Ana Obregón y su hijo

El conmovedor mensaje de Ana Obregón al cumplirse 20 meses sin su hijo

La actriz española recuerda a Álex Lequio con una publicación llena de tristeza

Han pasado 20 meses desde la muerte de Álex Lequio, hijo de Ana Obregón, a causa de un cáncer que padecía, y desde entonces la presentadora española no ha parado de llorarlo en su dolor. Como si fuera poco, su madre, Ana María Obregón Navarro, también falleció el pasado mes de mayo. La también actriz recuerda a menudo lo fugaz que fue la vida de su hijo tal y como lo ha demostrado una vez más con un desgarrador mensaje.

Ana Obregón y su hijo©@ana_obregon_oficial

Al cumplirse una fecha más sin su querido Álex, Ana compartió un vídeo en el que podemos ver distintas imágenes del joven empresario a lo largo de su existencia, el cual va acompañado de una profunda reflexión: “Sería una egoísta escribir que llevo 20 meses muriéndome sin ti. Porque no se trata de mí, aquí yo no soy ni la protagonista ni la víctima. Lo justo sería decir que el protagonista y la víctima eres tú”, empieza su escrito.


“Porque tenías 25 años cuando te diagnosticaron el maldito cáncer. Porque llevas 20 meses sin despertarte cada mañana con esa ilusión inmensa que tenías por vivir, de seguir trabajando incansablemente en la empresa que creaste, de salir con tus amigos a bailar, a divertirte, de crear algún día tu familia y tener los cinco hijos que querías, de ganar dinero para que tu madre ya no trabajara más“, añadió.


Del mismo modo, Obregón reveló cuáles eran los planes que tenía su hijo a futuro y la sensación de inconformidad que le queda al sentir que le arrebataron lo más preciado que tenía.

“Así que hoy solo me salen dos palabras IMPOTENCIA e INJUSTICIA. Porque la vida no quiso cumplir con lo que era justo y por eso estoy enormemente cabreada con la vida. Porque nos arrancó dos corazones de cuajo: El tuyo… Y el mío…”.

Y finalizó con un agradecimiento para las personas que se han solidarizao con su irreparable pérdida: “GRACIAS a tod@s por permitirme compartir mi dolor”.