Alhaja

Joyero 'ungendered', el fenómeno por el que no solo compartirás la camisa blanca con el armario masculino

Cada vez más firmas de joyería con sello español se decantan por diseños unisex alejados de la estética sencilla que confirman que los límites del armario masculino y femenino se difuminan

Por Elena M.Medina

Los límites del armario masculino y femenino son más difusos que nunca. Las prendas tradicionalmente vinculadas a los hombres están ampliamente aceptadas entre las mujeres, y al revés. La sastrería no entiende de géneros, tampoco el calzado o o los bolsos, un complemento que firmas tan codiciadas como Telfar proponen pensando también en el interés del público masculino más allá de la riñonera. La afición de la industria por etiquetar cualquier cambio de paradigma ha llevado a que esta concepción de la moda sea bautizada como genderless o ungendered, es decir, sin géneros. Y la tendencia se traslada también al ámbito de la joyería. Se acabó la sencillez estética del joyero masculino, con sellos, brazaletes y collares como opciones recurrentes, los diseños más especiales ya no solo convencen a las mujeres. Algo que, por otro lado, no es precisamente novedoso. "La joyería para el hombre no es un fenómeno nuevo. El Egipto faraónico con el uso de pectorales en hombres, el reinado de los Tudor en cuyos cuadros vemos a los gobernantes decorados con perlas y oro, las monarquías versallescas francesas muestran un uso por igual entre ambos sexos. Incluso en periodos y cortes que consideramos como austeras la presencia de la joyería es clave en la representación del poder: Felipe II y su corte del Escorial conjugaban el negro con la joyería de oro traída de las Américas, que sobre le fondo negro brillaba con aún mayor lujo", explica Eduardo Sánchez director de la escuela de moda del Instituo Europeo de Diseño (IED) de Madrid, acerca del peso de las joyas como símbolo de estatus entre los hombres. 

Harry Styles

El efecto 'Harry Styles' en la firma española Alhaja

Ahora, cuando Harry Styles aparece en una alfombra roja con un vistoso collar de perlas o cuando Asap Rocky subvierte la imagen del rapero estereotipado cambiando los cordones de oro por finos collares de perlas o gargantillas de aspecto vintage, los medios especializados amplían la lupa en este accesorio poco habitual en los looks masculinos convencionales. Quizá nunca veamos a Chris Hemsworth o Leonardo DiCaprio con un choker de diamantes, pero los nuevos iconos de estilo convertidos en referencia para muchos jóvenes sí se adentran en ese armario neutro, todavía en construcción. En España, muchas firmas de joyas y bisutería apuestan por ofrecer diseños ungendered y en sus campañas aparecen tanto hombres como mujeres luciendo sus piezas. Quizá el ejemplo más conocido sea Biis, una marca fundada en 2016 por los diseñadores Ruben Gómez y Sara Lasry que se inspira en objetos cotidianos, como un chip o la chapa de una lata, para crear piezas unisex y para todas las edades (el ageless es otro melón que la moda se resiste a abrir de verdad). Otro sello de reciente creación que se define como ungendered es Alhaja, lanzada en 2019 por María e Irene. Ambas recuerdan que durante muchos siglos las joyas no tuvieron género. "Realmente las joyas no han tenido genero durante muchos años y los hombres en nuestra cultura se han 'decorado' también con ellas. Es hora de recuperar esto, y que hombres y mujeres puedan compartir joyero como comparten una camisa de algodón o una sudadera para estar en casa". Respecto a los modelos preferidos por los chicos, señalan que aunque "en general todos nuestros diseños son comprados por hombres y mujeres indistintamente, ellos compran más perlas. Para nosotras ha sido algo inesperado de hecho, conocíamos esta tendencia en iconos famosos, pero no pensamos que pudiera ser algo tan aceptado todavía en el mercado". ¿Estamos ante el "efecto Harry Styles"? 

- La nueva generación de mujeres que quiere cambiar la moda (y belleza) española

Alhaja firma de joyas

Nada es lo que parece con Jane Bardot 

Llegados a este punto cabe preguntarse, ¿cuándo se convirtió la joyería en algo estrechamente vinculado al vestuario de las mujeres? Según Eduardo Sánchez, director de moda del IED, "es quizás tras el fin del absolutismo y de forma gradual a lo largo del siglo XIX y la entrada al XX cuando el uso igualitario en las clases altas empieza a declinar, la joyería masculina comienza a simplificarse hasta convertirse en los elementos que hemos conocidos como clásicos durante el siglo XX". En Jane Bardot, una marca de joyas made in Madrid fundada por María Blanco y Diego Rivera en 2019, también buscan recuperar ese joyero genderless. Sus propuestas reflejan originales efectos visuales y juegos de diferentes perspectivas: "Son diseños donde nada es lo que parece a primera vista, como pueda ocurrir con el trampantojo de una calle. En ocasiones hay que mirar dos veces para saber si lo que tienes delante es un pendiente o en realidad ese pendiente se ha convertido en un anillo. El proceso de transformación de un objeto clásico en algo completamente nuevo es divertido e intento aplicar el concepto remix a la joyería", explican desde la firma a FASHION. Los diseños sin género que proponen son algo intrínseco a su visión del mundo, no solo de la moda: "La educación que recibimos desde niños o los códigos culturales del lugar en el que vivimos condicionan nuestra forma de vestir, deciden por nosotros qué puede llevar un hombre, qué es femenino y qué no puedo ponerme como mujer. Es realmente absurdo. ¿Por qué un hombre no puede llevar un collar de perlas sobre un jersey de cuello alto negro? ¿O por qué una mujer no puede decidir con qué sentirse guapa, atractiva o simplemente más cómoda? El intercambio forma parte del remix", puntualizan. 

Jane Bardot

'TwoJeys', los diseños unisex que se agotan en tiempo récord

El potencial de este tipo de piezas está más que claro para los fundadores de TwoJeys, la marca de joyas que Biel Juste y Joan Margarit crearon en 2019 después de un inspirador road trip de Las Vegas a Palm Springs. Como ocurre con muchas firmas independientes que no producen en masa, al principio muchos fabricantes y proveedores rechazaron trabajar con ellos porque no les resultaba rentable producir pocas unidades. Entonces, un taller familiar de Barcelona salió en su ayuda. "Conseguimos que vieran todo el potencial que sabíamos que tenía la marca y en lo que se podía llegar a convertir. A día de hoy, seguimos trabajando codo con codo y se ocupan del control de calidad, de pulir y darle nuestro sello personal a cada una de las joyas. Aun así, es cierto que la producción la hemos tenido que hacer en una fábrica más grande para poder abarcar con toda la demanda y tener stock disponible para todos nuestros clientes", cuentan los fundadores de Two Jeys a FASHION. Desde el primer momento, la acogida ha sido más que positiva, llegando a agotar su primera colección dos días después de lanzarla a la venta. "Creemos que el mundo de las joyas está demasiado polarizado entre algo muy delicado, extremadamente femenino en chica y piezas más duras, al estilo motero para chico. Nuestra propuesta es algo unisex, con un toque rebelde pero que no haga diferenciación en lo que es femenino o masculino". Añaden que alejarse del mercado saturado de hoy en día ha sido siempre su objetivo principal: "No queremos ser una marca convencional dentro de este mercado tan masificado, TwoJeys va mucho más allá, tenemos diseños más minimalistas como nuestros best sellers o colecciones más cañeras y urbanas como SMILEY". Con la vista puesta en el plano internacional, desde TwoJeys nos adelantan que 2021 será un año "lleno de novedades y colaboraciones a escala mundial". De momento, su próximo lanzamiento será su primera colección de pendientes. 

Joyas Two Jeys

¿Tendencia anecdótica o cambio?

Desde el buscador de moda Lyst arrojan algunos datos en dirección al joyero ungendered. Tal y como explican desde la plataforma, las búsquedas de "relojes unisex" se han disparado un 45% en los últimos tres meses. Las mujeres, según Lyst, se interesan por diseños clásicos de esfera ancha, creciendo un 153% el número de visitas a estos diseños, "que tradicionalmente hubieran sido comercializados para hombre", puntualizan desde Lyst. Además, aseguran que los usuarios masculinos han buscado relojes de 38 mm o de tamaño más pequeño (149 % más) y con gemas (146 %). Solo el tiempo podrá confirmar si este cambio de tendencia responde a algo coyuntural en un momento donde la pasarela (con firmas como la española Palomo Spain) y la alfombra roja han multiplicado la visibilidad de las creaciones que redefinen lo masculino vs femenino para englobarlo en una misma categoría, o si la joyería volverá a recuperar de manera definitiva el papel protagonista que, historicamente, ha tenido en el guardarropa masculino.

Asap Rocky

Más noticias sobre:
Últimas Noticias
Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen:



Para Comentar Registrese