Ana Araujo y Pablo Lyle©Getty Images

Por primera vez, Ana Araujo confiesa que estaba en proceso de divorcio con Pablo Lyle cuando lo arrestaron

Durante su visita al podcast, La magia del caos, Ana Araujo reveló que antes de que Pablo Lyle fuera a prisión se estaban separando

Después de que hace unos días se declaró fan de La magia del caos, el podcast conducido por Aislinn Derbez, Ana Araujo, ex esposa de Pablo Lyle, se convirtió en la invitada de lujo de esta semana. La joven influencer acudió para compartir su testimonio en el capítulo titulado Resiliencia: cómo reconstruirse después de la tragedia, donde habló del lamentable suceso que cambió el rumbo de su familia. Para sorpresa de la audiencia, por primera ocasión, la empresaria confesó que al momento en el que Pablo Lyle fue arrestado por el homicidio imprudencial de Juan Ricardo Hernández, ya se encontraban en proceso de divorcio; sin embargo, decidió poner pausa a la separación y enfrentar como pareja el inicio de su proceso en la corte de Miami. Fue en septiembre pasado cuando Ana Araujo hizo pública su relación con Marco Lavin, el hombre que le devolvió la sonrisa y con el que está reconstruyendo su vida, luego de hacer legal su separación del actor, quien fue sentenciado a una pena de cinco años de prisión.

Ana Araujo

MÁS NOTAS RELACIONADAS

El inicio del proceso de divorcio

Más sincera que nunca, Ana Araujo compartió por primera ocasión detalles del estatus de su matrimonio con el protagonista de Mirreyes vs godínez: “Para mí fue un parteaguas muy importante, porque Pablo y yo ya estábamos en proceso de divorcio cuando todo esto sucedió. A mí si me agarra muy desprevenida, porque no tenía nada planeado”, confesó la empresaria. Ana aseguró que antes del problema legal de Pablo, ya habían enfrentado grandes pruebas juntos: “Ya habían pasado situaciones en nuestra pareja que ya nos había llevado, sobre todo a mí, a tomar esta decisión, fueron situaciones con las que yo ya estoy bien tranquila y bien en paz, por cualquier cosa que se pueda decir al respecto, ya la sanamos”, reveló.

Ana Araujo

La decisión de continuar como familia

A pesar de que ya habían acordado la separación, Ana sintió que lo correcto en ese momento era pelear como familia: “Estábamos empezando ese proceso y cuando sucede todo esto, para mí sí fue como: ‘Dios, ¿qué hago?’, pero la verdad es que, al verlo tan tocado a él, no había manera que yo quisiera seguir con ese proceso, entonces dije: ‘Olvídate ahorita de esto, vamos a ver primero lo tuyo’”, recordó la ex esposa del actor. Araujo explicó que no hubiera podido dejar al actor solo en una situación tan compleja: “Yo tomé esta decisión de guardar en un cajón, lo que yo sentí y lo que yo quería y decidir por la familia, estar con él, porque haya pasado lo que haya pasado en nuestra relación, la verdad es que siempre hemos sido muy buenos amigos, entonces no había manera de que yo lo dejara solo”.

Ana Araujo recordó que durante el proceso legal de Pablo ella dudó en sus deseos de separarse; sin embargo, el tiempo y las circunstancias la llevaron a mantenerse firme en esa decisión: “Al empezarlo a ver como esta persona vulnerable, roto, reconstruyéndose, a mí me hizo pensar: ‘¿Será que sí me quiero separar o no?’, pero al final como me decía mi psicóloga: ‘Si en una relación los pilares no están fijos, lo que sea que construyas arriba se va a caer’”, explicó. Fue entonces que, justo a la mitad del proceso legal del actor, decidió pedirle el divorcio: “Nosotros llevamos terapia de separación, llevábamos tres meses de terapia, ya cuando decidimos separarnos. Pasa todo este tiempo, él obviamente se derrumba, pero se empieza a hacer fuerte, porque se hace cargo de su situación y de sí mismo, pasan dos años y yo viviendo una vida bien triste, gris, sola en mi casa, con muchísimo trabajo”, recordó.

Ana Araujo

Su apoyo incondicional en el juicio

A pesar de que habían decidido terminar su relación amorosa, Ana Araujo se convirtió en el principal apoyo del actor durante el juicio en su contra donde ella escribió una carta dirigida a la jueza en la que pedía clemencia por el padre de sus hijos. Durante este episodio, Ana reconoció que durante el tiempo en el que estuvo casada con el actor hizo a un lado sus sueños: “Me casé con una persona que trabajaba en el medio, que tenía una carrera por delante, que le iba muy bien y como que ya no me vi mucho en la necesidad de seguir trabajando, pero siento que ahí me perdí mucho en el camino de nada más dedicarme a ser mamá y no saber ni qué me gustaba. Viví mucho su vida y ahí vino este desprendimiento mío, de ¿dónde quedó esa Ana que quería ser periodista y escribir?, se me olvidó”, confesó.

© ¡HOLA! Prohibida la reproducción total o parcial de este reportaje y sus fotografías, aun citando su procedencia.
Suscríbete a nuestra newsletter. Se el primero en conocer las noticias sobre tus celebridades y miembros de la realeza favoritos y descubre las últimas tendencias en moda y belleza.