The State Visit Of The President Of The Republic Of Korea - Day 1©GettyImages
Joyas reales

Kate Middleton revive la tiara Strathmore Rose en un acto real

Esta joya cargada de historia vuelve a capturar la atención del mundo al adornar la cabeza de la Princesa de Gales

La reciente aparición de Kate Middleton en una cena de Estado en el Palacio de Buckingham no solo ha sido un despliegue de elegancia real, sino también un acto de resurrección histórica. Luciendo la tiara Strathmore Rose, una joya que no había adornado la realeza desde los años treinta, la Princesa de Gales hizo mucho más que simplemente vestirse para la ocasión.

The State Visit Of The President Of The Republic Of Korea - Day 1©GettyImages

La joya olvidada de la monarquía

La tiara Strathmore Rose, una pieza que combina historia y belleza, fue originalmente un regalo de bodas para la Reina Madre en 1923. Representando una época de esplendor y refinamiento, esta joya es una obra maestra de la orfebrería, con un diseño que imita una guirnalda de rosas silvestres. Su reaparición en la cabeza de Kate Middleton es un recordatorio vibrante de las tradiciones y la historia de la monarquía británica.

Queen Elizabeth, November 1926©GettyImages
La Reina Madre con la tiara Strathmore Rose en 1926

Más que una simple elección de moda

La decisión de Kate de llevar esta pieza no fue una simple elección de moda, sino una declaración audaz sobre la importancia de la continuidad histórica y el valor de la preservación. Su uso de la tiara Strathmore Rose pone fin a décadas de ausencia de la vista pública pero también desmiente rumores sobre su estado de conservación, demostrando la robustez y el cuidado con que se han mantenido estas reliquias.

The State Visit Of The President Of The Republic Of Korea - Day 1©GettyImages

El vestido que complementó una tiara centenaria

En la misma velada, Kate Middleton lució un elegante vestido blanco de Jenny Packham adornado con detalles dorados. Éste complementó magistralmente la joya centenaria con un toque de sofisticación contemporánea. La adición de sus guantes de noche blancos y las condecoraciones reales, incluyendo su Orden familiar y la insignia de Dama Gran Cruz de la Real Orden Victoriana, otorgaron a su look un respeto por la tradición que son emblemáticos de su papel como futura reina.

Al elegir esta tiara, Kate Middleton honró el legado de sus predecesoras e inyectó un aire de modernidad y relevancia. La versatilidad de la pieza, que puede ser usada de varias maneras o incluso desmontada en broches, habla de una monarquía que se adapta y se moderniza sin perder su esencia. La Princesa de Gales se presentó como la perfecta mezcla de respeto por la tradición y apertura a la contemporaneidad.

Suscríbete a nuestra newsletter. Se el primero en conocer las noticias sobre tus celebridades y miembros de la realeza favoritos y descubre las últimas tendencias en moda y belleza.