Georgina Rodríguez©Georginagio
Moda

Protege tu joyería en la playa con estos consejos

Los metales y las piedras pueden tener reacciones con los minerales del agua marina y el sol, pero existen algunos tips que pueden ayudarte a mantener en buen estado tu joyería

Se acerca el verano y ya estamos listos para salir a disfrutar del calor junto al mar, y aunque la joyería no es un obligado a la hora de empacar, siempre es bueno tener algunos complementos para elevar los looks, pero ¿sabías que el agua marina y sus minerales, además de la exposición prolongada al sol, pueden tener algunas reacciones con tus alhajas favoritas?

Esto se debe a algunas aleaciones que se realizan para crear los materiales con los que se forman aretes, pulseras, gargantillas y demás accesorios. Así mismo, hay algunas piedras preciosas y semipreciosas que pueden verse afectadas por estas condiciones, aunque eso es menos probable, ya que en su gran mayoría se trata de minerales de gran dureza, así que el verdadero problema se encuentra cuando son piedras de fantasía.

Independientemente de la calidad de la joyería que uses, existen algunas maneras para preservar su belleza y brillo, y aquí te decimos qué hacer para que luzcas siempre sofisticada en la playa sin poner en riesgo tus accesorios favoritos.

Georgina Rodríguez©Georginagio
Georgina Rodríguez muestra algunas de sus piezas de joyería favoritas aún en sus días junto al mar.

Consejos para cuidar tu joyería en la playa


  • Elige bien lo que empacarás. Sabemos que hay quienes son más de dorado y otras de plateado, sin embargo, para lucir espléndida en todo momento lo mejor que puedes hacer es, más allá del color, decantarte por un mineral más resistente, por lo que el oro sería una muy buena opción, independientemente de la tonalidad. Esto se debe a que la plata, aunque también muy linda, es más blanda, lo que la vuelve más susceptible ante las condiciones a las que se expondrá.
  • Retíralas durante tu rutina de cuidado de piel. Más adelante hablaremos de la hora de la ducha, pero es importante hablar de los productos con los que te proteges. Algo que tienes que saber es que el bloqueador requiere de más de una aplicación al día (muchos dermatólogos recomiendan volver a aplicar cada 3 o 4 horas). Cada que sea el momento en el que coloques nuevamente protección solar, retira anillos, pulseras, gargantillas y todo lo que traigas puesto. No solo por los compuestos que contienen tus productos, sino porque pueden quedarse residuos en los accesorios.
  • Báñate con tus joyas y posteriormente enjuágalas muy bien. Algo que te recomendamos es que luego del día de actividades al aire libre, en la noche tomes una ducha y lo hagas con tus accesorios puestos. Si usas jabón en barra evita restregarlo sobre tus joyas, y mejor crea espuma sobre tus manos, de esta manera no quedarán residuos. Una vez que salgas de bañarte, en un cuenco coloca agua limpia, coloca tus accesorios, y con tus manos, restriégalos con suavidad. Luego ponlos sobre un paño de algodón para absorber el agua, y una vez secos, con cuidado pasa este trapo por toda la pieza para quitar todo lo que pudiera quedar.
  • Protégelas lo más posible del exceso de sudor. El PH de nuestro cuerpo y sus fluidos pueden ser dañinos para estas piezas, y aunque no debes preocuparte tanto durante el día si estarás relajada, te recomendamos retirar tu joyería si vas a practicar algún deporte que represente mayor sudoración.
Suscríbete a nuestra newsletter. Se el primero en conocer las noticias sobre tus celebridades y miembros de la realeza favoritos y descubre las últimas tendencias en moda y belleza.
Más sobre