Princesa Mako

La princesa Mako renuncia a su título y se casa con su novio de la universidad

Los matrimonios reales conllevan ceremonias y rituales, pero la pareja renunció a ellos, además de rechazar el apoyo económico que se le ofrece a las mujeres que dejan la familia real

La princesa Mako, sobrina del emperador Naruhito, se casó este martes 26 de octubre con Kei Komuro, quien no forma parte de la realeza nipona. Mako, de 30 años, renunció a su título real dispuesta a escribir un nuevo capítulo en su vida, a más de cuatro años de haberse comprometido con su novio de la universidad. Pese a los obstáculos que enfrentaron, al fin los novios han puesto el “broche de oro” a su historia de amor, la cual estuvo en la mira de los medios y la sociedad japonesa.

Japan-ROYALS©GettyImages
Kei y Mako en el anuncio de su compromiso en 2017

La pareja contrajo nupcias sin las tradicionales ceremonias ni ninguno de los elementos que suelen desplegarse en un enlace real. De acuerdo con un portavoz de la Agencia de la Casa Imperial, ni si quiera se llevó a cabo una ceremonia civil, ya que un funcionario de la institución, en nombre de la pareja, fue el encargado de presentar esta mañana los documentos necesarios para legitimar el matrimonio en el registro civil de Tokio.

Princesa Mako©GettyImages
Mako se despidió de sus padres y de su hermana en la residencia de Akasaka

Cerca de las 10am (hora local de Tokio), Mako Komuro –como ahora es conocida—abandonó la residencia de Akasaka, el palacio en el que residía con sus padres, los príncipes herederos Fumihito y Kiko, y sus hermanos, Kako e Hisahito. Con un elegante vestido azul pastel, un collar de perlas y un sencillo ramillete de flores, Mako se despidió de sus padres, realizando una reverencia solemne, mientras que su hermana Kako, de 26 años, no pudo evitar lanzarse a sus brazos y compartir un emotivo abrazo.

Princesa Mako©GettyImages
Kei y Mako en s u presentación ante los medios en el Hotel Grand Arc Hanzomon de Tokio

Tras la despedida familiar, Mako se dirigió al Hotel Grand Arc Hanzomon de Tokio, donde se reencontró con su esposo. La pareja ofreció unas palabras ante los medios en un discreto estrado sin decoración alguna. Además de eso, la pareja no intercambió miradas, ni se tomaron de la mano al momento de pronunciar sus respectivos discursos. “Siento los inconvenientes que he causado y estoy agradecida por el apoyo que he recibido. Para mí, Kei es irremplazable, el matrimonio era una opción necesaria para nosotros”, dijo la princesa.

En tanto, Kei pronunció lo siguiente: “Amo a Mako. Solo tenemos una vida y quiero pasarla con la persona que amo. Me siento muy triste de que Mako haya estado en malas condiciones mentales y físicas, debido a ciertas acusaciones falsas”. Sobre su nuevo hogar en Norteamérica, la sobrina de Naruhito dijo: “Habrá diferentes tipos de dificultades al comenzar nuestra vida, pero caminaremos juntos como lo hemos hecho en el pasado”.

Detractores de la princesa Mako©GettyImages
Se reportó que hubo detractores en las afueras del Hotel Grand Arc Hanzomon para manifestarse en contra del enlace

Para Mako los últimos meses no han sido nada fáciles debido a los constantes señalamientos de la opinión pública acerca de su enlace con Kei Komuro, cuya familia estuvo inmersa en un escándalo financiero. A raíz de ello, la ahora exprincesa fue diagnosticada con un síndrome de estrés postraumático.

Suscríbete a nuestra newsletter. Se el primero en conocer las noticias sobre tus celebridades y miembros de la realeza favoritos y descubre las últimas tendencias en moda y belleza.
Más sobre