Skip to main contentSkip to footer
eduardo capetillo y su hijo© @eduardocapetillog

Conmovido hasta las lágrimas, Eduardo Capetillo le pide perdón a su hijo

El actor y cantante reconoció ante su hijo que, a raíz de sus adicciones, permaneció ausente


Abril 26, 2024 8:19 PM EDT

La paternidad es una de las facetas que más llena de orgullo a Eduardo Capetillo, una dicha compartida con   Biby Gaytán  , su esposa. Para el cantante y actor, dedicar tiempo a sus hijos es una tarea que le ha redituado importantes aprendizajes, reconociendo también los errores cometidos que lo han hecho madurar sobre la marcha. A propósito de esta circunstancia, el intérprete aprovechó uno de los segmentos del programa televisivo Juego de Voces, en el que participa con su hijo, Eduardo Capetillo Gaytán, para sincerarse sobre uno de los problemas más fuertes a los que se enfrentó a raíz de las adicciones, disculpándose con el joven por haber permanecido ausente ese periodo de tiempo complicado.

eduardo-capetillo-hijo© @eduardocapetillog
Eduardo Capetillo se mostró como pocas veces al hablar con su hijo frente a las cámaras.

Las sentidas palabras de Eduardo a su hijo

Conmovido hasta las lágrimas, Eduardo Capetillo se rindió ante su hijo para expresarle el dolor que lo invade al recordar que, a raíz de su problema, se alejó de él sin estar consciente de ello. “Yo quiero pedirte perdón por tantas ausencias. Solo que no hay nada peor que estar sin estar, las adicciones a mí me rebasaron en su momento, las sustancias lo que hacían era que me ayudaban a no sentir, y pues derivado de eso es que estaba ausente…”, expresó el intérprete con la voz quebrada, mientras Eduardo Jr lo escuchaba atento y derramando algunas lágrimas ante las palabras de su padre. “El tiempo no lo puedo recuperar…”, sentenció Capetillo, quien como pocas veces expuso esta parte vulnerable de su vida.

Empático con su padre, Eduardo Jr se mostró abierto a demostrarle lo mucho que valora el esfuerzo que hizo para cuidarlo y criarlo, a pesar de las duras circunstancias por las que atravesó. “Eres muy duro contigo mismo, yo creo que no estaría ni cercano a donde estoy hoy en día siendo quien soy hoy en día si no fuera por ti…”, dijo el joven enteramente sensible. Así, padre e hijo dieron muestra ante su público de seguidores del gran cariño y complicidad que los mantiene unidos, más allá de las adversidades y de los repentinos giros en la vida.

eduardo-capetillo-hijo-2a© @bibigaytan
Eduardo Jr escuchó el duro testimonio de su padre, quien atravesó por una etapa de adicciones.

El perdón de Eduardo Capetillo Jr a su padre

Como parte de la dinámica, Eduardo Capetillo Jr también abrió su corazón para pedir perdón a su padre, quien muy atento escuchó las palabras de su hijo. “Quiero pedirte perdón por lo duro que he sido al juzgarte y sé que no es fácil y no debe ser fácil ser papá…”, expresó el también cantante. A lo largo de los años, padre e hijo se han mantenido cercanos en todo momento. De hecho, Capetillo Jr ha seguido los pasos de sus papás, inspirado por su trabajo frente a las cámaras y sobre los escenarios. Por tal motivo, ha sido partícipe de esta nueva aventura televisiva llamada Juego de Voces, una participación reveladora sobre aspectos de la vida familiar poco conocidos en el entorno de los Capetillo Gaytán.

Eduardo Capetillo y su hijo© @eduardocapetillog
Eduardo Capetillo también habló de la operación de los ojos a la que se sometió su hijo cuando era niño.

Eduardo Capetillo habló de la dura operación de su hijo

En el sensible momento que quedó registrado en la televisión, Eduardo Capetillo también confesó que cuando su hijo era niño este fue operado de los ojos. Ante lo incierto de lo que ocurría, recuerda que se sintió impotente al no poder hacer nada para devolverle la vista a su hijo. “Nunca pude pero me hubiera gustado darte mis ojos. Estabas muy chiquito cuando te operaron de tus ojitos, no entendías qué pasaba porque estabas muy chiquito y no podías ver, entonces tenías unos parchecitos en los ojos, yo decía: ‘Dios mío, quítamelos a mí, yo ya vi lo que tenía que ver, dáselos a él’, me hubiera gustado darte los ojos, hijo”, dijo sin poder contener el llanto.