como el seguidor número uno de la intérprete. Por el momento, lo único que se sabe del misterioso comprador -ya que no ha querido que se revelara su identidad-, es que se registró como médico y empresario de tecnología sanitaria.

El gesto fue una sorpresa inesperada para Olivia, quien ya había asumido que tendría que desprenderse de su antiguo vestuario (concretamente de unas 500 piezas). Según dijo al recibirla, es "el regalo más bonito" que ha tenido. Sin embargo, la cazadora no volverá al vestidor de quien se metió en la piel de Sandy, sino que encontrará su nuevo hogar en el Centro de investigación de cáncer y bienestar de Melbourne (Australia), a donde iba destinada parte de la recaudación de la subasta. Y es que según la estrella, tener expuesto ahí su perfecto de cuero, siempre ha sido su sueño.

Más noticias sobre:
Últimas Noticias
Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen:



Para Comentar Registrese