Julian Gil HOLA! USA
HOLA! USA PORTADA DIGITAL

Exclusiva: La primeras fotos oficiales de la boda eclesiástica de Nicolle Gil e Iñigo Ariño en Madrid

¡No te pierdas las fotos exclusivas del mágico enlace y la entrevista que Julián Gil y su hija nos brindaron en su día más emocionante!

¡Por fin llegó el día en el que Nicolle Gil y su esposo, Iñigo Ariño, celebraron su boda religiosa! La hija del célebre Julián Gil se casó este 10 de septiembre por la iglesia, dos años después de su unión civil el pasado 1 de octubre de 2019. El esperado enlace tuvo que posponerse a causa de la inesperada y dura enfermedad que enfrentó el novio, un cáncer del que afortunadamente salió victorioso.

La novia acudió radiante a este momento tan emotivo del brazo de su padre, enfundada en un maravilloso vestido estilo princesa de la firma Pronovias, con un cuerpo en el que destacaba el escote de corazón y con la espalda descubierta bajo un tul bordado. El detalle más lujoso del vestido fueron las flores abiertas en tres dimensiones, en un glamoroso atuendo de proporciones perfectas que integraba tupidos detalles bordados. El fastuoso vestido finalizaba con una cola capilla rematada con un fino borde festoneado. En el altar, el emocionado novio estaba a la espera de su amada, muy elegante, con un look de la firma puertorriqueña Euromoda.

A momentos de su gran día, conversamos con la feliz novia y con su padre para que nos cuenten los detalles de este entrañable e inolvidable día. Muchas felicidades y… ¡Vivan los novios!

“Con nuestra boda, no estamos solo celebrando nuestro amor, también estamos celebrando la vida. Estoy demasiado feliz” –Nicolle–
HOLA! USA Digital Cover Julian Gil©Hola
Foto: CHEPE @chepejose

HABLAMOS CON LA NOVIA, NICOLLE GIL

Nicolle, ¿cómo está la salud de Iñigo después de la difícil lucha que le tocó enfrentar los últimos meses?

Iñigo está muy bien, recuperado diríamos que casi en su totalidad, en marzo le declararon libre de cáncer, así que comenzamos de nuevo con estos preparativos. Ahora está con sus revisiones cada tres meses, para asegurarnos de que no vuelva a aparecer nada nuevamente.

Cuando tu pareja cayó enferma, en vez de salir corriendo, como sucede muchas veces en la vida, elegiste quedarte a su lado y pelear juntos esta cruel batalla… ¿esa idea de abandonar, pasó en algún instante por tu mente?

¡Jamás, para nada! Esta fue una prueba que a veces a las parejas les llega después de muchos años de estar juntos y a nosotros nos llegó apenas de recién casados por el civil, en octubre de 2020. Eso sí, no te miento, fue bien difícil enfrentarlo. Mi esposo me dijo: “Entiendo si decides no estar a mi lado en este proceso, porque va a ser muy fuerte”. Yo le pregunté que si estaba loco, que lo nuestro era en las buenas y en las malas. Mi esposo es el amor de mi vida, así que jamás lo dudé y fue un reto más en nuestra relación, algo que nos hizo más fuertes durante todo el último año.

HOLA! USA Digital Cover Julian Gil©Hola
Foto: CHEPE @chepejose


¿Dudaste en algún momento que este día tan esperado llegaría?

La verdad es que nunca llegué a pensar eso, estaba tan enfocada en su estado de ánimo, en que él estuviese bien, que para mí lo más importante en esos momentos era que él se recuperara, no pensé en nuestra boda en ningún momento. Para serte muy sincera, durante todo el proceso me mantuve muy positiva. Para mí era muy importante que él estuviera con ánimo, que me viera fuerte para que él estuviera fuerte y tener toda la esperanza para salir adelante. Así que nunca vi que pudiera salir mal de tan positiva como me mantuve, creo que fue una de las claves para que todo fluyera y saliera bien. Pero el proceso no fue fácil, eso también es verdad.

Ahora que llegó tu gran día, ¿cómo te sientes?

¡Estoy tan feliz! Ya que nos enteramos que estaba cancer free, le dije: “¡ahora sí que hay que celebrar!” Con nuestra boda no estamos solo celebrando nuestro amor, también estamos celebrando la vida. Estoy demasiado feliz.



Julian Gil Hija se casa Portada Digital HOLA! USA©Hola
Foto: CHEPE @chepejose


¿Por qué era importante para ti sellar este amor con una boda religiosa?

Para mí era bien importante porque desde chiquita fui a un colegio católico y para mí era muy significativo celebrar nuestro matrimonio de esta manera. También tenía mucha ilusión de caminar junto a mi papá al altar y que él me entregara a esa persona con la que yo iba a pasar el resto de mi vida.

¿Hasta que la muerte los separe? ¡Eso es un gran compromiso!

¡Sí, claro que sí! Si Dios lo permite, claro que sí.

¿Qué es lo que más te ilusiona de este día tan especial?

Celebrar la vida de mi esposo, el poder estar junto a mi mamá, mi papá… Estar con toda la familia, disfrutar de la gente que más quiero del mundo, con eso basta. Creo que todo y más que nada ahora mismo es eso: celebrar la vida.

HOLA! USA Digital Cover Julian Gil©Hola
Foto: CHEPE @chepejose

Con tantos hombres que hay en el mundo, ¿qué tuvo éste de especial para que sintieras que era, efectivamente, el hombre de tu vida?

¿Será por tanto dolor de cabeza que me dio? Mira, con Iñigo fue diferente. Yo tenía ya treinta años, era mucho más madura, y desde el primer día que le conocí yo supe que él iba a ser mi esposo, no me preguntes por qué, sabía que terminaría con él por el resto de mi vida. Fue muy loco, porque nos conocimos en una fiesta y de ahí nunca volvimos a separarnos hasta que él decidió mudarse a España y después regresó a Miami para comprometernos. Creo que desde el primer día lo supe, era un compañero de vida, la complicidad que tenemos como pareja es maravillosa y, al final del día, nos llevamos muy bien. Somos muy compatibles; muy diferentes, pero muy iguales a la vez.

Julian Gil boda de si hija Nicolle Gil Portada Digital HOLA! USA©Hola
Foto: CHEPE @chepejose


Y ahora… ¿vas a buscar tu primer bebé?

¡Definitivamente! Es nuestro primer plan rápido tras la boda y la luna de miel. Es una gran ilusión para mí, además ya voy para los treinta y cinco, así que ya me va tocando la cuenta. Muero ya por ser mamá, es el siguiente paso y, si Dios quiere, para el año que viene en estas fechas ya estará eso en proceso.

¿Por qué elegiste esta iglesia para tu boda?

Elegí la Basílica Pontificia de San Miguel porque de todas las de Madrid, que hay muchas y preciosas, al ir a visitar ésta me llamó mucho la atención que me transportó mucho a mi familia, fue un sentimiento, no sé. Es una iglesia pequeña, cálida y me encantó. Además de su ubicación, para que todos los míos, que vienen del extranjero, puedan sentir un pedacito de lo que es el centro de Madrid también.

¿Cómo elegiste el vestido?

¡Fue una cosa tan rápida! Pensé: verdaderamente, ¿qué importa lo que yo me ponga? Sé que muchas novias pasan días o meses buscando. Yo fui a Pronovias y el mismo día que fui a ver vestidos, elegí el mío, fue muy fácil. Me hicieron tres pruebas para que quedara perfecto. Me encantó el estilo princesa y cómo quedaba en mi cuerpo, resaltaba mucho mi figura, me gustó mucho la pedrería, el encaje y los detalles de florecitas. Estoy utilizando un tocado de María Elena, con una coronita y velo largo y sencillo de tul.

¿Cómo elegiste tu ramo?

El ramo no fue el que elegí en un principio, lo cambié. Es de Moonflower. Había elegido uno de peonías, pero por la temporada que es y las flores no llegaron tan lindas, entonces me fui a algo más clásico, las rosas blancas con algunos detalles de verde.

HOLA! USA Digital Cover Julian Gil©Custom
Foto: CHEPE @chepejose

 


¿Cómo describirías tus alianzas?

Iñigo usará la clásica dorada y yo una de brillantitos. Están hechos en Cataluña, de la firma Clemencia Peris.

La fiesta será a cuarenta minutos de Madrid, en la finca El Campillo, en el pueblo de El Escorial...

También tuve suerte, porque fue el primer lugar que fui a ver. Al llegar, me encantó, me enamoré, el lugar es tan bello y como tiene tanto exterior, por el tema del COVID, lo vi perfecto. Además, una de las dueñas era puertorriqueña y eso me gustó también.

¿Qué consejo te dio tu papá para este día?

Desde el principio, cuando retomamos el tema y decidimos hacer la boda en España, él me dijo que la decisión la parecía acertada y que lo único que me pedía era que disfrutara de cada momento sin estrés, celebrando nuestro amor, y que eso era lo más importante.

HOLA! USA Digital Cover Julian Gil©Custom
Foto: CHEPE @chepejose

 Conversamos con el padre de la novia

Julián, ¿cómo has vivido estos días junto a tu primogénita en Madrid?

Feliz, contento, con mucha ilusión… Mi hija es uno de los proyectos más importantes de mi vida, verla cumplir su sueño de llegar al altar, de poder crear su propia familia y yo, poder ser parte de esto, está siendo muy lindo. Es una mezcla de sentimientos, de alguna forma quiero que llegue ya el momento. Vinieron alrededor de cincuenta personas desde muy lejos, un momento muy hermoso para juntar a tantos miembros de la familia que vienen de diferentes países y que no vemos con tanta frecuencia.

Después de ver sufrir mucho a tu hija por la enfermedad de su esposo, debe ser aún más bonito verla tan feliz...

Es una gran doble celebración, su boda y la vida de él, que esté sano tras el cáncer tan fuerte que le atacó, algo que además los unió mucho como pareja, que les fortaleció muchísimo, seis meses de lucha contra el cáncer, con la quimioterapia, en medio de la pandemia, encerrados… Fue todo muy fuerte, pero de alguna forma eso les unió aún más y ahora se sienten más fuertes que nunca. Estamos todos, toda la familia, muy felices por ellos.

¿Qué crees que vas a sentir cuando llegues con ella al altar del brazo?

Mira que he vivido momentos en mi vida donde los nervios me han traicionado y creo que este va a ser uno de esos en los que no me voy a poder controlar. Recuerdo momentos muy emocionantes junto a ella: el verla nacer, cuando cumplió quince años y ahora verla y llevarla por esa alfombra hacia el altar, para mí va a ser demasiado emocionante, soy muy llorón. Lo bueno que los hombres no tenemos que maquillarnos (risas).

¿Cierra esto un ciclo en tu vida?

Más que cerrar un ciclo, creo que es una pequeña graduación para mí. Uno de los retos más grandes de mi vida ha sido criar a mis hijos y aprender de ellos, de los tres. Más que cerrar un ciclo, pienso que se abre otro en el que empezaré a disfrutar de la vida de mi hija como mujer casada, por quien tuve que volverme un hombre de la noche a la mañana al nacer cuando yo tenía quince años, y disfrutar de su vida en esta nueva etapa, los posibles nietos que vengan, etc. En ese sentido, estoy bien contento. Es una pequeña graduación para su mamá y para mí, el sentir que la hemos educado con buenos valores. Que mi hija sea como es, es una muestra de que algo hicimos bien con ella.

“Me encantaría que sea ella [Valeria] quien agarre al vuelo el ramo de mi hija” –Julián–
HOLA! USA Digital Cover Julian Gil©Hola
Foto: CHEPE @chepejose


Tu hijo Julián acaba de comprometerse… ¿Tienes miedo de que tu novia, Valeria, se emocione ante tanta boda y te diga que ustedes son los siguientes?

Eso se lo tienes que preguntar a ella. Y obviamente, si eso pasara, si ella me lo pidiera, le diría obviamente que sí. Podría pasar, ¿por qué tiene que ser siempre el hombre quien lo diga primero?

Este es otro momento clave en tu familia marcado por la ausencia del pequeño Matías. ¿Cómo estás llevando eso?

Claro que me encantaría que estuviera, pero fíjate que hay tanto y tanto amor, y tanta familia unida, que aunque desearía que estuviera, por razones obvias y motivos que todos conocemos, no estará. Pienso que ya tendré momentos para disfrutar con él cuando crezca para vivir juntos emociones así.

¿Te gusta la idea de vivir la boda de tu hija al lado de Valeria?

Sí, aunque siento que ella está más nerviosa que Nicolle (risas).

¿Tu hija le entregará el ramo a Valeria?

No sé, pero a mí me encantaría que lo agarre ella, a ver qué pasa…

HOLA! USA Digital Cover Julian Gil©Hola
Foto: CHEPE @chepejose

 


Suscríbete a nuestra newsletter. Se el primero en conocer las noticias sobre tus celebridades y miembros de la realeza favoritos y descubre las últimas tendencias en moda y belleza.