Maribel Guardia y Julián Figueroa©@maribelguardia

Maribel Guardia evalúa una difícil decisión sobre las cenizas de su hijo, Julián Figueroa

Este martes se cumplieron nueve meses de la ausencia del cantante

Maribel Guardia aún continúa con el difícil proceso de luto luego de la inesperada pérdida de su único hijo, Julián Figueroa, a los 27 años. Para ella, como madre, no ha sido nada sencillo afrontar la vida con esta gran ausencia, aunque va paso a paso, tal como lo reveló en una reciente entrevista, en la que expresó qué es lo que planea hacer con las cenizas de quien también fuera hijo de Joan Sebastián, mismas que por ahora reposan en su hogar.

“El otro día fui a ver un lugar en la iglesia, cerca de la casa en donde tienen un lugar muy bonito y estoy viendo si puedo dar ese paso y desprenderme de las cenizas de Julián”, dijo de lo más cordial a varios medios de comunicación que la encontraron en el aeropuerto, justo un día después de los nueve meses del fallecimiento de Julián.

“Cuando cumpla un año le haré ahí una misa, porque las anteriores las hice en la casa, y voy a ver si me atrevo a desprenderme de las cenizas“, agregó. Aunque es un paso complicado, en el fondo de su corazón sabrá que los restos de su hijo estarían cerca, por lo que visitarlo y recordar los mejores momentos a su lado no sería ningún problema.

Maribel agregó por qué este cambio le implica una gran fuerza emocional: “Me siento muy bien teniéndolo en la casa, me da mucha paz. Pero es un proceso. Todavía no puedo entrar a su cuarto. Es algo que haré cuando sienta que pueda”.

Los festejos de Navidad en familia y el consuelo en su corazón

Maribel contó que aquel día en el que su hijo perdió la vida, ella había pedido por él a la Virgen de Guadalupe; sin embargo, rato después de enteró del desgarrador desenlace. “Quería reclamarle (a la Virgen) pero en lugar de eso me hinqué y agradecí porque lo cuidó”, dijo con un visible dolor en su expresión.

Los días de fin de año, la originaria de Costa Rica los pasó de vacaciones en la playa junto a su familia. Sin embargo, hubo quienes señalaron que en ese viaje no se le veía triste por su hijo. Respetuosa, contestó: “Todo el mundo en el barco andaba así y había que ponerse a tono. Hay que continuar. El dolor hay que maquillarlo, hay que levantarse y sacudirse; seguir adelante, aprender a vivir y seguir viviendo, dándole gracias a Dios por el tiempo que te toque”.

Suscríbete a nuestra newsletter. Se el primero en conocer las noticias sobre tus celebridades y miembros de la realeza favoritos y descubre las últimas tendencias en moda y belleza.
Más sobre