Skip to main contentSkip to footer
sergio sendel en 39 el conde amor y honor 39 la nueva serie de telemundo© Telemundo

Entrevista HOLA! AMÉRICAS

Sergio Sendel, el icónico villano de la televisión, nos habla de su trabajo en ‘El Conde: Amor y Honor’

El actor mexicano comparte créditos con Fernando Colunga y Ana Brenda Contreras en esta serie de época de Telemundo


Mayo 30, 2024 8:53 PM EDT

No se puede mirar a Sergio Sendel sin pensar en algunos de los implacables villanos a los que ha encarnado a lo largo de sus más de 30 años de carrera. Sin embargo, cada proyecto es distinto, y requiere de una preparación especial, tal fue el caso de su trabajo en  El Conde: Amor y Honor , la nueva serie de Telemundo en la que se pone en la piel de un despiadado hombre. El intérprete mexicano habló con HOLA! AMÉRICAS sobre este emocionante proyecto protagonizado por Fernando Colunga y  Ana Brenda Contreras .

Sergio Sendel en \'El Conde: Amor y Honor\', la nueva serie de Telemundo© Telemundo
Sergio Sendel es Gerardo en ‘El Conde: Amor y Honor’.

Tras una larga espera desde que concluyeron las grabaciones de esta serie, el público finalmente podría ver esta apasionante serie de época inspirada en El Conde de Montecristo, el cásico de Alejandro Dumas Se estrenará el próximo 1 de julio a las 10pm/9c por Telemundo. “Es un proyecto hecho con mucho esfuerzo, un proyecto cansado, un proyecto difícil, un proyecto que valió mucho la pena”, compartió Sergio sobre esta experiencia.

“Creo que le va a gustar a la gente, es de época, de los años 30, aproximadamente. Y bueno, pues con un tema de venganza, de pasión, de intrigas y de cosas interesantes que a la gente le van a capturar su atención, definitivamente”, agregó el actor, quien confesó además que para él resultó desafiante este proyecto, pues hacía mucho tiempo no participaba en una historia de época.

'El Conde: Amor y Honor', trailer oficial

Háblanos un poco acerca de tu personaje, Gerardo Villarreal

Es el que compone el triángulo amoroso, el que obstaculiza y arma todos los enredos para que el amor de la pareja protagónica no se culmine. Entonces, hace malabares, es un tipo perverso, es un tipo ambicioso, está en la línea política del pueblo, donde se desarrolla la historia, viene de una herencia también con un padre un poco caótico, vicioso, quizá ahí hasta criminal.

¿Cuál consideras que fue el mayor reto para ti en este proyecto?

El mayor reto para mí implicó que fue una... Yo no había hecho más que dos cosas en mi vida de época, así de los años 30. El personaje, al principio me costó un poco de trabajo porque implicaba cosas que no había hecho yo tampoco. Y, pues, tuve que retomar un análisis de los que hacía yo al principio de mi carrera. Imagínate, ya llevo 37 años. Empecé a los 20, ahora ya tengo 57. Pero siempre son interesantes, este fue uno de ellos, lo sacamos a flote. Desde luego, el texto te ayuda, está ahí el director y la atmósfera con los compañeros y la dinámica de comunicación hicieron que se solucionara, digamos que rápido este esta tensión que yo tenía, personal. Y finalmente lo logramos, como siempre, al 100%.

¿Cómo fue trabajar con Fernando Colunga?

Yo había trabajado ya con Fernando en una novela que produjo Nicandro Díaz, hace ya muchos años, que se llamó Mañanas es para Siempre, que estaba Lucero también por ahí. Y fue una novela muy exitosa. Entonces, desde luego que a Fernando lo conozco hace muchos años. Yo primero salgo de la escuela de actuación y él, después de dos generaciones abajo sale, y ya nos conocemos hace muchos años y hemos tenido la oportunidad de trabajar en dos ocasiones, esta que te comento y la de El Conde. Así que, bueno, lo conozco de más de 30 años.


Sergio Sendel en \'El Conde: Amor y Honor\'© Telemundo
Para el actor mexicano este proyecto implicó un gran reto.

Y con Ana Brenda, ¿ya habías tenido la oportunidad de trabajar?

Sí, también he trabajado ya con Ana Brenda en una producción de Salvador Mejía. No recuerdo el nombre, pero también ya había trabajado con ella. También había trabajado con Marjorie de Sousa, en teatro y en televisión, con Chantal Andere en una telenovela también muy buena, de muy gratos recuerdos, que se llamó Destilando Amor con Angélica Rivera, con Eduardo Yáñez. Así que fue un placer volver a verlos.

A lo largo de tu carrera has interpretado a muchos villanos y te has vuelto icónico en este tipo de roles, ¿cómo te sientes al interpretar estos personajes? ¿Los disfrutas?

Yo no soy de los que opina que: ‘Ay, lo disfruto mucho, qué delicia trabajar’, porque hay que hacer bien las cosas y cuando quieres hacer bien las cosas, implica un riesgo, implica una concentración, implica un sacrificio, implica mucho estudio e implica que los nervios te vuelen la cabeza. Ese es mi caso, así que como que lo disfruto, no. Pero mi trabajo en general me deja muy satisfecho, me gusta, lo hago desde hace muchísimos años. Y sí, efectivamente, como villano yo llevo más de 30 proyectos, entonces imagínate, treinta y tantos. Entonces, parecería que todo es ya como repetitivo, fácil esto y lo otro, pero no, no le encuentro ni lo repetitivo, ni lo fácil.

Más allá de lo profesional, vemos a una persona feliz y realizada también a nivel personal, ¿cómo te sientes en el plano sentimental, hay alguien en tu corazón en este momento?

(Estoy) solo, solo, pero feliz. Y si tienes alguien que me presentes, te lo voy a agradecer (risas). Solo, pero contento y muy bien. Yo estoy equilibrado siempre. Desde luego, pasas por cosas y rollos, el ser humano pasa por cosas y por rollos, pero siempre con mucha madurez, enfrentando la vida. Muy contento, muy sano. He sido siempre muy sano, un tipo que se ha cuidado en el ejercicio y entonces, trato de ser, por todos lados, complementario.